La acetilización emerge como uno de los métodos para preservar la durabilidad y proteger la madera

madera acetilada

25 de Junio, 2021

Con el objetivo de crear productos de arquitectura de alta calidad con bajas emisiones de CO2, el método de acetilización de LEAF Panel modifica las propiedades del material ante las amenazas de temperatura, humedad y microorganismos. Una buena alternativa para utilizar en exteriores asegurando altos estándares de estabilidad y vida útil.

Si hablamos de beneficios a la hora de construir, es un hecho que la madera otorga ventajas que otros materiales no consiguen. Su polifuncionalidad y sus facilidades de manipulación y traslado la convierten en una de las alternativas preferidas por diseñadores, arquitectos y constructores. Sin embargo, así como presenta múltiples beneficios, también requiere de cuidados de mantención y preservación ante el inminente paso del tiempo y las inclemencias climáticas. 

Revestimientos de madera para muros interiores / LEAF

De esta forma, y en vista del creciente uso de la madera al configurar proyectos, es que se han desarrollado diferentes métodos para protegerla. Uno de ellos, justamente, es la acetilización, un proceso no tóxico y sostenible que aumenta el número de grupos de acetiles de origen natural en las células. Para comprenderlo mejor, habría que señalar que las fibras de madera contienen grupos químicos llamados hidróxilos libres (-OH), los cuales absorben y liberan agua. Éstos hacen que se hinchen y contraigan, siendo una de las principales razones por las que la madera sea propensa a la degradación y pudrición. 

Para evitar un desenlace con estas características, el material es sometido al mencionado procedimiento, el cual le otorga cualidades excepcionales. La madera acetilada es una madera modificada, duradera, estable y sostenible, cuyas condiciones la convierten en la mejor opción para cualquier aplicación exterior, lo que incluye mobiliario, suelos, revestimientos, ventanas y puertas. El tratamiento aumenta su durabilidad y su estabilidad dimensional (reducción de la dilatación y contracción en un 75% como mínimo) y supera, incluso, las propiedades de las mejores maderas tropicales. 

Procedimiento

Celosías Shedo, Luis Vuitton en Santiago / LEAF

Antes de entrar en los detalles de cómo se obtiene esta madera de alto rendimiento, es necesario aclarar que este proceso ha sido estudiado por los científicos alrededor del mundo por más de 80 años, llegando a la conclusión de que los resultados son tan superiores al entrar en comparaciones que se ha denominado como el “estándar de oro” para medir otros métodos.

Adentrándonos en lo técnico, hay que comprender que las propiedades físicas de cualquier material están determinadas por su estructura química. De hecho, se cree que la asimilación de la madera por enzimas se inicia en los sitios libres de hidróxilo, siendo una de las principales razones por las que la madera es propensa a la descomposición. Precisamente, lo que hace la acetilación es cambiar los hidróxilos libres dentro de la madera en grupos acetiles. Esto se logra provocando la reacción de la madera con anhídrido acético, el cual proviene del ácido acético (vinagre en forma diluida). 

Una vez que el grupo hidróxilo libre se transforma en un grupo acetilo, la capacidad de la madera para absorber agua se reduce muchísimo, consiguiendo que ésta sea más estable dimensionalmente y, también, extremadamente duradera. Cabe señalar, eso sí, que los grupos acetiles ya están presentes de forma natural en todas las especies de madera, lo que significa que el proceso de fabricación no agrega nada a la madera que aún no ocurre dentro de ella. Esto quiere decir que el efecto de alterar su estructura química (en vez de alterar su contenido químico) no agrega toxinas al medio ambiente y crea un producto final muy superior a su especie fuente. 

Comparación con otros tratamientos

Clínica Las Condes / LEAF

Si se pudiera hacer un breve resumen, es posible señalar que la madera se modifica directamente a través de la sección transversal y no sólo en la superficie, a diferencia de los demás tratamientos. Éstos insertan productos químicos en la madera (como aceites, amoníaco o compuestos metálicos) y logran mejorar la durabilidad hasta cierto punto, pero no así su estabilidad dimensional. 

Al respecto, es importante indicar que las propiedades de movimiento de la madera se miden en contracción e hinchazón cuando se la expone a un ambiente cambiante, al igual que el riesgo de deformación. Para eso, LEAF Panel realizó un estudio que compara la contracción e hinchazón de maderas modificadas expuestas a alta y baja humedad, obteniendo la acetilada excelentes resultados al presentar la menor deformación. 

Otra de las pruebas realizadas fue barnizar las muestras en sus cantos y en una de sus caras, generando contraste con la del reverso. Se sumergieron en agua hasta mojarlas bien para, posteriormente, ser secadas. ¿El resultado? Obtuvo la menor deformación durante inmersión y secado (menor a 0.1 mm de forma tangencial), generando como gran corolario que la madera acetilada es la única con posibilidad de uso transversal y, a su vez, la única que mantuvo la mejor de las calificaciones en todos los estudios. Como colofón final, la garantía es de 50 años al uso exterior y 25 años bajo el agua. 

MASISA ingresa a la propiedad de LEAF Panel

Revestimiento de Madera Cladding Flek / LEAF

Debido a los excelentes resultados que tuvo el proceso de acetilación, es que no tardaron en aparecer interesados en sus productos. Fue así como MASISA, compañía que ofrece una amplia variedad de soluciones para las industrias del mueble y diseño de interiores, invirtió en la empresa LEAF Panel. Tanto, que se transformó en su accionista mayoritario, siendo la mayor inversión que ha realizado MASISA a través de su filial MASISA Capital Ventures. 

David Bone, fundador de LEAF, expuso que “se cumple una expectativa conocida desde que comenzamos la empresa. Con la tecnología de acetilación, por primera vez la madera puede competir y ser más durable incluso que el aluminio, plástico y otros materiales contaminantes no renovables. LEAF participa en un mercado de productos arquitectónicos para el exterior enorme y con la inversión, experiencia y presencia internacional de MASISA esperamos un crecimiento exponencial”. 

Por su parte, el gerente general corporativo de MASISA, Alejandro Carrillo, concuerda y expone que “con LEAF Panel complementamos nuestras soluciones con revestimientos de exterior muy competitivos y sustentables frente a la oferta actual en la industria. En el corto plazo, MASISA espera aportar con toda su experiencia en el directorio de LEAF y comenzar las primeras alianzas comerciales con foco en los mercados de Chile y México”. 

Para finalizar y vislumbrando lo que se viene, Carrillo visualiza con esperanza que “LEAF se transforme en una gran compañía y un referente en este tipo de productos, escalando con sus soluciones arquitectónicas de exterior a mercados de toda América de la mano de MASISA”.


Escrito por Felipe De la Cerda E. 
Fotografía principal cortesía de LEAF

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Centro mecanizado para madera laminada presenta sus ventajas y cualidades para la construcción

  • Nuevo informe europeo consolida la madera como el futuro de la construcción

  • Edificio de Providencia utiliza madera para revestir su estructura y también para su mobiliario interior

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »