;

El edificio Mjøstårnet en Noruega se convierte en la torre de madera más grande del mundo

Mjøstårnet en Noruega la torre de madera más grande del mundo

11 de Abril, 2019

Construido con madera contralaminada (CLT), el edificio Mjøstårnet se consolida como el más alto realizado en madera del mundo gracias a sus 85,4 metros de altura. Diseñado por Voll Arkitekter, se emplaza en Brumunddal, una pequeña ciudad en el centro de Noruega que cuenta con una gran industria forestal y de procesamiento.

Mjøstårnet de Voll Arkitekter en Brumunddal, Noruega, ha sido confirmado como el edificio de madera más alto del mundo por el Council on Tall Buildings and Urban Habitat (CTBUH). Con los 85,4 metros de altura de su torre, se construyó con madera contralaminada (CLT), un material pionero que permite a los arquitectos construir edificios altos con madera sostenible.

Ha obtenido el título del edificio de madera más alto del mundo desbancando a Brock Commons Tallwood House en Vancouver, de 53 metros de altura, que tiene una estructura híbrida de madera y hormigón. Treet en Bergen, Noruega, que tiene 49 metros de altura, solía ser el edificio construido completamente en madera más alto hasta que Mjøstårnet fue terminado en marzo de 2019.

Mjøstårnet, el tercer edificio más alto del país, fue diseñado por la noruega Voll Arkitekter para AB Invest. El edificio de 18 pisos de uso mixto contiene apartamentos, el Wood Hotel, piscina, espacio para oficinas y un restaurante.

Mjøstårnet en Noruega: la torre de madera más grande del mundo

El especialista en madera Moelven Limitre, una subsidiaria de Moelven, instaló la estructura de madera del edificio, incluidos los huecos de los ascensores hechos completamente de CLT y las columnas de madera laminada encolada (glulam). El glulam está hecho de madera que se cepilla y luego se pega para formar columnas o vigas, y se puede utilizar en lugar de elementos de hormigón o acero.

CLT y glulam son lo suficientemente fuertes para soportar grandes cargas, y la utilización de madera significa que el carbono absorbido de la atmósfera por los árboles queda atrapado en la estructura de forma permanente. “Lo que más me emociona es que todas las cargas horizontales y verticales en el edificio están siendo manejadas por estructuras de madera”, dice Rune Abrahamsen, director ejecutivo de Moelven Limtre, que proporcionó materiales para el proyecto.

Mjøstårnet en Noruega: la torre de madera más grande del mundo

Mjøstårnet se construyó realizando cuatro pisos a la vez en cinco etapas de construcción. Se usaron un andamio interno y una grúa grande para elevar las secciones prefabricadas y losas de piso a su lugar.

El edificio se emplazó en Brumunddal, una pequeña ciudad en el centro de Noruega cercana al lago más grande del país, y gracias a que cuenta con una importante industria forestal y de procesamiento de madera, los materiales se obtuvieron localmente.

El Council on Tall Buildings and Urban Habitat revisó recientemente sus directrices para reconocer la madera como material estructural en respuesta a lo que describió como un “aumento” en el número de edificios de madera altos en todo el mundo.

Mjøstårnet en Noruega: la torre de madera más grande del mundo

Otras construcciones altas en madera

A medida que las áreas urbanas se vuelven más densas que nunca y que la cantidad de edificios altos que se están construyendo a nivel mundial continúa aumentando, muchos arquitectos han recurrido a CLT y otras maderas diseñadas como un material de construcción más sostenible.

Penda ha diseñado un concepto para una torre residencial y una granja híbrida vertical, y Anders Berensson Architects ha desarrollado una propuesta para una ciudad de 31 rascacielos de madera para Estocolmo.

En el Reino Unido, los arquitectos han pedido al gobierno que exima a CLT de la prohibición de uso de materiales combustibles como los del revestimiento en las construcciones. El material no solo es más respetuoso con el medio ambiente que el acero, sino que también afirma ser de combustión lenta y autoextinguible sin liberar humos tóxicos.

Abrahamsen cree que es probable que haya una construcción de madera que rompa la barrera de 300 pies (unos 91 metros) dentro de cinco años, y, de hecho, ya se ha propuesto una torre de madera de 1148 pies (350 metros) y 70 pisos en Tokio.

Eso agradaría inmensamente a Abrahamsen, ya que comenta que Mjøstårnet fue construido en gran parte para ayudar a otros contratistas a ver qué se puede hacer. “El aspecto más importante de este edificio”, dice Øystein Elgsaas, un socio de Voll, “es mostrar que es posible construir edificios de madera grandes y complejos, y de esa manera, inspirar a otros a hacer lo mismo”.


Escrito originalmente por India Block para Dezeen y por Meaghan O’Neill para Arquitectural Digest

Fotografías cortesía de Moelven y Øystein Elgsaas

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Desarrollan paneles industrializados para el primer condominio construido íntegramente en madera en Concepción

  • DJA presenta un pabellón triangular de mimbre con estructura de madera en Francia

  • Marcela A. Vidal Vega: “La madera, alternativa real como material sustentable en la construcción verde”

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »