23 de Marzo, 2021

Construcciones de mediana y gran altura en madera muestran el auge de la edificación sustentable industrializada

Marcos regulatorios que invitan a la innovación, credenciales medioambientales que benefician a quienes apuestan por este tipo de obras y las múltiples ventajas prácticas que entrega esta materialidad, han permitido la creación de asombrosas estructuras que, además de inspirar con su tecnología a inmobiliarias nuevas y a las no tanto, incide directamente en el nacimiento de compañías emergentes relacionadas al rubro. Estos temas y otros relacionados al rubro se trataron en el seminario “Construcción sustentable industrializada” en la Semana de la Madera versión digital 2020 de Madera21.

La madera es una alternativa sumamente beneficiosa para el ámbito constructivo. Al ser un material ideal para la prefabricación, facilita de gran manera la creación de una industria, resaltando, también, su muy buen desempeño ante episodios sísmicos y los efectivos métodos de aislación para mantener temperaturas y encapsular sonidos. Todo ello, de un tiempo a esta parte, ha provocado que la madera se comience a mirar de una forma mucho más extensa, provocando que su uso no sólo se limite a las construcciones más convencionales de baja altura, sino que, de forma literal, se esté empezando a alzar la mirada. 

Según Mario Lara, chileno, ingeniero civil industrial y Technical Lead de Lendlease, una de las multinacionales inmobiliarias más importantes del mundo, “muchos de los países que están mirando el uso de la madera en la construcción de mediana y gran altura son industrias emergentes. En general, la madera ha sido usada en la construcción de baja altura. Entonces, claro, estos pioneros están tomando de alguna forma un liderazgo y se ve cada año que hay nuevos edificios que rompen nuevos récords. ¿Por qué se han atrevido? En muchos de estos países está la habilidad de innovar, que está muy ligada al marco regulatorio que tienen. Éstos condicionan el comportamiento de la industria, pues las regulaciones de cada país son fundamentales en este ítem”, señala desde el Reino Unido. 

Estos temas se trataron en uno de los seminarios en la Semana de la Madera 2020 /  BC Local news

Deteniéndonos en lo que dice Lara, es necesario especificar que existen dos tipos de regulaciones: la prescriptiva y la de desempeño. Para explicarlo de manera más simple, se podría decir que la primera se enfoca más en la forma que en el resultado, mientras que la segunda hace hincapié en el resultado más que en la forma. Así, la regulación por desempeño favorece claramente la innovación y está dispuesta a tomar muchos más riesgos, lo que desentraña de mejor manera el porqué de estas construcciones en países como Suecia, Inglaterra o Australia. 

“En Suecia tienen ciertas constructoras que instalan una carpa alrededor de edificios que no son menores y que protegen la estructura para que no se moje. En el Reino Unido, también, hay un tipo que está encargado las 24 horas de preocuparse de que la humedad del piso de madera tenga cierto porcentaje bajo el 20% de humedad”, indica. Y profundiza. “Otro que se está atreviendo es Australia, el cual ha invertido en tecnología y ha asumido riesgos. Desde 2010 a 2020 se han construido más de 12 edificios en altura allí. Todos con regulación en base al desempeño, lo que les permite innovar”. 

Condominio Pinhais Park de Brasil / Tecverde

Si bien es indudable que los proyectos más grandiosos y masivos de construcciones en madera en altura provienen de Europa o de países que van a la vanguardia en ese aspecto como Canadá o Australia, América Latina tampoco se queda atrás. Por ejemplo, nos encontramos con la empresa brasileña Tecverde, la cual es la única aprobada para la construcción de edificios y viviendas con tecnología de construcción en seco offsite. Ésta, mediante un proceso altamente sofisticado, fabrica paneles de madera integrando tecnología de punta, utilizando modelado 3D de información de diseño de edificios con software CAD/CAM. También está la llamada Construction System, la cual se basa en el uso de máquinas alemanas para la fijación de las láminas, garantizando calidad, eficiencia y productividad. Asimismo, su sistema es industrializado, lo que asegura un mayor control sobre la calidad y precisión en el uso de los materiales, la reducción de generación de residuos en un 85% y la aceleración del proceso constructivo hasta cuatro veces más. 

Todo, finalmente, se ensambla como si fuese un lego, alcanzando resultados asombrosos a través de obras tales como casas armadas en un día, departamentos en altura de gran impronta y hospitales de avanzada en lo que se refiere a infraestructura y diseño.

La situación en Chile

Sistemas constructivos automatizados en madera / E2E

Si hablamos de madera, claramente Chile como país maderero tiene mucho que decir. De hecho, así como nos referimos a Tecverde, nos encontramos con E2E, una empresa chilena hermana y asociada a su par brasileña. Su origen surge como joint venture entre Arauco y Etex con el fin de desarrollar sistemas constructivos automatizados que entregan un aporte a la productividad en la construcción, lográndolo con tecnología de punta en base a paneles, entrepisos y techos para viviendas, asegurando precio y plazo fijo. 

Para Felipe Montes, gerente de E2E, el hecho de perfeccionar e incentivar esta forma de construir tiene que ver, sobre todo, como una forma de adaptación a los mismos cambios que la sociedad y el mundo van estableciendo.Vemos que la construcción va a necesitar y ya está teniendo un cambio cultural donde necesitamos estandarizar los procesos, disminuir riesgos en general; en accidentes laborales, sanitarios y financieros”, reflexiona. 

Sistema VAP / Prefabrica

Dentro de las empresas que se encuentran innovando en prefabricación, también nos encontramos con Prefabrica, un estudio-laboratorio que posee un equipo interdisciplinario de diseñadores industriales, ingenieros calculistas y arquitectos, donde el énfasis se centra en todo el proceso previo, es decir, en el diseño anterior a la construcción para lograr tiempos récords de montaje, ahorro sustancial de materiales y generar casi cero desperdicio en un espíritu colaborativo. Una de las claves es el sistema VAP (viga más EPS más viga de terciado estructural); una innovación de un sistema productivo de alta eficiencia que sistematiza toda la cadena en una plataforma digital junto a una metodología BIM. 

“Dos vigas con un bloque son capaces de transmitir los esfuerzos hacia el suelo. La viga deja de deformarse y con eso lo que hacemos es conformar un marco estructural que permite una producción industrial estándar cero. Y no sólo por el residuo que nosotros no lo producimos en vertedero, sino que además por la alta cantidad de aislación, por una especie de regalo que entrega la estructura”, señala Alberto Mozó, arquitecto y director de Prefabrica.

Sistema con nueva metodología en la construcción de paneles en madera / AIW

Otro de los emprendimientos relacionados es AIW SPA, un sistema que se orienta en una nueva metodología en la construcción de paneles verticales y horizontales en madera, posibilitando que todo prefabricado pueda mantener terminaciones e instalaciones insertas desde fábrica. De esta forma, es mucho más fácil ser montado en obra y habilitarlo para su funcionamiento. 

“Damos la posibilidad de poder construir en alta calidad a empresas que no tienen esta gran máquina de prefabricación y hacemos que el tema de la tecnificación del prefabricado se vaya diseminando hacia las regiones”, sintetiza Tomás Vera, director de AIW SPA. 

Casa modular Wikkelhouse / Tronconoble

Por último, destacamos también a Wikkelhouse, una casa modular y prefabricada en madera (terciado chileno) que posee un diseño de vanguardia, aprovechando al máximo los espacios mínimos. El proyecto lleva siete años de desarrollo con mejoras permanentes por el equipo de Fiction Factory en Holanda y hace uno viajó a nuestro país para buscar un partner que trabajara con el mismo cuidado y filosofía que ellos. Fue así como se asoció con Tronconoble, un emprendimiento que fabrica muebles con maderas nativas que hayan crecido sólo en los bosques de Chile. 

Según cuenta Andrés Gutiérrez, fundador de Tronconoble, “el concepto de los formatos de Wikkelhouse es que es extensible en longitud y también pueden haber dos de ellas conectadas por un túnel. Puede ser eternamente largo y configurable como uno quiera”, detalla. 

Como se puede apreciar, el concepto de una construcción sustentable industrializada, más aún en estos tiempos, puede ser sólo la punta de un iceberg cada vez más grande, el cual, más que una amenaza, es una tremenda oportunidad de renovar, reformar y transformar los estándares convencionales de cómo llevar a cabo una edificación de cualquier tipo. 

Para más detalle, estas temáticas pueden encontrarse en el seminario online “Construcción sustentable industrializada” de Madera21 realizado en la Semana de la Madera versión digital 2020.


Escrito por Felipe De la Cerda E. 
Fotografía principal cortesía de Lever Architecture

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Traducir »