Pabellón nórdico de la Bienal de Arquitectura de Venecia propone un modelo de vivienda compartida a gran escala

1PORTADA

13 de Agosto, 2021

Utiliza paneles de madera maciza de abeto, unidos por tacos de haya, sin necesidad de cola u otros elementos aglutinantes. 

El estudio de arquitectura noruego Helen & Hard construyó una sección transversal 1:1 de un proyecto de co-vivienda, hecho de madera de abeto, en el Pabellón Nórdico de la Bienal de Arquitectura de Venecia.

Encargada por el Museo Nacional de Noruega, la exposición se llama “Lo que compartimos”, y demuestra cómo los arquitectos pueden diseñar y construir comunidades “basadas en la participación y el intercambio”.

El proyectyo está hecho de madera de abeto/ Museo Nacional de Noruega

Helen & Hard espera que también exhiba cómo se puede utilizar la convivencia para abordar y colaborar en diversos problemas ambientales, aumentar la seguridad residencial y combatir la soledad. “La idea de compartir espacios, recursos y servicios puede ayudar a reducir nuestra huella de carbono, al vivir de manera más eficiente y al mismo tiempo aumentar nuestro bienestar social y calidad de vida”, agregaron los fundadores. “En nuestra instalación, queríamos explorar los potenciales de diseño arquitectónico, material y generativo de la co-vivienda”.

La sección transversal del Pabellón Nórdico comprende una combinación de espacios de vida individuales y amplias instalaciones compartidas, pero con un mayor énfasis en estas últimas.

La exposición se llama “Lo que compartimos”/ Museo Nacional de Noruega

Este diseño fue desarrollado por Helen & Hard en colaboración con los residentes de su proyecto de covivienda Vindmøllebakken, en Stavanger, Noruega. A ellos se les pidió que imaginaran una versión más radical del bloque de viviendas, eligiendo qué funciones podrían trasladarse de sus apartamentos privados a los espacios compartidos.

El modelo 1:1 está elaborado a partir de un sistema de construcción de madera maciza de código abierto, desarrollado con el ingeniero suizo Herman Blumer para ser producido localmente y utilizado para proyectos de autoconstrucción. Este sistema se basa en paneles de madera maciza de abeto unidos por tacos de haya, que eliminan la necesidad de cola, lo que garantiza su adaptación y respeto al medio ambiente.

Los diferentes espacios habitables del Pabellón Nórdico cobran vida con muebles y “escenografías”, diseñadas por el director de cine Pål Jackman y la escenógrafa Nina Bjerch-Andresen. También hay un video, encargado por la artista Anna Ihle, que destaca a un residente en Vindmøllebakken e ilumina los aspectos sociales y políticos de la convivencia.

El modelo 1:1 se elabora con  un sistema de construcción de madera maciza en código abierto / Museo Nacional de Noruega

“Las escenografías son una representación y registro de la vida y personalidades de los habitantes y las actividades comunes que se desarrollan en las zonas compartidas”, explicó el estudio. “Queríamos mostrar en algunas áreas concentradas cómo se puede ocupar y utilizar la estructura de madera, cómo los diferentes programas y actividades pueden adaptarse a la estructura de madera y viceversa”.

Después del evento, el estudio planea reutilizar la instalación como parte de un proyecto de covivienda que está desarrollando actualmente en Noruega.

 


Escrito originalmente por Dezeen

Fotografía principal cortesía Museo Nacional de Noruega.

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • De origen nativo y de diálogo con el paisaje: la obra en madera de Cazú Zegers

  • Marianne Küpfer: la madera y la transición estructural sostenible

  • Desinfectante hecho de aserrín elimina microbios mortales y esporas bacterianas

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »