III Concurso de Obras de Arquitectura en Madera busca destacar las mejores construcciones de Chile y Latinoamérica

Pabellón 1

13 de Junio, 2019

Esta convocatoria es parte de las novedades que traerá la Semana de la Madera 2019, y busca que sus participantes, cualquier profesional que haya desarrollado un proyecto entre 2009 y 2019, haga hincapié en los atributos arquitectónicos de obras montadas en Chile o el resto de Latinoamérica, como innovación en el uso de la madera, desempeño técnico y propuesta conceptual. El primer lugar será premiado con una bicicleta eléctrica.

Con el objetivo de celebrar y destacar a los mejores exponentes del diseño y ejecución en madera, el III Concurso de Obras de Arquitectura en Madera enmarcado en la de la Semana de la Madera 2019, ha abierto su convocatoria para recibir las mejores obras desarrolladas durante los últimos años tanto en Chile como en Latinoamérica.

El certamen está abierto para todo profesional de la arquitectura que haya realizado un proyecto entre 2009 y 2019, de cualquier programa y escala. En estas obras, la madera puede estar presente tanto en la estructura como en los revestimientos. Lo que premiará el jurado será la constitución de “un relato coherente entre lo proyectado y lo construido”, donde se aprecie la innovación en el uso de la madera, desempeño técnico y propuesta conceptual.

Cómo postular

Para participar, los proyectos deben ser inscritos en la pestaña de Concursos del sitio web de Madera21. Se debe rellenar el formulario de inscripción y adjuntar los archivos solicitados, bajo los requisitos establecidos en el punto 05 de las bases. Entre estos, es importante mencionar que la memoria del proyecto debe tener un máximo de 500 palabras y que se pueden subir hasta diez fotos.

Los proyectos pueden postular desde el 13 de junio al 7 de julio de 2019. Además de la determinación del jurado, también se premiará la obra que cuente con mayor votación del público, quienes podrán valorar desde el 11 al 28 de julio.

Los resultados estarán listos el 6 de agosto y la premiación será el 4 de septiembre, en el marco de la Semana de la Madera 2019 en el Centro Cultural Gabriela Mistral. El primer lugar obtendrá una moderna y eficiente bicicleta eléctrica, además de la promoción del proyecto en la plataforma web y redes sociales de Madera21.

A través de sus obras, ganadores 2018 rescataron patrimonio e identidad

“Descenso entre rocas” de Angélica Méndez, “Llaverías y caballerizas” de José Ignacio Valdivieso y José Domingo Peñafiel, y “Pabellón Chile: Expo Milán” de Undurraga Devés Arquitectos, fueron los tres premiados de la edición 2018 del concurso. Estas obras destacaron por lograr armonizar con el territorio donde estaban insertas y dialogar con aquellos elementos propios del patrimonio e identidad del lugar.

La obra de la arquitecta Angélica Méndez, “Descenso entre rocas”, es el resultado de su memoria de título presentada en la Universidad de Talca. Consiste en una escalera hecha con peldaños de roble que desciende entre los acantilados de la Caleta de Pellines en Constitución, región del Maule. Su ubicación está pensada con el fin de facilitar el acceso a los puntos de extracción de algas, principal actividad económica de los pescadores artesanales de la zona.

Se enteró del concurso a través de las redes sociales de Madera21 y lo que le motivó a participar fue el haber ocupado roble en su reciente proyecto. Para Méndez, el haber trabajado con madera no fue una dificultad, ya que durante el transcurso de su carrera hubo “una experimentación directa con la materia prima y durante el año de gestación del proyecto se realizaron diversas pruebas con distintos tipos de madera, lo que permitió un mejor manejo de ella”.

José Ignacio Valdivieso, arquitecto y docente de la Universidad Católica, junto a José Domingo Peñafiel, son los autores de “Llaverías y Caballerizas”, obra que se localiza en el Fundo el Galeno, en los alrededores de Paine, región Metropolitana. Según explica Valdivieso, esta caballería está compuesta por una bodega, pesebrera, bodega de tractores y oficinas. En este lugar “se reúnen los servicios del campo y se guarda todo bajo llave”.

La obra es un gran pabellón de 1130 m2 que se divide en tres partes: oficinas y bodegas, maquinaria y fertilizantes, y establo para los caballos. La madera de pino es el material protagonista porque “antiguamente en las zonas rurales del centro y sur del país se usaba mucho para los galpones”. Destaca el uso de diagonales, lo que le da un toque muy artesanal. El revestimiento fue hecho por carpinteros locales.

Esta propuesta da una oportunidad a la posibilidad de mecanizar la madera, con el fin de dejar de abusar del herraje metálico. Valdivieso destaca el propósito identitario de “revivir los antiguos encuentros de carpintería, con el fin de rescatar las técnicas para trabajar la madera que se utilizan en el campo”.

Para el docente, quien ha introducido a sus estudiantes la madera a través de talleres, trabajar esta materialidad no le resultó complejo porque gran parte de su infancia la vivió en el campo, por lo que está familiarizado. “Desde muy chico tallaba en madera”, recuerda. Además, destaca las ventajas constructivas y medioambientales que otorga la madera y coincide en que se debe potenciar la construcción, y para eso falta “un cambio cultural profundo y posicionar la madera como el material de primera que siempre ha sido”.

Pabellón Chile: Expo Milán” es una obra de 1720 m2, hecha de madera laminada de pino radiata, cuyo sistema constructivo permite su fácil transporte, montaje y desmontaje. Undurraga Deves Arquitectos, estudio con 40 años de experiencia, son los autores detrás de este proyecto. Actualmente el equipo está liderado por Cristián Undurraga, Sebastián Mallea y Soledad Fernández.

Se enteraron del concurso por la promoción de Madera21. “Creíamos que era bueno mostrar el Pabellón, reconstruido en Temuco una vez finalizada la Expo en Milán 2015, como un ejemplo de recuperar y dar una segunda vida a una estructura que ya había cumplido con su destino original y cómo el uso de la madera contribuyó a ese fin”, explica Mallea. Durante el diseño y construcción, “hubo un importante proceso de aprendizaje sobre la madera para el equipo”.

Si se quiere potenciar la construcción en madera en nuestro país, los arquitectos tienen “la posibilidad y responsabilidad de contribuir, desde el diseño y la construcción, a generar valor agregado. Creemos que con el aporte de tecnología y creatividad el país cuenta con condiciones privilegiadas para desarrollar la industria de la madera”, concluye Mallea.

En caso de cualquier duda o consulta, puede escribirse al e-mail semanadelamadera@corma.cl


Escrito por Diego Zúñiga.
Fotografías cortesía de Angélica Méndez, Francisco Croxatto y Roland Halbe.

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Centro mecanizado para madera laminada presenta sus ventajas y cualidades para la construcción

  • Nuevo informe europeo consolida la madera como el futuro de la construcción

  • Edificio de Providencia utiliza madera para revestir su estructura y también para su mobiliario interior

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »