30 de Noviembre, 2016

La lección que dejan las construcciones en madera más antiguas del mundo

Japón, Noruega, Suiza y Estados Unidos destacan con una larga tradición constructiva que ha resistido el paso del tiempo.

La pagoda de cinco pisos del Templo de la Ley Floreciente, en la prefectura de Nara en Japón, es uno de los edificios de madera más antiguos del mundo. Ha soportado el viento, la lluvia, el fuego y los terremotos durante mil 400 años. El análisis de los anillos en el pilar central que sostiene la estructura de 32 metros sugiere que la madera de la cual se hizo fue cortada en 594, y se cree que la construcción tuvo lugar poco después.

En principio, no existen razones para que una construcción en madera no dure, al menos, varios siglos, y esta pagoda bien sirve de recordatorio de la larga historia de la madera como material de construcción. La clave sería, al parecer, un escrupuloso régimen de mantenimiento y reparación.

Como este, existen varios otros ejemplos alrededor del mundo. En Noruega, cerca de 30 iglesias levantadas entre los siglos XI y XIII todavía siguen en pie con su estructura original, si bien los revestimientos exteriores han sido reemplazados.

En Estados Unidos, en tanto, las casas más antiguas datan del siglo XVII y hay más de 100 que aún se conservan. La Casa Fairbanks, por ejemplo, fue construida en 1636 en Massachusetts y ha sido habitada por siete generaciones. Hoy se mantiene como museo y se destaca como la casa de madera más antigua de Norteamérica.

Otras destacan por su técnica constructiva. La casa de la plantación Parlange, en Luisiana, data de 1750 y  fue construida con madera de ciprés sobre cimientos de ladrillos moldeados a mano. También está la Casa Bethlemen en Suiza, que tiene más de 700 años y es considerada una de las más antiguas de Europa, tan antigua como la Catedral de Notre Dame en París.

La Casa Bethlehem pertenece a un grupo de 12 viviendas históricas de la comuna rural de Schwyz, en su mayoría edificadas por familias señoriales acaudaladas. La longevidad de estas casas ha llamado la atención de diversos especialistas, uno de los cuales declaró: “Estas casas han sobrevivido al tiempo porque fueron habitadas y mantenidas. Si una casa deja de ser habitada comienza a desaparecer”, sostuvo el arqueólogo Georges Descoeudres tras varios y cuidadosos estudios (Ver).

La gran lección, entonces, es que sí es posible lograr construcciones en madera que sean tan duraderas como los templos japoneses, aún en territorio sísmico.


Imagen principal: © Time Travel Turtle

Reportaje_construcciones-antigua

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Ver más sobre: 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »