27 de Noviembre, 2017

Con madera de alta tecnología construyen la nueva piscina de un colegio en Inglaterra

Utilizando paneles prefabricados de CLT y Glulam, el estudio de arquitectos Hawkins\Brown diseñó y levantó en un año este nuevo edificio como parte de un plan de desarrollo para un establecimiento educacional.

Recientemente el City of London Freemen’s School inauguró un edificio para la nueva piscina que beneficiará a toda la comunidad escolar. En él, la madera adquiere un rol fundamental quedando expuesta y complementando, además, la vista al bosque de los alrededores de esta construcción.

El proyecto se ubica en el condado de Surrey, Inglaterra, y fue desarrollado por el estudio inglés de arquitectos Hawkins\Brown, quien eligió materiales y métodos de construcción para complementar el entorno natural del edificio.

“La nueva piscina de Freemen’s School es un refugio acogedor que interactúa con el entorno de bosques, mediante el uso de materiales naturales y combinaciones de colores”, explica Adam Cossey, socio de Hawkins\Brown.

Así, la estructura principal se compone de marcos construidos con madera laminada encolada (Glulam), un material de alta tecnología que, a partir del encolado, une varias láminas de madera de forma paralela.

Reportaje_Piscinademadera3

Para reforzar la estructura en Glulam, los arquitectos decidieron incorporar paneles de madera contralaminada (CLT), un material similar al Glulam pero más resistente. Además, sus capas están unidas de manera cruzada, en ángulo recto.

La madera de alta tecnología que se utilizó tiene perfectas terminaciones, lo que permitió dejarla expuesta y tratada con un tinte blanco para que el grano permanezca visible.

Además de proporcionar un acabado cálido y natural que hace eco en los árboles que rodean el edificio, las superficies de madera son robustas, térmicamente aislantes y resistentes a la corrosión.

“Las columnas de madera y los amplios ventanales que rodean la construcción ofrecen vistas directas desde el agua hasta el bosque, dando la sensación de nadar entre los árboles”, afirma Cossey.

Por otro lado, los bordes de los marcos de madera están desplazados y escalonadas a lo largo del edificio para crear un techo de forma dinámica, con su punto más alto en una esquina, indicando así la ubicación de la entrada principal.

Reportaje_Piscinademadera2

La piscina cuenta con seis carriles de 25 metros de largo y con vestuarios y un espacio multiuso para realizar clases y eventos.

Este nuevo edificio reemplaza la piscina original, que fue destruida por un incendio en 2014, y la reubica quedando al lado de las instalaciones deportivas existentes. Además, para generar mayor integración con el espacio y el paisaje, parte de la construcción se encuentra bajo tierra.

Otro de los elementos que destacan en el proyecto es el método de construcción que permitió que la estructura fuera prefabricada fuera del lugar y luego ensamblada en poco más de tres semanas. Esto significó que todo el proyecto, desde el diseño hasta la finalización, tardó solamente un año.

Hawkins\Brown diseñó la piscina como parte de un plan de desarrollo para este colegio, donde el estudio de arquitectos ya completó una escuela de música y un internado que combina ladrillos y paneles de madera.

La finalización de este proyecto marca la segunda fase de este plan de desarrollo de cuatro etapas, que también contempla, en el futuro, la renovación del histórico edificio principal, la creación de un nuevo patio de recreo y la mejora de los jardines.


Publicado originalmente por Alyn Griffiths para el medio Dezeen.com

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »