15 de Mayo, 2018

Regresan los tocadiscos y eligen la madera para potenciar el sonido de los vinilos

Después de confirmar que el sonido se enriquecía al realizar la elaboración en madera, el equipo comenzó a consolidar Defoss en Europa. Ahora han puesto sus ojos en Chile, donde esperan potenciar el uso del reproductor de discos.

La música nos acompaña al caminar, al leer, ir en el automóvil o en una reunión con amigos, sin embargo hay un momento en que la música deja de ser un acompañante y se transforma en protagonista. Escuchar un vinilo, en un viejo o nuevo tocadiscos, le da su lugar a la melodía. Eso fue lo que descubrieron la chilena Josefina Troncoso y el italiano Luca Chieregato, luego de adquirir su primer tocadiscos.

Lo compraron en Barcelona, ciudad en la que vivió la pareja durante un año. Luca es arquitecto y Josefina diseñadora industrial, por eso miraron el reproductor desde un ángulo distinto. Chieregato quiso saber cómo funcionaba y no dudó en desarmarlo. “Encontró que por ese mismo precio podíamos crear un objeto con las mismas características de tradición, innovación, calidad y diseño”, cuenta Troncoso.

Foto_Reportaje-Tocadiscos-2

Desde ahí dieron inicio a su empresa Defoss. Comenzó el trabajo conjunto y diseñaron su propio tocadiscos. Logigram mezcló tecnología actualizada pero en base a un modelo absolutamente clásico. “Quisimos incluir la madera industrial (MDF) ya que es un material antiresonante. Además de a poco fuimos incluyendo también una madera contrachapada para darle más calidez al diseño”, señala la diseñadora.

Pero para llegar a ese material realizaron distintas pruebas hasta alcanzar un reproductor con excelentes cualidades técnicas, completamente manual, concebido y desarrollado como fiel reproductor de música que transmite emociones gracias a su estética, incluso cuando se encuentra apagado. Investigaron y probaron durante casi dos años, hasta llevar la madera a una máquina de corte CNC.

“Eso es lo lindo que tiene el vinilo, que se escucha muy claro y con un sonido muy cálido. Usar un tocadiscos es una manera más consciente de escuchar”, agrega el arquitecto.

Foto_Reportaje-Tocadiscos-3

Para Josefina el proceso de construir su propio tocadiscos fue abrir una puerta y dejar atrás el mundo digital. “Estás obligado a comprarte este álbum que gráficamente es increíble. Empiezas a crear una colección, a generar un ritual desde que llegas a tu casa, eliges el vinilo que quieres escuchar ese día, lo pones en el plato, instalas la aguja y finalmente lo escuchas. Todo tiene un ritual. Es como ver una película, tienes que estar concentrado para poder escucharlo, no es cosa de ponerse los audífonos e ir al trabajo en la micro, es una forma de dedicarle tiempo a escuchar música de buena calidad”.

Con el tiempo el equipo creció, a la pareja se sumó otra diseñadora chilena, Rosario Illanes, un músico y arquitecto italiano, y un publicista brasilero. Josefina y Luca viven en Chile, donde realizan los procesos de campaña para difundir su tocadiscos. El contacto con los otros integrantes del grupo se mantiene en forma periódica, y en medio de esos diálogos actualizan los avances tecnológicos. “Gracias a eso tenemos una mirada internacional sobre el panorama que vamos a enfrentar el día de mañana”, detalla Luca.

Foto_Reportaje-Tocadiscos-4

Actualmente existen dos tipos de madera para desarrollar los tocadiscos; Logigram One White / Black está desarrollado en madera MDF cortada con CNC y Logigram Premium utiliza madera contrachapada de Abedul, cortada con la misma tecnología mencionada anteriormente. En tanto Logigram Ultimate compuesta con doble base contrachapado + MDF.

Logigram no solo tiene características estéticas, ya consolidó su formación técnica por la forma particular de su base y la incorporación de una capa de refuerzo de material compuesto, lo que permite crear una barrera anti-resonante entre el eje del brazo y el motor. Cabe mencionar la tecnología de desarrollo del brazo de lectura, ya que está impreso en 3D y eso permite generar una geometría imposible de lograr con otra tecnología.

Foto_Reportaje-Tocadiscos-5jpg

Hasta ahora los prototipos han sido desarrollados en Italia, pero el equipo está buscando la manera de producir sus tocadiscos en Chile, por la calidad de madera que ofrece. Por ahora el esfuerzo lo han puesto en la difusión y muy pronto pondrán a la venta el tocadiscos Logigram a través de una campaña de crowdfunding, en el sitio web Kickstarter. La campaña se lanzará dentro de algunas semanas, tiempo en el cual los interesados en el producto podrán suscribirse en la web Defoss y así ser avisados sobre el día y hora de lanzamiento.

La pareja señala que persistirá en Chile, no solo por su vínculo a través de Josefina, sino también porque buscan impulsar este tipo de cultura a nivel nacional aplicando las beses que obtuvieron en Europa. “Vemos que el tocadiscos está volviendo y Chile económicamente está creciendo mucho a nivel de diseño, de arquitectura y arte. Entonces por qué no entrar también en el diseño mezclado con la música y en el fondo ir mejorando el oído de los chilenos con un objeto que se escucha bien, tiene muy buen diseño y un precio justo”, agrega Troncoso.

NOTICIAS RECIENTES

  • Proyecto ganador del Concurso de Arquitectura de la Semana de la Madera revaloriza el espacio público con módulos replicables de madera

  • Silvina Cerminara: “La madera es el material con el que quiero trabajar, con el que me siento bien, que me abre caminos para investigar y experimentar”

  • Científico investiga nuevos biomateriales que aprovechan la hemicelulosa extraída de la madera

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »