El emprendimiento chileno Fracta fabrica versátiles muebles de papel

fracta

26 de Septiembre, 2019

Respondiendo a la necesidad de desarrollar mobiliario apto para departamentos cada vez más pequeños, Fracta ha creado una línea de muebles de papel, que cada dueño puede adaptar en forma y diseño para sus propios espacios. Todo esto, bajo un modelo de negocios sustentable y un proceso de fabricación circular.

Una silla que se convierte en sillón, una mesa y un piso individual son los productos fabricados en papel reciclado que desarrolla Fracta. Estos se arman a mano con grandes capas de papel, las que se entrelazan formando una estructura “honeycomb” o de panal de abejas, la que permite que puedan adaptarse y doblarse como acordeón y que resistan más de 125 kilos de peso.

Como cuenta Francisca Martínez, ingeniera en Diseño de Productos, fundadora y CEO de la empresa, “hace dos años comenzamos la fabricación con un producto cuyo diseño y estructura de panal ya estaba probado por más de cuatro empresas en el extranjero, para así poder validarnos en el mercado nacional y expandirnos creando nuevos diseños”.

Así, la ingeniera explica que el beneficio de estos muebles es que permiten que sus usuarios puedan optimizar sus espacios e interactuar con el mobiliario, además de contar con la garantía que son fabricados completamente en Chile. “El pegado de las diferentes capas se hace a mano, convirtiéndolo en un producto 100% hecho en Chile y por chilenos. Como empresa podríamos traer muebles listos desde afuera, pero nosotros nos enfocamos en que todo el sistema productivo sea sustentable y circular”. Por ello, el equipo de Fracta está compuesto por estudiantes de diferentes carreras que necesitan algún dinero extra para sus estudios, y los papeles utilizados son reciclados y sus desechos vueltos a reciclar.

La resistencia del papel

Al tratarse de un producto novedoso en Chile, una de las preguntas más frecuentes que le hacen a Martínez es cuánto duran estos muebles y qué sucede si se mojan. Como cuenta la ingeniera, sus productos cuentan con un porcentaje de repelencia a la humedad, aunque enfatiza que siguen siendo de papel, por lo que no deben ser expuestos a la lluvia o instalados en un entorno muy húmedo. Eso sí, aclara, si un vaso se da vuelta y derrama líquido, este se escurre gracias a la estructura de panal y no genera mayor daño.

Respecto de la perdurabilidad, Martínez explica que debieran durar por lo menos diez años, aunque depende del cuidado que las personas le den. “Siempre recomiendo poner un cojín o cubierta acolchada para amortiguar el peso y no doblar tanto los cantos de papel, que es un efecto natural que se produce al sentarse, independiente del peso de la persona”, comenta.

Fracta sigue creciendo y en este momento están creando una línea de artículos más decorativos como lámparas y luminarias, fabricadas con retazos de madera de lenga. “Estamos trabajando en nuevas ideas, por lo que en primer lugar realizaremos el lanzamiento de los nuevos productos y comenzaremos a ampliar la oferta con diferentes propuestas, además de integrar maderas nativas a los productos”, concluye Martínez.


Escrito por Josefa Torres
Fotografías cortesía de Fracta

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Agrupación de la Universidad de Washington promueve la descarbonización de la construcción a través de seminarios e investigaciones

  • Martin Thübeck ensambla una colección de muebles modulares mediante una simple unión

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »