Alumnos de diseño industrial fabrican manillas de puertas en madera

ptr

22 de Julio, 2019

Una invitación a diseñar una propuesta creativa y diferente de lo que existe en el mercado es lo que propone el taller “Los roles de la forma”, impartido a los estudiantes de primer año de Diseño Industrial de la Universidad Tecnológica Metropolitana, UTEM. Este año el desafío fue crear una línea de manillas de puertas fabricadas en madera.

Con el fin de entregar un primer acercamiento al diseño industrial, la Universidad Tecnológica Metropolitana imparte en el primer año de carrera el taller “Los roles de la forma”, en el que se propone un proyecto de aplicación en madera, con objetos imprescindibles del uso cotidiano como cuchillos, peines y relojes. Este año, el reto fue crear manillas para puertas.

Los docentes a cargo del curso, Paula Ron y Eduardo Campos, guiaron y acompañaron en todo el proceso a sus alumnos, quienes debieron crear una línea de manillas que tuviese un patrón formal, con cuatro tipo de diseños: uno funcional, que debe cumplir su finalidad operativa; uno simbólico que busca entregar mayor significado y que resulta más atractivo a la vista por la combinación de maderas y texturas; uno kitsch, que procura crear una pieza recargada, figurativa o con elementos fuera de contexto; y uno “antidiseño”, cuyo propósito es que los alumnos experimenten la creación de la manilla quitándole su función primaria, es decir, que parezca funcional pero que contenga algún elemento que la deje inutilizable para su objetivo y que provoque alguna reacción en el usuario como risa, rabia o sorpresa.

Para cumplir el desafío, los estudiantes debieron utilizar maderas rojas. Para ello, buscaron despuntes o maderas de demolición, y trabajaron con raulí, roble, nogal y algunas más claras como la lenga. Como cuenta Ron, “la madera es perfecta para este tipo de ejercicio. Es un material noble pero accesible, muy versátil para ser trabajado a gran o pequeña escala. También requiere paciencia y dedicación para lograr un buen resultado, virtud que los alumnos aprenden de manera colateral en el taller. Además es perdurable, al final del proyecto los estudiantes se quedan con sus piezas que les duran años”.

Así, junto con conocer el material sustentable, los alumnos aprenden a utilizar las máquinas y herramientas necesarias para el trabajo en madera como la sierra escuadradora, la trozadora para madera, la ingletadora, la sierra de banda, las lijadoras de banda, el taladro de pedestal, la dremel, y herramientas manuales como escofinas, lijadoras orbitales, gubias y formón.

Como explica la docente, el uso de la madera es ideal para el primer acercamiento de los estudiantes con el diseño industrial, ya que descubren sus propiedades técnicas y mecánicas, sus límites y su resistencia. “El alumno comprende que para diseñar con un material debe sentirlo y conocerlo. Aprenden a diseñar pensando en el proceso productivo de fabricación, mientras que en la marcha se dan cuenta que hay restricciones, diseños que son posibles de hacer y otros que no. Para mí este taller es muy gratificante, me encanta ver cómo los alumnos se asombran y maravillan al descubrir algo nuevo y al ver cómo se transforma la materia en producto”, concluye.


Escrito por Josefa Torres
Fotografías cortesía de Paula Ron

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Auge de la madera parámetrica en el diseño digital

  • Ian Watt: “Construcción en madera, un desafío estructural”

  • Supermercado en China es construido con marcos de madera y referencias vernáculas

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »