;

16 de Abril, 2018

Aislantes de madera: duraderos y amigables con el medioambiente

Con el objetivo de mantener el calor interno de las construcciones, pero también ser una alternativa sustentable, se han desarrollado diversas soluciones de aislamiento en base a madera o como complemento a ésta, y la factura local ya se posiciona en el mercado.

Son colchones que están fabricados únicamente con raíces y permiten que un panel de madera quede aislado de manera térmica, acústica y del fuego. Eso es Rootman, un aislante 100% natural de fabricación chilena y patentado mundialmente, una iniciativa nacional que se constituye como una alternativa sustentable a los tradicionales poliestireno, fibra de vidrio o poliuretano.

Rootman está elaborado a partir de raíces de avena y cebada y solo se necesitan 10 días para fabricar estos “colchones” aislantes que permiten ahorros de cerca de un 50% en gastos relativos a calefacción junto con alcanzar una alta resistencia. “Nuestro producto presenta alta resistencia a las llamas, lo que en esta época se valora muchísimo. Si un tabique tradicional demora quince minutos en quemarse, con nuestro colchón radicular tarda más de 60 minutos. Esto se debe a la composición de las raíces y a que el oxígeno no está fácilmente disponible para generar la combustión”, explica Rodrigo Cancino uno de los fundadores de la marca.

Foto_Reportaje_Aislantes-de-madera-2

Además de Rootman, en el mercado se encuentran otros aislantes naturales que favorecen la eficiencia energética, como la celulosa proyectada, un novedoso material que se obtiene del reciclaje del papel, tratado con ácido bórico, y que se arroja con una manguera.

Este aislante tiene una densidad media de 45 a 60 kg/m3, cubre la totalidad de la superficie donde se aplica y otorga un gran aislamiento térmico y acústico. De hecho, este último puede alcanzar los 55 decibeles y a nivel de calor tiene una gran capacidad para almacenarlo. De ahí deriva su amplio uso en Estados Unidos y países nórdicos.

Otra de las ventajas de este tipo de aislante es que, en comparación con materiales sintéticos, tiene un precio altamente competitivo.

Foto_Reportaje_Aislantes-de-madera-3

Además de los anteriores sistemas, también es posible generar aislación a partir de otros materiales como el bambú, o la arcilla, esta última permite construir paredes sin que sea necesario agregar aislantes térmicos adicionales, lo cual podría llegar a complementar una construcción hecha en madera.

Por otro lado, también aparece la alternativa de aislación en las construcciones a partir de fibras provenientes de vegetales, como la paja que se puede aplicar en forma de paneles, o el cáñamo, que tiene una alta conductividad térmica y capacidad de absorción de los sonidos, debido a su densidad y porosidad.

Y al hablar de aislación acústica una variable es trabajar con plantas como la Miscanthus, una hierba bastante resistente con la que también se pueden fabricar bloques aislantes, del ruido principalmente, para instalarlos entre dos paneles de madera.


Imágenes: Rootman

NOTICIAS RECIENTES

  • Estudio propone mejoras a la seguridad contra incendios en estructuras de madera

  • CH-Bioforce revoluciona la producción de materiales biológicos

  • De estudiante a profesor: el paso del chileno Gerardo Armanet por el Wood Program de Finlandia

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »