Jurados, charlistas y expositores se reúnen para proyectar la Semana de la Madera de los próximos cinco años

Noticia-evaluación-SDLM-1

4 de Noviembre, 2016

El pasado 26 de octubre se llevó a cabo una jornada de evaluación de la versión 2016, en la cual también se pudo recoger diversas ideas y propuestas para el futuro del evento. Éstas serán sistematizadas en un documento de trabajo que servirá de base para las nuevas versiones.

Fueron cuatro horas de diálogo y trabajo en el séptimo piso del Centro de Innovación Anacleto Angelini, con jurados, charlistas y expositores que participaron de la Semana de la Madera 2016. Allí, Francisca Lorenzini, gerente de Madera21, expuso los principales resultados y objetivos del evento anual de la madera en Chile.

Uno de sus principales logros fue concebir una serie de ambiciosos seminarios, con destacados exponentes nacionales y extranjeros. “Ahora queremos innovar en el formato, hacerlo más dinámico para que la gente pueda interactuar más”, explica Lorenzini. Y agrega: “Nos sorprendió mucho la acogida de parte de los estudiantes, sobre todo en el seminario de Ingeniería, que pese a ser muy técnico, se quedaron hasta el final e hicieron preguntas muy interesantes”.

“También nos gustaría pensar en un concurso que fuera internacional”, añade Francisco Lozano, presidente de Madera21. “Podríamos extender la convocatoria a estudiantes de otros países”, explica.

Por otra parte, los estudiantes que participaron en los diferentes concursos pudieron expresar sus opiniones mediante encuestas, que dejaron a los organizadores más que contentos: 93% recomendaría el evento a un amigo o volvería a participar en el concurso, pese a la inversión que implica la elaboración de las maquetas y el traslado.

“Ahí tenemos otro desafío, pues este año el 50% de los proyectos presentados fueron de regiones y tenemos que hacernos cargo de lo que implica para esos estudiantes venir hasta Santiago, montar y exponer ante el jurado”, afirma Lorenzini.

Y aunque el premio no parece ser un factor determinante para participar en el concurso, los organizadores acogieron varias ideas interesantes que podría implementarse en los próximos años, como una misión tecnológica, una visita educativa por empresas del sector e incluso viajes nacionales e internacionales para conocer ejemplos destacados.

Otra de las metodologías de trabajo que les gustaría implementar en el futuro es trabajar coordinadamente con los profesores y directores de carrera e involucrarlos en el desarrollo de las convocatorias. “Sería ideal que las universidades pudieran implementar talleres que trabajen la madera en sus mallas curriculares, pero por el momento incluir a los profesores en esta visión conjunto ya es un gran paso y, por qué no, pensar en el desafío de tener concursos que sean interdisciplinarios”, concluye Lozano.

Con todas las ideas recogidas en este encuentro se elaborará un documento de trabajo que servirá de base para el desarrollo de la versión 2017, evaluando la posibilidad de concretizar las propuestas recibidas.

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »