Opinion-Jorge-Calderon

Jorge Calderón: “Necesitamos contar con normativa para respaldar nuestras osadías”

Diseñador industrial PUCV.

24 de Abril, 2017

Es posible ver, a través de las diversas publicaciones, –quienes estamos conectados por las diversas redes sociales, tales como linkedin– ver e informarnos de obras nuevas proyectadas, en construcción y futuras que serán construidas en CLT, tanto en Europa y Norteamerica; una cierta carrera por quien construye más alto en CLT., También podemos ver cómo se inaugura de vez en cuando una nueva planta y eso obedece al crecimiento y expectativas del mercado de la construcción en madera.

No es difícil concluir el futuro del sistema constructivo del CLT con las señales que nos dan los sucesos y acontecimientos. Otra forma de ver este fenómeno es poder dialogar con quienes fabrican y ofrecen “soluciones constructivas” basadas en CLT, con aquellos “atrevidos”. Es así como Storaenso nos muestra su empeño en reemplazar cualquier producto actual que está basado en materia primas provenientes de combustibles fósiles y una gran huella de CO2, por “madera”,  este maravillosos material con una carga “negativa” o sin huella y cómo lo están haciendo “hoy”.

Ahora, si nos centramos en el CLT, Storaenso, hoy cuenta con dos plantas operativas en Europa y, de acuerdo con sus proyecciones, en 4 años duplicará su oferta de CLT para el mundo de la construcción. Su producción no maneja stock, cada proyecto es planificado con mucha precisión, aprovechando las maravillas de este sistema constructivo, en su velocidad de producción, en el  montaje… perfecto, su logística, su creciente demanda. Cualquier razón da por resultado sus proyecciones de crecimiento y de otros actores.

Por otra parte podemos ver a XLAM Dolomiti, el más grande fabricante de CLT de Italia, con igual situación: no hay stock, todo a pedido y una precisa logística de producción y montaje de obras, coincidiendo en otros aspectos a pesar de las diferencias de tamaños de ellos. Cerca de un 80 % es fabricado a pedido para clientes que proyectan y construyen con sus tableros, el porcentaje restante son obras que ellos terminan completamente para sus clientes.

Cada uno de estos productores, aumentados por KLH de Austria y otros tantos más como Essepi XXLam de Italia, pero mucho más que una oferta de tableros, ellos ofrecen a sus clientes excelentes desarrollos tecnológicos de “soluciones constructivas”, de vínculos, de herrajes, de montaje, acompañados a la par por los desarrollos de la empresa líder Rothoblaas, y varias otras empresas y que en conjunto ofrecen una excelente oportunidad de soluciones debidamente testeadas por excelentes centros de investigación y desarrollo de Europa y una creciente oferta de transferencia de conocimientos a profesionales de área para aquellos “atrevidos” que osan proyectar y construir con madera y en CLT en especial.

¿Por qué hoy en Chile estos atrevimientos son tan escasos si la oferta tecnológica disponible es tan fuerte y asequible, en este mundo tan globalizado? Tenemos una imperiosa necesidad de contar con “normativa” para respaldar nuestras osadías, tanto en el cálculo como en las responsabilidades de los profesionales involucrados en estas obras

Aun así, es sabido que dicha normativa ─esperada en nuestro país─, todavía no está lista ni opera en Europa. ¿Y cómo lo hacen? Testeando y avalando estos proyectos por ensayos que permitan predecir su comportamiento ya tan bondadoso, como en sismos, en su resistencia al fuego, entre otros.

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • El concurso Obras de Arquitectura enmarcado en la Semana de la Madera 2021 lanza sus bases

  • Museo Taller renueva su propuesta y ofrece nuevas modalidades de asistencia

  • Foglie d’Oro crea suelos de parquet italiano hechos a medida con madera envejecida

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »