20 de Noviembre, 2018

Estudiantes crean edificio en madera inspirado en uno de la década del 60

Se quedaron con el segundo lugar del concurso de arquitectura de la Semana de la Madera 2018 gracias a un proyecto que pretende rescatar algunas de las características de las construcciones de aquellos años, las que contribuyen a la creación de una “cuidad satélite” casi completamente autónoma.

Los creadores de “Transmaterial: proyección de la Villa San Pedro a la madera” estuvieron inspirados, precisamente, en un conjunto habitacional de los años 60 ubicado en ese lugar de Concepción. El espacio público, la relación con el entorno natural y la orientación en función del sol fueron parte de las características de este conjunto habitacional que llamaron la atención de Francisca Yunis, Diego Trecaman y Jacinta Badilla de la Universidad del Desarrollo y los inspiraron a crear este proyecto.

Hoy en día el diseño inmobiliario, según estos estudiantes, a nivel de conjuntos de viviendas tiene una serie de problemáticas como lo es la densificación, la falta de áreas verdes, una política no muy sustentable, la hermeticidad, la desconexión entre edificios y el espacio público.

“Tenemos una postura crítica ante las inmobiliarias que no están desarrollando los proyectos actuales con las mismas lógicas positivas que les entrega el lugar”, agrega Jacinta Badilla.

A partir de estas variables, desarrollaron un proyecto con las lógicas del conjunto habitacional que nace luego del terremoto de 1960 en Concepción. Influenciado por la “Ciudad jardín”, generó una unidad vecinal que proponía la diversidad de funciones y actividades en conjunto con la oferta habitacional, convirtiendo al proyecto en una ciudad satélite prácticamente autónoma.

Se trata de una traducción desde un edifico de hormigón a uno de madera potenciando sus lógicas: núcleo central de circulación, orientación norte, ventilación e iluminación. La lógica del conjunto son principalmente el distanciamiento entre volúmenes para dar valor al vacío como un área verde y la orientación norte que permite que todas las caras aprovechen la máxima iluminación y continuación de trama urbana existente.

Se establecen dos tipologías de edificios: uno residencial que rescata las medidas iniciales de la villa como el núcleo central de circulación, la ventilación e iluminación y se proyecta el vacío central hacia el exterior mediante terrazas. Mientras que, el otro edificio, se propone como programa común que articula el conjunto desde su primera etapa hasta la nueva unidad vecinal, potenciando un eje longitudinal en su contexto urbano y la conexión con el resto de los equipamientos culturales de San Pedro.

En cuanto al trabajo en madera, este material no dejó de sorprender a los creadores de “Transmaterial” quienes aseguran que, luego de este concurso, adquirieron conocimientos que les servirán en un futuro para desarrollar nuevos proyectos.

“Si se trabaja de una manera adecuada, se pueden realizar proyectos importantes y de grandes dimensiones casi en su totalidad de madera, dejando de lado materiales comunes como el acero y el hormigón, y que sustentablemente hablando, es más eficiente. Eso, sin mencionar que Chile cuenta con una gran producción de este material”, señalan Yunis, Badilla y Trecaman.


Escrito por Paloma Ávila.

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »