;

18 de Octubre, 2018

Innovación chilena: nueva madera termotratada ya se exporta al extranjero

Hace cuatro años Topwood comenzó a producir un tipo de madera que, mediante un innovador procedimiento, absorbe 50% menos de agua y adquiere mayor durabilidad sin el uso de protección. Hoy esta innovación chilena está siendo exportada con éxito, con una amplia presencia en Oceanía.

Fue a sus 55 años que Luis Decap, ex Gerente de Masisa y actual Gerente general de Topwood, tuvo el difícil desafío de reinventarse. En ese momento, Decap puso sus ojos en el potencial de la modificación térmica de la madera, comenzó a crear este mercado desde cero y se atrevió a implementar esta nueva tecnología en Chile.

Desde 2014 que esta empresa valdiviana produce y comercializa madera termotratada, un producto inédito en el mercado chileno que permite generar valor agregado a los recursos forestales.

El proceso de modificación térmica consiste, básicamente, en ingresar madera seca en una cámara de acero inoxidable. Es ahí en dónde se somete por hasta 33 horas a intervalos de altas temperaturas, llegando hasta los 220Cº en un ambiente de atmósfera controlada.

Esto permite modificar la madera a nivel químico logrando potenciar sus cualidades. La madera que se obtiene a partir de árboles de rápido crecimiento tiene una baja durabilidad y mediante este proceso se transforma en madera durable. Además, el hecho de que absorba menos humedad significa que se reducen los problemas de postventa debido a problemas de alabeos.

Topwood ha realizado este proceso particularmente con el pino radiata, el que tiene una  durabilidad de al menos 25 años sin pudrirse y sin el uso de protección. Tiene, además, una alta estabilidad dimensional, lo que significa que absorbe al menos un 50% menos humedad que la madera sin el termotratamiento. También, se caracteriza por su color más tostado y por tener una humedad de 4%-8%.

“Nosotros estamos convencidos del enorme valor agregado que significa tomar una madera chilena de rápido crecimiento pero de baja durabilidad y mediante un proceso 100% amigable con el medio ambiente —ya que no usamos químicos— convertirla en una madera que dura al menos 25 años sin podrirse y que tiene una alta estabilidad dimensional reduciendo de esta forma los problemas de torceduras e hinchamiento”,  explica Nicolás Decap, Gerente comercial de Topwood.

Pero este nuevo mercado tenía más sorpresas. Al momento de analizar el potencial de esta tecnología, Luis junto a su socio e hijo Nicolás, se dieron cuenta de que la oportunidad de desarrollo no solamente se encontraba en Chile sino que también en el extranjero.

La barrera de la exportación era una muy difícil de cruzar debido al proceso de exportación que tiene muchas aristas: desde regulaciones fitosanitarias hasta aspectos administrativos tanto en Chile como en el país de destino. Esto sin contar los temas logísticos relacionados con el envío de la mercadería fuera de Chile.

Pese a ello, en Topwood se fijaron el objetivo de comercializar internacionalmente este producto y gracias al apoyo de ProChile llegaron a diferentes mercados.

“Pudimos participar en rondas de negocios en Chile con empresas extranjeras y postulamos a fondos para viajar a reuniones de negocios con potenciales clientes en Argentina, Colombia, Brasil y Australia”, agrega Nicolás Decap.

Finalmente, en el mes de junio de este año, Topwood logró despachar su primera exportación de pino termotratado al mercado de Nueva Zelanda, en donde esperan seguir expandiéndose.

El siguiente paso lo dieron en Australia, donde luego de casi 11 meses de conversaciones técnicas y económicas pudieron cerrar la primera exportación de pino termotratado chileno.

“Fue un proceso extenuante de muchos cambios y adaptación donde fue clave el estudio que hicimos de las normativas de construcción del país, el que nos permitió entender realmente qué es lo que buscaba nuestro cliente”, afirma el Gerente comercial de Topwood.

A pesar del éxito que esta empresa ha tenido en el extranjero, en Chile todavía sigue siendo desconocida.  “Hay muchos arquitectos que no conocen nuestro producto ni sus atributos, los que son bastante útiles para ellos, ya que les ayudaría a reducir los problemas de postventa en la construcción de terminaciones en madera”, cuenta Nicolás Decap.

Es por esto que Topwood apunta, en este minuto, a seguir difundiendo su producto para así lograr posicionarse en Chile como un material de calidad referente en la construcción de revestimientos, cielos, pisos, terrazas y tejuelas de madera.


Escrito por Paloma Ávila

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »