Llega al mercado Innovadora zapatilla hecha con pulpa de madera

Foto_Reportaje_Zapatillas-eucalipto

5 de Abril, 2018

La marca Allbirds, que ya ha vendido más de un millón de pares de zapatillas, utiliza madera eucalipto para fabricar una fibra que luego es tejida para dar vida a las telas. Pero además, incorpora otros materiales sustentables, como cordones hechos en base a botellas de plástico recicladas. Así ofrece un producto cómodo y que genera la mitad de la huella de carbono que una zapatilla común de algodón.

Tim Brown, jugador de fútbol de la Copa Mundial de Wellington, Nueva Zelanda, y Joey Zwillinger, director de una empresa ecológica de algas y productos químicos, se conocieron a través de sus esposas hace un tiempo y observaron una tendencia a la informalidad en el lugar de trabajo. Así pensaron: zapatillas tejidas con lana. “Este fue el primer zapato que hicimos”, recuerda Brown.

Desde que lanzó su primer modelo, en 2016, su empresa, Allbirds, ha vendido más de un millón de pares de zapatillas de origen sostenible. “La lana es esta fibra milagrosa que regula la temperatura y elimina la humedad”, afirma Brown. Últimamente, Allbirds se ha convertido en el zapato de los millennials y tecnólogos, que admiran su elegancia en el lugar de trabajo. “Pasamos por múltiples interaciones para llegar a la zapatilla más simple que pudiéramos imaginar”, explica.

Foto_Reportaje_Zapatillas-eucalipto-2

Y ahora el último zapato de Allbirds está hecho de plantas. Cuando la luz de la mañana golpeó algunos grandes filodendros en las ventanas de sus oficinas, Brown y Zwillinger se reunieron en una sala de conferencias para admirar el nuevo producto: una zapatilla deportiva llamada Tree, que está tejida, casi por completo, con fibra hecha de pulpa de eucalipto.

“Esta fibra es uno de los materiales más sustentables del planeta”, señala Zwillinger, acariciando la tela, que es fresca, sedosa y tejida en malla. Esta nueva zapatilla viene en dos versiones: una “corredora”, que se amarra y otro modelo de baja altura que recuerda a un mocasin.

El eucalipto se cultiva, sin riego, en Sudáfrica (los zapatos se fabrican en Shenzhen, China) y produce una tela ideal para el verano, cuando el calzado de lana gruesa puede ser incómodo.

“Esto parece una zapatilla que ha sido desenterrada de una aldea en el Ártico”, dijo el jefe de diseño de la empresa, Jamie McLellan,  mientras recogía un prototipo de Tree manchado y arrugado. “Pero fue el primero en que nos dimos cuenta de que podíamos tejer la fibra y, probablemente, haya otros cincuenta prototipos después de eso”, señala Brown.

Foto_Reportaje_Zapatillas-eucalipto-3

La versión final de Tree tiene cordones fabricados con botellas de plástico recicladas y una plantilla derivada de semillas de ricino. Para crear el tejido de eucalipto, la pulpa de madera se disuelve en un baño no tóxico que la convierte en mechones de fibra vellosa, llamada Tencel.

“El proceso requiere el cinco por ciento del agua utilizada para el algodón y genera, aproximadamente, la mitad de la huella de carbono”, explica Jad Finck, vicepresidente de innovación y sustentabilidad. La fibra se teje en una tela que es más airosa que la tela de lana merino. “Queremos que las personas que no saben nada sobre los materiales puedan decir: ‘Oh, sí, ¡ese modelo se parece a un suéter!’”.

Tradicionalmente, la parte difícil de vender zapatos, incluso aquellos que no están hechos de madera, se está adaptando bien. Allbirds hace la mayor parte de su negocio en línea, y no ofrece tallas medias, por lo que sus productos deben adaptarse a más pies de lo normal.

“Con las Tree, el estiramiento en cuatro direcciones puede ser muy complaciente”, señala Lisa Halbower-Fenton, directora de desarrollo de productos de la compañía. “El zapato tiene que caber aquí, sobre el hueso navicular. La segunda parte más importante del ajuste es el talón. Cada zapatilla está construida sobre un último molde de polietileno”, relata.

 

 


Publicado originalmente por Nathan Heller para New Yorker . Imágenes de Allbirds

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »