Torre Madera, el escantillón detrás del primer barrio ecosustentable de Chile

Entrevista_Alberto-Mozo

Hizo su debut en la Semana de la Madera 2016 y ahora llegará al Campus San Joaquín de la Universidad Católica para ser sometido a diversos ensayos que evaluarán su desempeño.

El encargo llegó un día viernes, el lunes se compraron los materiales y el sábado ya se estaba realizando el montaje en el Centro Cultural Estación Mapocho.

Se trata de la Torre Madera, un escantillón escala 1:1 que explica la factibilidad del proyecto “Oasis de Chañaral”, el primer barrio ecosustentable de Chile que está llevando adelante el Minvu junto con el Centro UC de Innovación en Madera UC-Corma.

El diseño estuvo a cargo del arquitecto Gonzalo Rodríguez y del ingeniero Sebastián Carcamo, ambos de la Universidad Católica, mientras que la prefabricacion y el montaje fue hecho por Prefabrica Studio Labs, del arquitecto Alberto Mozó, un verdadero laboratorio interdisciplinario y colaborativo que se ha especializado en el desarrollo de sistemas constructivos y prototipos industrializables que permiten la construcción off-site.

“Construir no sólo tiene que ver con un problema de factibilidad técnica –dice Alberto Mozó– sino también con una normativa vigente para estructuras, sismos, vientos, habitabilidad de los espacios, resistencia al fuego, aislación térmica, capacidad acústica, etc. Y este escantillón de alguna forma representaba lo que hoy en día se puede construir y que está dentro de la norma. La Torre Madera, por tanto, es representativa de los sistemas constructivos que permiten que la norma sísmica y de vientos se cumplan, y además demuestra  que la madera tiene un peso ideal para ser prefabricada off-site y luego llegar y montar”, explica.

–¿Qué ventajas tiene una construcción de este tipo?

Principalmente la rapidez. Nosotros levantamos la Torre en seis horas. El montaje se ajustó a los tiempos que habíamos propuesto y eso es un gran beneficio para construcción. La construcción tradicional demora mucho, tiene plazos superiores a un año y la cantidad de eventos  imprevistos que se producen en esa fracción de tiempo es muy alta. Entonces, cuando se reducen los tiempos de construcción, la cantidad de imprevistos es menor.

– ¿Y qué pasa con los costos? ¿Es más barato construir con madera?

Bueno, es que no se trata de construir con madera, sino de construir industrialmente utilizando madera. Es ahí donde se produce la disminución de costos. Si se quiere hoy en día construir con la forma tradicional, los costos en mano de obra no permiten competir en el mercado con el hormigón, por ejemplo, que es prefabricado y tremendamente industrializado. Entonces, tenemos que hacer un tremendo esfuerzo para lograr que la ruta de la madera sea tan ágil como la ruta del hormigón.

–Entonces, construir la Torre Madera ¿habría sido igual de rápido que con hormigón?

Habría sido imposible. La misma torre en hormigón habría demorado más de tres veces su fabricación, habríamos necesitado más viajes de carga y una grúa para levantar carga pesada que tiene un valor mayor por hora. Habría sido mucho más cara y no habríamos podido hacerlo con nuestro presupuesto . Y es que la gran diferencia que tiene el hormigón con la madera es que un cubo de hormigón pesa 2.500 kilos, mientras que un cubo de madera pesa 500 kilos. En este caso, la Torre Madera pesa 1.700 kilos. Si hubiese sido de hormigón, con espesores de losas y muros propios de este material, habría pesado 10 veces más. Además, hay que considerar que mover un mayor peso aumenta los riesgos de accidentes.

– ¿Qué características de la Torre Madera demuestran la factibilidad del barrio ecosustentable de Chañaral?

Primero, hay que entender que la madera trabaja muy bien por compresión pero no tanto en la tracción. Por ejemplo, si tiras un tornillo o un clavo, lo sacas. Entonces, es necesario usar elementos especiales para unir piezas de madera que ofrezcan esa tracción y resistencia. En este caso, la Torre Madera tiene un tensor, una barra que es capaz de conectar de forma continua tres, cuatro o todos los pisos que sean necesarios, lo que le da una gran capacidad de ser traccionada. Entonces, si el edificio se mueve, esta barra mantiene el edificio en su lugar y evita que oscile demasiado. La madera, además, hace una muy buena pareja con el acero, se complementan muy bien. Uno da la compresión y el otro la tracción.

–¿Cuál sería, entonces, la principal ventaja de usar madera?

Primero, construir de forma prefabricada. La madera es óptima para prefabricar y disminuye los costos generales. Al disminuir los costos, las casas pueden ser de mejor calidad, porque dentro del total de los gastos que tiene el construir una casa, el porcentaje de los materiales es menos del 30% y cuando el otro 70% genera problemas de gastos que no estaban programados, los materiales empiezan a ser castigados.

Por otra parte, tenemos recursos y grandes empresas con desarrollo de nivel internacional muy bien organizadas que son capaces de abastecernos de madera de forma constante y continua.

El otro punto es medioambiental, que es tremendamente importante. Un metro cúbico de hormigón produce más de 2.500 kilos de CO2 en el ambiente. Uno de los edificios más altos de Santiago tiene 350.000 metros cúbicos de hormigón. Al construirlo, enviaron una cantidad brutal de C02 a la atmósfera. La madera, en cambio, captura el CO2 y ofrece un bienestar psicológico mayor, es más cálida, más amable.

–¿Y qué va a pasar ahora con la Torre Madera?

Es una estructura que va a ser sometida a una serie de ensayos por parte de la Escuela de Ingeniería de la UC, junto con el Centro UC de Innovación en Madera UC-Corma. Ellos van a utilizar esta torre para hacer ensayos acústicos, de vibración, etc.

NOTICIAS RECIENTES

  • El camino energético y normativo de Chile para lograr edificaciones más sustentables y eficientes

  • LVL: un producto de madera estructural y decorativo con gran potencial de crecimiento

  • Proyectan una torre de madera de 21 pisos con 216 departamentos de alquiler en Vancouver

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »