Portada

Yuly Fuentes-Medel: La madera y su liderazgo emergente en la economía circular

Program Manager Tecnologías de Fibra MIT y Advisor en Closed Loop Partners

9 de Diciembre, 2021

La madera es un material ancestral. Uno que el hombre ha utilizado desde los primeros tiempos para generar ecosistemas, viviendas y productos que se convierten en elementos del día a día. El proceso de entender cómo su origen natural tiene coexistencia con el ser humano, es lo que le brinda un valor único en la economía circular de los materiales. 

La economía circular no es algo nuevo, es una forma de negocio ocupada en diferentes civilizaciones. Sin embargo, el ser humano suele olvidar que el planeta Tierra tiene materiales finitos y que con ellos mismos debe preservarlo. Por lo tanto, es importante que los países entiendan su aporte y evolución a modelos de negocio de impacto y circulares. 

Cuando la empresa comprende el poder de recircular sus materiales y que es posible generar nuevos modelos de negocio donde se reutilicen sin necesidad de volver al material virgen y al proceso de extracción, es donde se genera valor. Por lo tanto, es algo que llegó para quedarse y la madera cumple un rol de liderazgo esencial para que exista, pues es una fuente primordial de lo que llamamos “biomateriales”. Hay que entender ese equilibrio y la responsabilidad que conlleva generar una economía de este tipo. 

La madera proviene de la naturaleza, por lo tanto, es sustentable. Sus moléculas, como la celulosa, un polímero biodegradable, permiten crear diferentes tipos de materiales. En el área que yo trabajo, los textiles, la pulpa de la celulosa permite tejidos nobles y capaces de introducirse en un sistema circular donde se puede reciclar para generar nuevos productos, en este caso, de ropa. Obviamente, el fin no es solo hacer productos con ella, sino también entender cuál es el momento indicado donde la madera es esencial para utilizarla. 

En ese sentido, hay tres asuntos importantes. Primero, volver a la forma atómica de lo que es el material. Al ser sustentables, sus moléculas viven en sincronía con la Tierra, por lo que se pueden degradar, como en el caso de la madera, o pueden interactuar con las bacterias y los hongos para volver a un estado en que se puedan reutilizar. 

Lo segundo, la importancia de las tecnologías de reciclaje. El humano ha generado materiales sintéticos que no son sustentables, por lo tanto, difíciles de volver a la molécula primaria. Entender la química y la mecánica molecular permite que nuevas tecnologías sean capaces de reutilizar nuevos polímeros que, en un principio, parecen no tener valor. 

Y lo tercero es la transparencia. En muchas industrias, entre ellas la de la madera, es importante que los materiales sean trazados. Que sepamos de dónde vienen las cosas, que entendamos nuestra huella de carbono y que generemos una economía en esa misma línea, para entender el valor que les damos a los materiales que siempre son parte de la misma. 

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Auge de la prefabricación en madera: Las ventajas de un método eficaz, sustentable y de calidad

  • Arquitecto ecuatoriano realiza refugio para caravanas completamente con madera

  • Seminario de la Semana de la Madera abordó la proliferación y éxito de nuevos productos biobasados

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »