1 de Agosto, 2017

Arquitecto japonés crea un espacio comunitario con infinitas combinaciones

A partir de paredes exteriores desmontables y un sistema de tabiques reconfigurables, el espacio puede adaptarse fácilmente a diversas actividades modificando su distribución libremente según se necesite.

Diseñado por el arquitecto japonés Aki Hamada, la “Fábrica de Sustratos Ayase” es un centro comunitario de dos pisos que se constituye como la extensión de una fábrica cerca de la base aérea naval de Atsugi y su objetivo fue transformarse en un espacio polivalente y versátil.

“Esperamos que este lugar sea aceptado por la comunidad local como un lugar donde la gente se reúna, cambiando día a día con la participación activa de varias personas”, explica el arquitecto.

Es por esa razón que Hamada desarrolló un sistema flexible de tabiques y paneles metálicos exteriores deslizables. Así, una mezcla de madera y acero, constituyen una construcción de 290 m2 que en su interior cuenta con paredes ajustables y desmontables.

En la planta baja de la construcción, los paneles interiores cuentan con ranuras y pueden abrirse y cerrarse de acuerdo a las necesidades espacio. Lo mismo ocurre en la parte superior donde además estas estructuras encajan con una red de vigas horizontales de madera.

Reportaje-paredes-removibles--2

Por encima, el techo inclinado queda expuesto, lo que además permite ver que está soportado por vigas diagonales.

Por otro lado, las paredes externas ofrecen un grado similar de flexibilidad. Comprenden dos capas: una capa exterior de paneles de acero semitransparentes que crean franjas con espacios entre medio y una capa interna transparente de paneles de vidrio extraíbles. Así, dependiendo de la luz que se necesite pueden abrirse más o menos.

El arquitecto explica que el diseño fue pensado para mediar entre las fábricas en un lado del edificio y el barrio residencial en el otro. “La casa vecina al sitio tiene una vida cotidiana en la que los miembros de la familia secan su ropa al sol o caminan con su perro”, agrega. Fue esto lo que marcó la decisión combinar un marco estructural de madera con componentes de acero.

Reportaje-paredes-removibles--3

“Junto con el cliente pensamos en cómo este espacio debía levantarse junto a un escenario tan cotidiano del barrio”, afirma Hamada. “Como resultado, surgió la imagen de una construcción abierta de estructuras de madera que media la relación entre una fábrica y una casa”, señala.

Aki Hamada también trabaja desde 2014 para el estudio Team Lab Architects en Tokio, pero fundó su propio estudio Aki Hamada Architects para poder trabajar en proyectos personales al mismo tiempo. En 2017 terminó la construcción de la Fábrica de Sustratos Ayase.


Publicado originalmente por Amy Frearson para el medio Dezeen.com

NOTICIAS RECIENTES

  • El concurso Obras de Arquitectura enmarcado en la Semana de la Madera 2021 lanza sus bases

  • Museo Taller renueva su propuesta y ofrece nuevas modalidades de asistencia

  • Foglie d’Oro crea suelos de parquet italiano hechos a medida con madera envejecida

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »