Juego de construcción infantil busca la libre exploración de sus usuarios gracias a retazos de pino radiata

1unnamed (2)

22 de Noviembre, 2021

WoodMood, cuyos creadores son parte de un equipo universitario, promueve el desarrollo integral de los infantes en medio de las exigencias de confinamiento producto de la pandemia, potenciando habilidades motoras, mentales, de juego y conciencia ambiental en niños por medio de la madera.

A mediados de 2019, un informe realizado por Mónica Kimelman, Directora del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Universidad de Chile, junto al Doctor en Psicología Infantil, Felipe Lecannelier, reveló que los niños chilenos sufrían de la peor salud mental del mundo. Una situación que seguro se agudizó con la pandemia, tal como lo explicó este artículo de CIPER/Académico:

“La evidencia muestra que el cambio de estilo de vida de los/as niños/as por el confinamiento puede impactar negativamente su salud física y mental (…) Asociado a lo anterior, se reporta menor actividad física, mayor tiempo frente a las pantallas, patrones de sueño irregulares y dietas menos saludables (Wang et al., 2020), así como irritabilidad y dificultades para atender y concentrarse (Jiao et al., 2020)”. 

Frente a este contexto, un equipo del DUOC UC conformado por tres estudiantes de diseño industrial y una estudiante de comunicación audiovisual creó WoodMood. Un juego de construcción infantil de piezas modulares de libre exploración, desarrollado íntegramente en madera, que propone una respuesta efectiva a las múltiples consecuencias del encierro por pandemia para la infancia. Un insumo tangible, en medio del auge virtual e inmaterial de la digitalización al interior del hogar.  

Sus integrantes Catalina Vega, Daniel López, Antonia Lamperein y Martina Bohme, indicaron que “queremos que los niños construyan sus juguetes, inventen y creen sin márgenes ni reglas. Por eso pensamos que un módulo adaptable crea un abanico de posibilidades para el juego libre”.

Tablas, CNC y terminaciones

“Nuestro proyecto está enfocado en la sustentabilidad, donde queremos transmitir a los niños y niñas el cuidado de la naturaleza”, dice el equipo / WoodMood

La idea de este proyecto surgió luego de una observación empática del contexto en el que transcurre gran parte de la infancia de hoy. “Había mucha carencia con respecto a un inmobiliario que se adaptara a las múltiples necesidades que surgieron a raíz del encierro. Por ejemplo, todo lo ocurrido con las clases online, la actividad física y claro, la recreación dentro de cuatro paredes. Veíamos que a lo que más se daba énfasis en las casas era a los muebles de teletrabajo, los productos para hacer ejercicio y todo lo enfocado a rangos de edad mayores”, introduce el equipo. 

Luego de tres meses de investigación, los estudiantes llegaron a un modelo final gracias a un proceso paulatino y metódico de trabajo. “Nos planteamos un objetivo, definimos conceptos y estadísticas, y empezamos a indagar en cómo se han visto afectados los infantes en medio de la pandemia. Analizamos su día a día, junto a sus tutores y sus actividades. Lo que pensaban, lo que sentían, sus interacciones con el entorno, etc. Luego, establecimos atributos que el producto debía tener y jerarquizamos oportunidades versus las necesidades para poder establecer qué era lo más importante”. 

Si bien su mayor prioridad era hacer un producto seguro y llamativo para niñas y niños, las interrogantes no dejaban de aparecer y debido a la pandemia, les fue imposible convertir el prototipo en algo tangible. No obstante, llegaron a un diseño conformado por tablas cuadradas y rectangulares, con perforaciones circulares a las que se le unen tubos que se atornillan y que verticalmente se complementan por tarugos rectangulares.  

A su vez, WoodMood incluye dos tablas didácticas que, por ambos lados, ofrecen nuevas posibilidades recreativas. Mientras que la primera contiene una pizarra y un laberinto tallado, la segunda tiene una cara geoplana y un puzle deslizable. A todo se le suman una cuerda removible y una escalera.

Esta división del producto se debe a la optimización del material. “Lo distribuimos de cierta forma de que el residuo que quedase, fuese el menor posible. Nuestro proyecto está enfocado en la sustentabilidad, donde queremos transmitir a los niños y niñas el cuidado de la naturaleza y para eso nosotros como equipo también debemos ser consecuentes y tener procesos más limpios, tomando decisiones como el material escogido”.

Sí, porque ellos ocupan contrachapado de pino radiata proveniente de bosques nacionales sustentables. Una pieza que posee dos caras limpias, sin parches ni reparaciones sintéticas, que posee durabilidad y una alta resistencia a la humedad. “El pino radiata está compuesto a base de retazos de otras maderas, por lo que de esta forma utilizamos material que fue desechado y lo convertimos en algo de calidad y reciclable”, explican. Y es que según la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT), la utilización industrial de este tipo de madera llega al 98,6% en Chile, poseyendo excelentes características estructurales. 

Respeto por la naturaleza

“Con la madera podemos crear productos más duraderos, resistentes a cualquier tipo de impacto o corrosión”, aseguran / WoodMood

WoodMood, alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU, se fabrica por medio de un Router CNC para las tablas y sus adicionales, y con un torno CNC para los detalles de los tubos de madera, incorporando un inserto de cobre en cada una de sus tapas. Cada pieza de la estructura es barnizada con una cera sustentable para proteger la madera, la que es resistente y no dañina con el entorno. 

“La madera, según nuestro punto de vista, conecta con la vida: tocar, usar, oler y ver algo hecho de madera provoca un despertar en los sentidos, muy alejado de lo que pudiese generar otro material. Te hace sentir acogido, y eso lo puede experimentar tanto quienes crean con ella como quienes la usan. Por otra parte, está muy alejada de las toxicidades que otros materiales adquieren en sus procesos productivos, lo que hace más agradable el proceso de fabricación. Como creadores de productos, nos entristece ver tanta industrialización con materiales que contaminan el medioambiente, ya que han ido opacando los procesos más nobles de otros como la madera”, detallaron.  

La CDT señala que si bien “la construcción en madera en Chile ha adquirido mayor protagonismo, con alrededor de un 20% del mercado, esta cifra aún está lejos de países desarrollados como Estados Unidos o Canadá, donde su participación alcanza al 90%”. El equipo no es ajeno a la situación. “Nos llamó bastante la atención que la madera, siendo un recurso nacional, se ha ido perdiendo con el tiempo y reemplazando con materias primas más instantáneas y menos sustentables. Además, pensamos que es innovador romper con la tradición del plástico en los juguetes infantiles. Con la madera podemos crear productos más duraderos, resistentes a cualquier tipo de impacto o corrosión, siendo lo que necesitamos exactamente para nuestros niños y niñas”.  

Los estudiantes del DUOC UC señalaron que “los productos hechos a base de madera poseen terminaciones suaves y estimulan el tacto, mucho más que un objeto de plástico o metal. También lo hacen con el olfato, ya que poseen un olor particularmente agradable que evoca el aroma de la naturaleza. Al mismo tiempo, a través del uso de este tipo de objetos, los usuarios aprenden desde temprana edad la importancia de cuidar y respetar la naturaleza, principalmente los árboles, que son fundamentales para la vida”. 

El proyecto propone una respuesta efectiva a las múltiples consecuencias del encierro por pandemia / WoodMood

Por las decisiones y razones de WoodMood, la creación obtuvo el segundo lugar del Concurso de Diseño de la Semana de la Madera 2021, organizado por Madera21. La primera experiencia de este tipo para sus creadores. 


Escrito por Catalina Evans Amador 
Fotografía principal cortesía WoodModd

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Centro mecanizado para madera laminada presenta sus ventajas y cualidades para la construcción

  • Nuevo informe europeo consolida la madera como el futuro de la construcción

  • Edificio de Providencia utiliza madera para revestir su estructura y también para su mobiliario interior

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »