Juan Acevedo: “Las escuelas de Ingeniería están llenas de talentos, pero la enseñanza es muy restringida”

31129186004_603ca0e558_k

El presidente del Concursos de Ingeniería y Construcción Civil habla de las tareas pendientes para cambiar en la enseñanza de su disciplina.

Durante años Juan Acevedo fue el único ingeniero presente en el jurado del Concurso de Arquitectura de la Semana de la Madera. Era quien revisaba la viabilidad física de los proyectos: “Al concurso de arquitectura llegaban proyectos espacialmente muy sólidos, pero que estructuralmente no eran factibles, entonces había que evitar que el concurso se convirtiera en puros ejemplos de plasticidad no real”.

-Ahora, cuál es tu opinión de la breve vida del Concurso de Ingeniería y el debutante de Construcción Civil. ¿Cuál es tu juicio de lo que has visto hasta ahora y hacia qué tipo de búsqueda de soluciones se debiera llegar?

-Mi opinión es buena. Al principio teníamos muchas dudas de que el Concurso de Ingeniería pudiera interesar, básicamente por la naturaleza de los ingenieros, que en general no están acostumbrados a concursar, a diferencia de los arquitectos. Para los arquitectos es más natural exponer sus trabajos y concursar en diferentes áreas. Pero nos sorprendió la cantidad de trabajos que fueron recibidos en el Concurso de Ingeniería el año pasado.

-¿Cuándo las escuelas de ingeniería van a dotar de una preparación en madera a sus mallas curriculares? ¿Por qué demora tanto si es algo tan obvio?

-Una de las razones es que el mercado chileno es pequeño y no existe interés en invertir en investigación y educación. Pero lo que más influye, pienso, es la total desconexión entre la industria y los profesionales de la madera. Es parecido al caso del cobre: somos productores de materia prima, por lo tanto no somos los controladores de nada. Es decir, el mercado internacional nos fija los precios y además nos vende tecnología con nuestra propia materia prima. En madera se genera algo parecido: vendemos celulosa y palos. No vendemos tecnología, MLE, CLT, proyectos, asesorías, montajes, inspecciones, etc. Al punto que en nuestro propio Pabellón de la Expo Milán, el cálculo fue realizado por una empresa en Italia, así como la fabricación y montaje de la misma, teniendo aquí en Chile profesionales que sí pueden desarrollar ese tipo de proyectos.

-¿Percibes tú que los alumnos de las carreras de Ingeniería Civil y Construcción Civil tienen interés en la madera o falta educación al respecto?

-Las carreras de Ingeniería y Construcción están entregando conocimientos obsoletos. Existen ramos que no aportan en nada a la profesión. No han detectado el inmenso mercado que significa preparar a profesionales en el área de maderas. Falta crear ramos más científicos sobre la madera.

-¿Chile tiene el talento para ser realmente innovador en ingeniería en madera?

-Por supuesto que sí. Las escuelas de Ingeniería están llenas de talentos, pero la enseñanza es muy restringida y no está a la altura de los tiempos. Pero contestando derechamente la pregunta, uno puede ser innovador en este sector, pero hay que cambiar los siguientes aspectos de la enseñanza:

1) Que  el ramo de Cálculo y Construcción en madera sea obligatorio en la malla curricular. Idealmente, se debe destinar un año mínimo a la enseñanza de las teorías de Cálculo y Construcción (montaje).

2) Patrocinar una carrera especialista en madera con categoría de Ingeniería Civil.

3) Tener mayor vínculo entre las universidades que imparten las carreras de madera y la industria.

4) Mejor coordinación de las carreras de Arquitectura, Ingeniería y Construcción Civil, de manera que estos profesionales salgan con conocimientos adecuados y complementarios en madera.

NOTICIAS RECIENTES

  • Petro Lahtinen: “De lo que más podemos beneficiarnos es usar la madera sustentable en cualquier producto requerido por la humanidad, y que eso sea beneficioso para el planeta”

  • Investigación optimiza el desempeño estructural y energético de edificios construidos en madera para evitar sobrecalentamiento

  • Centro cultural y hotel sueco destaca como uno de los más altos del mundo construido en madera

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »