Con madera de arce, estudio inglés elabora jardineras modulares para promover el bienestar emocional en los ambientes

_PORTADA heatherwick-studio-stem_dezeen_2364_hero

26 de Enero, 2022

“Stem”, de Heatherwick Studio, fue creado como parte del proyecto Connected. Un certamen que buscaba diseñar un escritorio de madera adaptable a las nuevas formas de vivir y trabajar en el hogar.

Jardineras esculturales de arce forman las patas de un escritorio modular diseñado por Heatherwick Studio, como parte del proyecto “Connected: Made Together, Apart del Design Museum”.

Llamado “Stem”, el sistema se compone de seis patas de diferentes alturas y diámetros, que pueden combinarse y sujetarse a la superficie de un escritorio para sostenerlo. “Pensamos, ¿qué pasaría si diseñamos en efecto abrazaderas, que son un sistema de patas, que puedas aplicar a cualquier superficie en la que creas que te gustaría trabajar, ya sea una puerta, una mesa de IKEA o un trozo de piedra?”, explicó el fundador del estudio, Thomas Heatherwick.

“Y luego tomas el mismo tallo que sostiene esa superficie y permites que se extienda y contenga una parte sustancial de la naturaleza”, le dijo a Dezeen. Heatherwick, quien diseñó el escritorio durante el confinamiento por el coronavirus, incorporó plantas vivas para crear un escritorio que se alineaba con los ideales de la teoría de la restauración de la atención, desarrollada por los psicólogos Rachel y Stephen Kaplan en la década de 1980. “La exposición a ambientes naturales, durante aproximadamente 40 segundos, realmente tiene mejoras muy tangibles en el funcionamiento del cerebro y para ayudar a su mente a recuperarse y reponerse entre períodos de concentración”, dijo Heatherwick. 

Con patas de diferentes alturas y diámetros, el sistema puede combinarse y sujetarse a la superficie de un escritorio para sostenerlo / H.S.

A pesar del énfasis en el bienestar emocional, el diseño también sigue siendo extremadamente funcional, con la posibilidad de pasar el cableado eléctrico a través de las patas y usar el recipiente como bandeja de almacenamiento o base para una luz. Para que sea lo más accesible posible, la fijación de las patas no requiere ningún equipo especializado. Una vez que el tablero de la mesa se desliza en una ranura designada, los tornillos sin cabeza se pueden apretar simplemente desde abajo, con una llave Allen, para asegurarlo en su lugar. 

El proyecto fue creado como parte del proyecto Connected, que fue organizado por el Design Museum, en colaboración con el American Hardwood Export Council (AHEC). El certamen retó a nueve diseñadores internacionales, incluidos Heatherwick Studio, Ini Archibong y Sabine Marcelis, a diseñar un escritorio de madera que “se adapte a sus nuevas formas de trabajar y vivir en casa”. 

El autor se basó en el tallaje de cucharas de madera / H.S.

Heatherwick trabajó con el equipo a través de correos electrónicos y videollamadas para fresar con CNC un patrón de ondas táctiles en las patas de madera de arce. Basándose en el arte de tallar cucharas de madera, cada pata se convierte en una pieza escultórica por derecho propio. “Puede comprar uno o 10 de ellos y pueden soportar cualquier superficie que funcione para usted”, dijo Heatherwick. “Hemos usado vidrio para enfatizar estas patas y las plantas tanto como sea posible. También elegimos madera de arce por su hermosa y humilde ligereza”, agregó.

El proyecto representa el último de una serie de proyectos de diseño biofílico de Heatherwick Studio, que esperan introducir elementos de la naturaleza en entornos creados por el hombre para mejorar el bienestar mental y físico de sus habitantes.

“El lugar de trabajo suele ser un entorno muy monótono, por lo que queríamos algunas de las cualidades que se pueden obtener en el diseño de jardines, que implican una capa de diferentes tipos de coloración en lugar de solo un verde alegre y genérico”, declaró.

Las jardineras fueron parte de“Connected: Made Together, Apart del Design Museum” / H.S.

“Puede haber una idea que te parezca bonita para una fachada. Pero si eso sigue y sigue medio kilómetro, pierde su humanidad por la monotonía, la repetición y la esterilidad. La naturaleza parece aportar a ese contrapunto que no está diseñado realmente a apreciar lo que son”, finalizó.


Escrito originalmente por Dezeen
Fotografía principal cortesía Heatherwick Studio 

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • IX Concurso de Innovación y Start-Ups de Madera21 busca acelerar e internacionalizar a sus proyectos ganadores

  • Estudio de arquitectura danés trabaja en lo que será el edificio de oficinas de madera más alto de América del Norte

  • Intervención artística que utiliza madera de pino quiere generar conciencia sobre la fragilidad de los ecosistemas naturales en el mundo

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »