Niall McLaughlin Architects modela la torre de entrada al Castillo Auckland como una estructura de madera abierta

Niall McLaughlin Architects

29 de Abril, 2021

Las máquinas de asedio y los mercados conforman el diseño de la Torre Auckland, el edificio en alerce que funciona como entrada y mirador que Niall McLaughlin Architects ha creado para un castillo en Inglaterra.

La entrada une una torre alta con una taquilla y es el primer puerto de escala para los visitantes del Castillo de Auckland y su nuevo Museo de la Fe en la ciudad de Bishop Auckland (Inglaterra).

Niall McLaughlin Architects decidió incorporar un mirador en el diseño, ya que el castillo no tenía una torre anteriormente, y el fundador del estudio sintió que merecía una.

Inicialmente, la torre fue diseñada en piedra, pero fue remodelada con una forma abierta de madera, que pretende imitar una máquina de asedio medieval, un arma utilizada para destruir fortificaciones.

Esto fue motivado por una ilustración en un libro sobre fortificaciones medievales de Eugène Viollet-le-Duc, el arquitecto que renovó la catedral de Notre-Dame en París en el siglo XIX.

Niall McLaughlin Architects decidió incorporar un mirador en el diseño / Peter Cook

“Originalmente diseñamos una torre de piedra para el castillo, pero Historic England se opuso a una torre”, explicó Niall McLaughlin Architects.

“No les gustó la idea del castillo con vistas a la ciudad. Niall sintió que cada castillo debería tener una torre para escalar”, dijo el estudio.

“Durante la consulta, cambiamos nuestra estrategia al concebir la torre como una estructura de madera abierta, como una máquina de asedio”, continuó.

“Les mostramos un dibujo maravilloso de una máquina de asedio del libro de Viollet-le-Duc sobre fortificaciones medievales. En esta concepción, la gente de la ciudad estaba trepando para ignorar el castillo. Fue un claro giro de percepción que ganó el apoyo general”.

El castillo de Auckland es el hogar histórico de los príncipes obispos de Durham y, según el estudio, es uno de los palacios episcopales mejor conservados de Europa.

Hoy en día ha sido remodelado como un espacio de fe, arte y patrimonio supervisado por The Auckland Project, la organización benéfica que encargó el edificio de entrada.

Madera de alerce para su construcción

Está construida casi en su totalidad con madera laminada encolada de alerce europeo / Nick Kane

La Torre de Auckland está construida casi en su totalidad con madera laminada encolada de alerce europeo, elegida por Niall McLaughlin Architects por su durabilidad, costo y también como un guiño a las máquinas de asedio de madera.

El material está actualmente protegido con “un tratamiento de superficie gris”, aunque este se desvanecerá con el tiempo para revelar el acabado gris plateado naturalmente degradado de la madera.

En contraste con el acabado gris del alerce, balcones y tapas doradas luminosas en la estructura de madera protegen las vetas de los extremos.

“Nos gustó la interacción de la temperatura de color suave y fría de la madera desgastada y la ligera efervescencia del oro”, explicó el estudio.

Edificio de bienvenida

La sala contiene una taquilla, un punto de información, una tienda, un aseo y un espacio para eventos / Nick Kane

El pequeño edificio de bienvenida contiguo está diseñado para evocar un gran mercado, que rinde homenaje al mercado cercano de la ciudad. Se eleva ligeramente por encima del nivel del suelo para proporcionar un vínculo visual con este mercado y con el castillo.

En el interior, la sala contiene una taquilla, un punto de información, una tienda y un aseo, además de un espacio para eventos. Actualmente, hay una exposición sobre la historia cambiante del castillo.

Sus paredes están grabadas con texto que cuenta la historia del castillo, mientras que el techo está revestido con paneles de colores, descritos por el estudio como decoraciones con plantilla.

Estos paneles fueron diseñados por un curador de The Auckland Project y presentan la heráldica asociada con los obispos que se sabe que alguna vez ocuparon el castillo.

“Nuestra intención es que el edificio no sea simplemente un contenedor para la interpretación, sino que participe en la representación del sitio a través de sus propias características”, agregó el estudio.

Niall McLaughlin Architects fue fundada por el arquitecto Niall McLaughlin en Londres en 1991. En 2016, renovó una sala de oración en una iglesia histórica en Dublín al introducir muros y muebles hechos de madera maciza de fresno dentro del espacio existente.


Escrito originalmete por Alyn Griffiths para Dezeen
Fotografía principal cortesía de Peter Cook

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Proyecto ganador del Concurso de Arquitectura de la Semana de la Madera revaloriza el espacio público con módulos replicables de madera

  • Silvina Cerminara: “La madera es el material con el que quiero trabajar, con el que me siento bien, que me abre caminos para investigar y experimentar”

  • Científico investiga nuevos biomateriales que aprovechan la hemicelulosa extraída de la madera

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »