The Paper Rain Project: la iniciativa que crea longboards con barriles de vino reciclados

Noticia 1 webworkshop2-44jpeg_1024x1024

14 de Enero, 2019

Mezclar el vino y el longboard no es un maridaje recomendado, a menos que se quiera terminar como parte del asfalto. Sin embargo, este proyecto neozelandés combinó estos dos elementos para crear un producto de diseño, que además ayuda a promover la sostenibilidad.

Indigo y Wills Rowe son el cerebro detrás de The Paper Rain Project, una empresa social basada en el arte y el diseño, con sede en Marlborough, Nueva Zelanda.

El inicio de este negocio fue natural, a la vez que Indigo pintaba patinetas como un pasatiempo. Para ella, todo ese tipo de artículos -como los esquís acuáticos reciclados que arreglaba-, se estaban convirtiendo en arte.

Este pasatiempo de pintar monopatines se convirtió en una idea empresarial, que combinaba arte, calidad y sostenibilidad, y así nació The Paper Rain Project.

“Queremos ser una marca de alta calidad que sea accesible a personas de todos los ámbitos de la vida, para que la gente vea que estos longboards se pueden utilizar como un vehículo para el bien y que el comercio justo no tiene por qué ser una misma estética”, dice Indigo Rowe.

Cuando el ex-arborista Wills se sumó al proyecto, sugerió que comenzaran a jugar con el roble de barril de vino para hacer las tablas.

“Siendo de Marlborough, fue un paso natural para nosotros”, dice hoy.

“Hacer longboards con barriles de vino no es una idea original, pero hemos pasado los últimos años refinando y mejorando el concepto para convertirlos en arte. Aunque hemos visto tablas creadas a partir de barriles antes, tanto de whisky como de vino, creemos que hemos desarrollado un producto final súper único, combinado con obras de arte grabadas con láser y nuestro propio giro”, añade Indigo.

Voluntad sustentable

El proyecto Paper Rain lanzó una campaña de Kickstarter en abril de 2016, con la idea de reunir fondos para hacer estas tablas. El resultado fue un éxito, recaudando $ 53,000 dólares, muy por encima de su meta de $ 10,000. La campaña fue tan popular que recién en marzo de 2018 terminaron con la producción de las tablas vendidas a través de ese evento online.

Como todas las cosas buenas de la vida, las tablas de barriles toman tiempo para moldear y requieren mucho trabajo. El proceso de diseño comenzó con algunos buenos bocetos pasados ​​de moda, y luego una experimentación de prueba y error con el tratamiento a la madera.

Los tableros han tenido tantas iteraciones y mejoras que en los últimos dos años, dice Wills Rowe, que finalmente han alcanzado una calidad de diseño de la que están orgullosos.

Para su apariencia, apuntan a una estética limpia y simple.

“Nos encantan las diferentes marcas dejadas por la vida anterior de los barriles de madera, y las manchas de vino y el grano del tronco brillando a través”, dice Indigo Rowe.

“Las tablas son lisas y curvas, lo que da un guiño a su estructura anterior, pero tienen la forma reconocible de una tabla clásica de la vieja escuela. Nos gustan las obras de arte de nuestras tablas de barril para permitir que una gran parte de la madera permanezca visible y para trabajar con ella. La madera es para nosotros un lienzo, en lugar de cubrirlo “, añade Indigo.

The Paper Rain Proyect también se asocia con alrededor de 25 artistas para producir algunas de las obras de arte que aparecen en sus otros tableros y productos. Sin embargo, las obras de arte de la tabla de barriles de vino se realizan en su mayoría en casa, dibujándolas a mano en una tablet.

“Estamos haciendo algunas colaboraciones con otros artistas, más en nuestras tablas de barriles. Ahora hay nuevas obras de pintores invitados, que dejan las tablas grabadas a mano o quemadas o pintadas”.

¿Y son las tablas realmente flexibles?

No demasiado. Pese a que sus diseños de longboard se pueden montar y desplazarse en ellos, por ahora se están vendiendo principalmente como obras de arte.

“Actualmente, estamos desarrollando longboards de eucalipto cultivados localmente y seguimos vendiendo obras de arte de barriles para que las personas puedan colgar en cada rincón de sus hogares, oficinas, bodegas o restaurantes”, dice Indigo Rowe.

El objetivo principal de The Paper Rain Project es crear elementos de diseño que no cuesten demasiado a las personas ni al medio ambiente. Esto significa trabajar con proveedores éticos para lo que producen, y utilizar procesos orgánicos y naturales cuando sea posible.

Las tablas del barril incluso se terminan con un barniz a base de plantas.

En el futuro, Indigo Rowe dice que la pareja quiere desarrollar una flota de tablas a base de maderas locales, sostenibles y recicladas, y usarlas para crear exposiciones de conservación que recauden fondos para causas ambientales y sociales.

“Queremos usar estos lienzos de madera para generar conciencia y compartir historias a través del trabajo con otros y generar una conversación”, dice ella. “Nos encantaría ver estas obras en todo el mundo”. Junto con esto, deseamos crear un tablero eucalipto de estilo minimalista, que las personas puedan usar para navegar la ciudad”.


Publicado originalmente por Elly Strang para la plataforma Idealog.

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »