Exposición de arte visual en madera se inspira en la sanación del organismo humano ante el Covid-19

_PORTADA Latido

26 de Abril, 2022

Utilizando madera aglomerada de bajo espesor y también listones de pino reciclado, la artista chilena Sol Guillón fue creando sus propias imágenes tras investigar acerca del virus y de cómo éste iba alterando los distintos órganos y células del cuerpo. La muestra, que se presenta en el GAM hasta el 29 de mayo, alude a la recuperación vivida durante la pandemia a través de capas de esta materia prima, perforaciones y colores.

Ante la adversidad prolongada o una angustia que nos golpea fuerte, suele suceder que nuestro cuerpo y nuestra mente requieren de un proceso que transforme lo negativo en algo positivo, revitalizante y curador. 

En el caso de la artista Sol Guillón —diseñadora de la Pontificia Universidad Católica, docente con más de 20 años de experiencia y autora de numerosas esculturas, murales, dibujos y pinturas—, la rudeza de la pandemia fue el principal motor para tener su propia catarsis. Una que tuvo su sanación, justamente, a través de las artes visuales en madera. Su resultado fue la exposición “(Sana sana) potito de rana”, aludiendo a la frase que se repite para los niños para consolar malestares.

La muestra que se exhibe en el Centro Cultural Gabriel Mistral (GAM), institución que se decidió por el  proyecto para inaugurar su año de exposiciones presenciales tras dos años, se inspira en los mecanismos de defensa humanos y su protección contra virus y enfermedades, representando células, ADN y procesos sanadores del cuerpo, como celebración de la salud y la biología al interior de nosotros. 

Su exposición tiene obras construidas en capas de madera, en distintos espesores, troqueles y perforaciones, con el fin de que la luz, la sombra y la posición dinamicen la contemplación del público. Así “Hemostasia”, como se titulan sus obras, aluden a la primera fase de cicatrización y de recuperación del cuerpo, haciendo referencia a la experiencia vivida por la pandemia. 

La artista utilizó madera aglomerada y listones de pino reciclado / GAM

“La madera es mi material favorito. Es muy maleable y tiene características visuales, táctiles… Hasta tiene aromas que son agradables mientras trabajas con ella”, introduce Guillón. Para sus obras, la artista utilizó madera aglomerada de bajo espesor, materialidad que fue dispuesta en capas sucesivas y con espacios entre sí para generar profundidad y juego de sombras. 

“No era necesaria una madera natural, pues cada placa ya tenía mucha información por los calados y troqueles. Además, serían colores sólidos, por lo que una madera natural habría sido negada y desperdiciada. También, se suma que el MDF —tablero de fibra de densidad media— es liviano y no sumaría tanto peso en las tres, cuatro o, incluso, cinco capas que componen algunas obras. Lo que sí, en uno de los murales utilicé otra técnica, una quizás más habitual en mi trabajo con madera. Se trata de listones de pino reciclado pintados con pintura al agua, trasluciendo la veta y con varias capas de barniz marino”, dice.

Este trabajo fue financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural  y las Artes (FONDART) y ha tenido buena recepción del público y de colegas artistas, cuenta Guillón, incluso barajando la posibilidad de una itinerancia por el país luego de su presentación en el centro cultural santiaguino.

El porqué de la madera

Las obras se inspiran en los mecanismos de defensas humanos y la protección contra virus y enfermedades / GAM

La artista ya cuenta con otras obras de relevancia hechas en madera que, además de su notoriedad, han obtenido meritorios reconocimientos. 

“En la línea de murales, sin duda el más importante es el mural ‘Carro del cielo’, en la plaza zócalo del GAM. Éste tiene 40 metros de largo y está realizado en listones de pino. Incluso ganó un concurso público y me llena de orgullo cuando veo todos los videos y fotos que hacen los entusiastas bailarines que ahí practican. También, he realizado murales para hall de acceso en edificios y empresas, en roble, álamo, caoba y pino, y en formatos medianos y pequeños para coleccionistas. Mis esculturas en madera, en especial la serie de caballos, es quizás la más conocida, pues he realizado más de cien piezas en distintos tamaños y colores”, comenta Sol Guillón.

Debido a su formación como diseñadora en la UC, ella dice no temerle a los distintos materiales. De hecho, tiene varias líneas de creación —esculturas, murales, dibujos y pinturas—, por lo que asume que es importante tener en cuenta las características de cada una, según el resultado al que se quiera llegar. Sin embargo, también reconoce que siempre hay un área con el que se tiene más afinidad, ya sea por las diversas posibilidades que entrega al trabajar o, simplemente, porque suele ser idóneo para conseguir un resultado.  

La exposición se presentará gratuitamente en el GAM hasta el 29 de mayo / GAM

De esta manera, frente a la necesidad de plasmar sus sensaciones para “(Sana sana) potito de rana”, la artista investigó acerca del virus. Aquello llevó consigo la búsqueda de cientos de imágenes vistas desde microscopios y radiografías de los órganos afectados. Todo para observar y comprender qué pasaba con las células, con los pulmones, con el ADN, con el funcionamiento de nuestras neuronas y un largo etcétera. 

Tras esas averiguaciones, incorporando la idea de adentrarnos en nuestro cuerpo y ver el proceso con respeto, representando nuestro dinamismo interior y esa energía que es la fuente vital, comenzaron a surgir las primeras imágenes propias, las cuales, según Guillón, se fueron combinando para lograr resultados visuales interesantes. 

Las obras fueron financiadas por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural  y las Artes (FONDART) / S.G.

Así, con una paleta de colores muy reducida y controlada, a diferencia de sus trabajos anteriores donde el color toma más protagonismo, esta exposición “es una invitación a tener esperanza en nuestra sanación individual y social, pero, también, una caricia para consolar las grandes heridas heredadas”, dice la artista. 

“(Sana sana) potito de rana” se presentará gratuitamente en el Centro Cultural Gabriel Mistral hasta el 29 de mayo. Esta exposición no es apta para personas con tripofobia.


Escrito por Felipe De la Cerda E.
Fotografía principal cortesía GAM

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • IX Concurso de Innovación y Start-Ups de Madera21 busca acelerar e internacionalizar a sus proyectos ganadores

  • Estudio de arquitectura danés trabaja en lo que será el edificio de oficinas de madera más alto de América del Norte

  • Intervención artística que utiliza madera de pino quiere generar conciencia sobre la fragilidad de los ecosistemas naturales en el mundo

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »