20 de Febrero, 2017

El auge del CLT como nueva solución constructiva

Preferida entre cada vez más arquitectos e ingenieros, la madera ha adquirido una notable relevancia gracias a las nuevas tecnologías. Esta es una de las razones que explican por qué algunos sostienen que estamos a las puertas de la “era de la madera”.

En términos generales, la madera contralminada o CLT es una solusión constructiva que se elabora adhiriendo varias capas de madera, cada una de ellas orientada en ángulo recto respecto de la siguiente. Puede ser prefabricado en paneles de cualquier forma y dimensión, y es mucho más liviano que sus equivalentes en acero o concreto.

El CLT fue introducido a principios de la década de 1990 en Austria y Alemania, y desde entonces su uso ha crecido sostenidamente en aplicaciones residenciales y no residenciales tanto en Europa como en el resto del mundo. Solamente dentro de Europa se desarrollan actualmente más de un centenar de proyectos de gran escala en CLT.

Recientemente, este material ha acaparado la atención de la prensa por diversas razones. Ejemplo de ello son las provocadoras declaraciones a la revista Dezeen realizadas por Alex de Rijke, director de la compañía londinense dRMM, quien señaló: “El CLT es el futuro de la construcción. La madera es el nuevo concreto”.

Semejante opinión se sustenta en las numerosas ventajas que este material presenta frente al acero y al concreto, y que explican el auge de los proyectos basados en esta tecnología.

Proyectos destacados

La torre de madera más alta del mundo se construyó en CLT. Se trata de una residencia estudiantil para la Universidad de British Columbia, en Vancúver, de 53 metros de altura. La edificación fue diseñada por la oficina Acton Ostry Architects y se espera que sea inaugurada este año.

Lo revolucionario en el diseño de este edificio es que fue concebido como una estructura híbrida de madera y concreto: son diecisiete pisos de madera de ingeniería, soportados por núcleos y plataformas de concreto. El piso está conformado por paneles de CLT de cinco capas, apoyados sobre columnas de madera laminada encolada (glulam). Tanto los paneles de CLT como las columnas de glulam van encapsulados en placas de yeso que permiten alcanzar los estándares de resistencia al fuego requeridos.

stadhaus-wt04

En Londres, las miradas se las roba el Stadthaus, en el barrio de Hackney, obra de la oficina Waugh Thistleton. Terminado en 2009, el inmueble de nueve pisos fue considerado hasta hace poco el edificio residencial en madera más alto del mundo. Está construido en CLT y quedará en la historia como el primero de su tipo en incorporar losas y muros de carga íntegramente de madera.

Refiriéndose a esta obra, el arquitecto Andrew Waugh comentó: “Estamos en el comienzo de la era de la madera”.

Ahora es un proyecto en Portland, Oregon, el que promete marcar un hito al otro lado del Atlántico. Denominado “Carbon12”, el edificio de ocho pisos diseñado por la firma estadounidense PATH Architecture contará con vigas y columnas de glulam, además de muros reforzados y pisos en CLT.

El futuro del mercado

Hace poco se anunció que el CLT comenzará a ser fabricado en Estados Unidos, lo que permitirá incrementar su disponibilidad en un mercado donde hasta ahora su distribución sigue siendo minoritario.

Actualmente, la mayor parte de los paneles que llegan al Reino Unido y a Norteamérica son importados de Alemania, Austria y Suiza. Sin embargo, cabe esperar que, en la medida en que crezca la demanda, nuevos fabricantes entren a este prometedor mercado.

NOTICIAS RECIENTES

  • El concurso Obras de Arquitectura enmarcado en la Semana de la Madera 2021 lanza sus bases

  • Museo Taller renueva su propuesta y ofrece nuevas modalidades de asistencia

  • Foglie d’Oro crea suelos de parquet italiano hechos a medida con madera envejecida

OBRAS

Ver más sobre: 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »