Dos gimnasios construidos en madera deslumbran en la Región de La Araucanía

gimnasios araucania

12 de Abril, 2021

Las instalaciones de la Escuela Collín Alto (Vilcún) y del Liceo de Ciencias y Humanidades de Pitrufquén se emplazan en amplias vigas, paredes y techos de madera. Un gran escenario para las distintas actividades recreacionales que se desarrollan en estas estructuras, esta vez con un toque desde la naturaleza y con variados beneficios para jóvenes en etapas de crecimiento.

Existen consecuencias positivas para la salud si nos rodeamos de madera. Así lo establecen distintas investigaciones y académicos, acreditando relaciones químicas entre su composición y nuestro organismo. Reduce nuestra presión sanguínea y ritmo cardíaco, junto con generar sensaciones de confort, vínculos con la naturaleza y bienestares fisiológicos. También colabora con la temperatura ambiente y con nuestro desempeño auditivo, gracias a que es un óptimo aislante.

¿Qué efecto podrían generar estas características en nuestras etapas de desarrollo? ¿Niños y jóvenes, complementados en su crecimiento, estudios y actividad física? Es algo que podremos saber a futuro gracias a dos gimnasios escolares de la Región de la Araucanía, construidos casi íntegramente en madera. Espacios de recreación envueltos en la calidez de este material.

Gimnasio del Liceo de Ciencias y Humanidades de Pitrufquén / MOP

Uno es con pino oregón y otro con pino radiata: son parte de las instalaciones de la Escuela Collín Alto de Vilcún y del Liceo de Ciencias y Humanidades de Pitrufquén. A continuación, más sobre sus fundamentos y su construcción con profesionales de la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas (MOP), entidad encargada de ambos proyectos.

Rapidez e innovación maderera

La Dirección de Arquitectura del MOP es la unidad técnica del Estado competente en el diseño, construcción y gestión de la infraestructura pública en el país, labor que asumió desde su creación el 25 de enero de 1875. Su misión, según su web, es “proveer y conservar la edificación pública requerida, para favorecer la competitividad y el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes, a través de acciones realizadas por el MOP o por mandato de otras instituciones del Estado”.

Marcos Silva, director regional de la Araucanía, dice que estos parámetros los llevan a trabajar con altos estándares constructivos, con inspectores de obra y con equipos, como explica, “con muchos metros cuadrados de edificación en el cuerpo”.

Gimnasio de la Escuela Collín Alto de Vilcún / MOP

“Estos gimnasios están insertos en contextos sociales diversos. Collin Alto es un sector rural de Vilcún donde prevalecen afables ritmos de vida, zonas de cultivo y de lomajes suaves. Podemos referirnos al gimnasio de la escuela como un elemento volumétrico simple, sintético, asimétrico y expresivo, que se recorta con el paisaje circundante. El  liceo, por otro lado, está ubicado en una zona urbana de Pitrufquén que acoge distintos servicios de atención social, donde su gimnasio se muestra a la comunidad con un gran acceso, imponente y amable, flanqueado por una zona de plaza dura, que es el soporte institucional para sus usuarios directos”, comenta Silva.

El carácter institucional y público de la obra, educacional en este caso, hizo trabajar a esta institución en pos de las futuras jornadas escolares y la recreación de los estudiantes. Actividades deportivas, presentaciones artísticas y actos curriculares.

La construcción en la Escuela Collín Alto es en pino oregón, diseñado en base a marcos y pórticos de ejes radiales con estructura resistente, en su gran mayoría, gracias a elementos de madera laminada. Así lo explica Víctor Sanhueza, constructor civil e inspector de las obras en Vilcún y en el liceo de Pitrufquén.

“La construcción en madera, ya sea con la versión laminada encolada (MLE), con paneles de madera contralaminada (CLT) o con paneles encolados estructurales con aislación térmico-acústica (IWP), cada día toma un mayor protagonismo en la edificación a nivel mundial, debido a las grandes bondades de la materia prima. Sobre todo, en materia energética y sustentable, sumando impactos positivos en la educación y la salud de los niños, influyendo directamente en el bienestar y aprendizaje de los alumnos, junto con aumentar su productividad y rendimiento”, afirma Sanhueza.

La construcción del Liceo de Pitrufquén es en pino radiata / MOP

Para el constructor civil, implementar este tipo de infraestructura en escuelas públicas no solo tiene un sentido arquitectónico relevante, sino también social. El profesional asegura que este tipo de propuestas, además de ser innovadoras en cuanto a los materiales, permiten acortar brechas para una mejor educación, pues los jóvenes tienen acceso a edificios públicos de alto estándar, más cálidos y confortables, junto con diseños basados en la eficiencia energética, “tanto con elementos pasivos y activos, logrando como resultado un edificio sustentable, que es lo que busca la Dirección de Arquitectura”.

En relación a la estructura desarrollada en el liceo de Pitrufquén, Cristián Acuña también tiene palabras con respecto a las bondades del material. El inspector fiscal de diseño recuerda que esta obra en pino radiata proviene de estructuras prefabricadas y montadas una vez presentes en la zona. “Al tratarse de elementos prefabricados, pudimos contar con materiales que se encuentran certificados por laboratorios acreditados y que promovían la instalación rápida, una vez que ha sido recibido en terreno”, dice Acuña.

Y es que dentro de las cualidades que provee este tipo de material y que se piensa para proyectos amplios como un gimnasio, es que permite dar rienda a la creatividad de los profesionales. Por ejemplo, en cubrir grandes espacios sin la necesidad de incluir columnas o apoyos intermedios, algo que hasta antes de este tipo de innovaciones, era casi imposible de pensar en recintos deportivos, patios y comedores de los establecimientos. Esto es de suma importancia dada las cualidades sismo-resistentes que poseen estos elementos, y que es uno de los motivos por los cuales son elegidos al momento de proyectar por el equipo consultor.

Presencia de la madera en la infancia y adolescencia

La construcción en la Escuela Collín Alto es en pino oregón / MOP

El director Marcos Silva indica que este tipo de proyectos son replicables en gran parte del país y que pueden ser de gran potencial para sus usuarios en múltiples aspectos, sobre todo en temas físicos o psicológicos. Considerando lo anterior, el profesional pone especial hincapié en su efecto en los estudiantes y el cuerpo docente, quienes seguramente adquirirán una experiencia incalculable.

“La madera ofrece soluciones constructivas que a diferencia de otras, aportan una belleza formal indiscutible. Elementos arquitectónicos como vigas, pilares, marcos estructurales o revestimientos que por sí solos ofrecen belleza estética a los espacios. Esto no solo nos motiva a nosotros sino que a nuestros consultores y arquitectos, que son los que desarrollan los proyectos. Nuestros inspectores van hilando fino en cada proyecto gracias a la gran experiencia en desarrollo de la arquitectura y edificación pública que ellos tienen”, finaliza.

Esta obra proviene de estructuras prefabricadas y montadas una vez presentes en la zona / MOP

Siguiendo esta lógica, Silva cree que toda obra pública en Chile debería poseer un porcentaje de madera incorporada, sea estructural o como elemento visual. Las razones son nuestro gran potencial como país forestal y el mensaje sustentable que brinda su elección, algo que para él significan luces estratégicas de desarrollo a futuro.

“Los niños y jóvenes aprenden también de la madera al verla en sus lugares habituales. Sin ser una estrategia educacional, fomenta en ellos el cariño y el carácter que tiene el material. Ellos vivencian parte de su infancia y adolescencia en un lugar que da espacio a la madera y de muy buena forma. Un lugar cálido y cercano, no como un elemento secundario, sino que como protagonista de la decoración ambiente, reforzando la espacialidad. Siempre recordarán el gimnasio con sus vigas monumentales”.


Escrito por Marcelo Salazar Medina
Fotografía principal cortesía de MOP

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Proyecto ganador del Concurso de Arquitectura de la Semana de la Madera revaloriza el espacio público con módulos replicables de madera

  • Silvina Cerminara: “La madera es el material con el que quiero trabajar, con el que me siento bien, que me abre caminos para investigar y experimentar”

  • Científico investiga nuevos biomateriales que aprovechan la hemicelulosa extraída de la madera

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »