Elisa Strozyk, “Quería trabajar con un material natural, auténtico y emblema de muchas tradiciones”

Entrevista_Elisa_Strozik_2016

 

Desde Alemania, esta artista monta cientos de chapitas de madera de hasta 0,6 mm de espesor para crear talas y paños sorprendentemente flexibles. Invitada internacional de la Semana de la Madera 2016, dará una conferencia sobre las nuevas perspectivas del diseño en madera.

A los 18 años, Elisa Strozyk tenía claro el mapa, pero no la pequeña isla donde finalmente desembarcaría. Lo suyo era el arte, la creatividad, el trabajo con la materia, las texturas, la observación de las transformaciones que le imprime el paso del tiempo a los materiales, o los golpes de fuego, de frío.

Por ahí iba la cosa. Se sumergió en el mundo de los textiles. Observó su forma de ser trabajados, su tecnología y su manufactura, y se maravilló con su coloración. Pasó por múltiples academias: Londres, París, Berlín. Fue avanzando por el territorio textil hasta que súbitamente se dio cuenta de que le llamaba la atención cómo se relacionaban los materiales duros con los blandos. Así sumó a su trabajo con textiles la exploración de la madera.

Fue justamente en el curso de un postgrado en la prestigiosa escuela londinense Central Saint Martins donde se aventuró a experimentar con otros medios, en busca de superficies más tridimensionales y ricas en lo táctil. La premisa del programa era desarrollar materiales originales y versátiles, con un fuerte acento en la innovación y la sustentabilidad.

“Me di cuenta de que quería trabajar con un material natural, auténtico y emblema de muchas tradiciones tanto en el arte como en el diseño y la construcción”, cuenta Strozyk desde Alemania, donde reside. “Quería probar algo nuevo y me hice la pregunta de si sería correcto o no meter en un mismo barco los textiles y las maderas, combinando sus técnicas”, agrega.

─¿Cómo fue esa apropiación, primero material y luego espiritual?

No fue algo fácil al principio. La madera es un material vivo y cada pequeño trozo de madera cambia y reacciona distinto, por ejemplo, a la presión, el agua, la luz o la temperatura. Al principio luché con la madera (ríe). Y fue una lucha despiadada, porque fue de tú a tú. Estaba en Londres y no había máquinas ni tecnologías ni herramientas apropiadas para trabajar la madera. Así que tuve que ser y hacer un poco de freestyle.

Tecnica_Elisa_STROZYK_

SU TÉCNICA

Hoy Strozyk confecciona paneles completamente a mano, construidos sobre una base textil, generalmente de lino, sobre la cual monta cientos de módulos triangulares de chapa de madera cortados con láser por ella misma. Es un proceso lento y laborioso, que en ocasiones incluye también el teñido de las diminutas piezas de 0,6 mm de espesor para crear diseños que a ratos recuerdan la estética de la marquetería y otras veces la de los tejidos a telar.

El resultado son verdaderos paños de madera de increíble plasticidad, cuya forma se adapta a cualquier superficie. No solo alfombras, cobertores, manteles, cortinas y hasta luminarias de vocación escultórica. Sus textiles de madera se han proyectado también al mundo de la moda, como materia prima de una colección de vestuario y accesorios diseñada en colaboración con la marca brasileña “Maria Bonita” y compuesta por prendas tan ligeras y móviles como la más delicada de las telas.

Elisa hablará de tecnología, arte y materia el 1º de septiembre en la Semana de la Madera 2016 (Estación Mapocho), donde expondrá en el seminario “Nuevas perspectivas en madera”.

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »