Nuevo proyecto inmobiliario apuesta por la madera en el sector de las Termas de Chillán

Noticia-Bosque-Andino

23 de Mayo, 2017

Atendiendo al desarrollo turístico de la zona, tanto para el esquí como para el ciclismo de montaña, Condominio Bosque Andino ofrece una serie de viviendas integrando arquitectura y paisaje.

Para la inmobiliaria Levante, creada en 2015, no había dudas: su primer proyecto inmobiliario tenía que ser de madera. Esto ─entre otras razones─ debido a que la mano de obra del sector de las Termas de Chillán estaba muy acostumbrada a trabajar con este material. Pero ¿era posible hacerlo en un terreno montañoso, de difícil acceso para las máquinas y sin intervenir un privilegiado entorno boscoso?

Ese fue el desafío, desarrollar una oferta de viviendas para compra ─algo inusual en el sector, que abunda en autoconstrucción de cabañas para arriendo─ que se integrara armónicamente al entorno, que fuera moderna y que pudiera potenciar el desarrollo turístico de la zona. Así surgió Condominio Bosque Andino.

“Y funcionó súper bien”, asegura Gabriel Latini, gerente de Levante. “Las siete casas de la primera etapa se vendieron todas cuando llevábamos el 60% de la construcción”, agrega. Ahora están desarrollando la segunda etapa ─con un 50% de avance─ y pronto vendrá una tercera, consolidando así la apuesta inmobiliaria de esta empresa.

Noticia-Bosque-Andino_5

Arquitectónicamente, para el desarrollo del primer condominio optaron por un sistema de construcción modular con paneles prefabricados de Panel Sip que se modulaban en terreno y se ajustaban en el montaje. Para esta segunda etapa, en cambio, quisieron aprovechar las ventajas de la industrialización modulando a través de un software y luego panelizando en fábrica.

Con esto, ya no fue necesario ajustar en obra, reduciendo en un 40% los tiempos de construcción. “Con el sistema anterior, teniendo solucionado el tema de las fundaciones, nos demorábamos ocho semanas en tener la casa con la cubierta instalada. Ahora nos estamos demorando cinco semanas”, explica Latini.

Y para una empresa emergente como Levante ─y para cualquiera en general─, la velocidad de construcción es un aspecto clave que impacta directamente en los gastos operacionales. La calidad de las construcciones, por otra parte, también mejora, debido a que ya no es necesario depender de las competencias que tengan o no los maestros en obra.

Noticia-Bosque-Andino_2

Para esta segunda etapa, el sistema utilizado consistió en un sistema apanelado similar a un mecano de madera con espesor de paneles de 135 milímetros, compuesto por una envolvente exterior de OSB de 11,1 mm y entramado de madera de pino de primera calidad con tratamiento preservante.

El proyecto, en tanto, se basó en la idea de una vivienda bifamiliar de 140 metros cuadrados, en donde dos familias de un mismo clan familiar pudieran comprar la casa y compartir espacios  comunes.

La idea es generar un desarrollo inmobiliario que acompañe el desarrollo turístico que actualmente se está dando en la zona, demostrando que es posible construir en madera de forma rápida y eficiente.

“Actualmente estamos muy enfocados en la industrialización de la construcción. Hemos observado que ese es el camino si uno quiere mantenerse competitivo y, en esa línea, la madera es una solución que corre con ventaja”, concluye Latini.

Noticia-Bosque-Andino_4

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »