_MK

Marianne Küpfer: la madera y la transición estructural sostenible

Directora de la Asociación de Ingenieros Civiles Estructurales (AICE)

18 de Mayo, 2022

Cada edificación tiene características únicas. Su concepto arquitectónico, su uso, las condiciones del terreno en donde se emplaza, el nivel de las cargas a las que se verá sometida a lo largo de su vida útil, su impacto en el entorno, la adecuada correlación entre el monto de la inversión y el retorno de la misma, son algunos de los aspectos que deben tenerse presentes al momento de definir la estructura más apropiada para llevar a cabo un proyecto.

La elección del material a usar es fundamental desde el punto de vista de la ingeniería estructural, pues debe responder a los requerimientos de resistencia, rigidez, durabilidad y ductilidad necesarios para garantizar un adecuado comportamiento de la estructura a lo largo de los años. No menos importantes son los aspectos relacionados con las estrategias de funcionalidad y de gestión operacional de la edificación, tales como el aprovechamiento máximo y eficiente del espacio disponible, los costos de mantención, la implementación de sistemas de eficiencia energética, los sistemas de seguridad, entre otros. Todo esto debe generarse respetando los estándares de diseño y la práctica local.

La incursión de la madera, más allá de las estructuras de uno o dos pisos, como aquellas tradicionales viviendas de la zona costera y sur del país, se ha ido incrementando en los últimos años. Al tratarse de un recurso renovable, con capacidad de absorber CO2 y liberar oxígeno, con un buen desempeño térmico y con un alto potencial de industrialización, se convierte en un material con baja huella de carbono y con un futuro promisorio para la industria maderera del país. 

Así, el incorporar su uso para edificaciones de mayor envergadura ha despertado el interés de los inversionistas y, por lo tanto, hoy está motivando a los ingenieros estructurales para considerarla como una opción de materialidad para estructuras en altura. 

¿Pero cómo abordar el diseño de edificaciones en madera de gran altura, cuando la experiencia nacional es escasa, cuando los aspectos normativos son limitados, cuando la práctica constructiva es exigua y cuando nuestras estructuras deben ser capaces de resistir terremotos de gran intensidad? Frente a estas condicionantes, parece razonable pensar en su introducción gradual en este tipo de estructuras, combinando su uso con el de materiales como el hormigón armado o el acero, cuyo comportamiento es conocido y efectivo. 

Esto también permitirá darle tiempo a la industria para acomodarse a este nuevo reto, garantizando una producción local que permita el uso de la madera masiva a un costo competitivo, estableciendo un control de calidad adecuado para la producción, avanzando en la generación de normativa de aplicación local, acercando la mirada arquitectónica al real potencial de uso de la madera en donde probablemente su estética no será muy distinta a la de un edificio de hormigón tradicional, pero enriquecerá el producto para los usuarios finales. 

El futuro de la madera en edificios de gran altura dependerá no solo de su sustentabilidad ecológica, sino también de su sustentabilidad técnica y sobre todo, económica. El cambio real sólo se producirá cuando el costo de ejecutar una edificación en madera se compare con el costo de una estructura más tradicional, considerando todas las variables que influyen en la construcción, o cuando las exigencias del mercado compensen la inversión.

Sin duda, una transición cuidadosa y gradual hacia el uso de la madera generará un espacio sostenible para incorporar diseños cada vez más complejos, en que se aprovechen al máximo las bondades de este material. Siendo Chile un país maderero, el seguir por el camino de la investigación, del desarrollo tecnológico, de la capacitación, de aprender de la experiencia internacional y de adaptarla a la realidad nacional, permitirá proyectar la aplicación de la madera como una solución estructural perdurable en el tiempo para edificaciones de mayor altura.

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Auditoría internacional localiza más de 80 edificaciones de altura realizadas con madera en el mundo

  • Colección de accesorios para el hogar es realizada con acabados de roble y nogal americano

  • Investigación sobre modificación térmica de madera nativa espera potenciar una especie más homogénea, estable y resistente al ataque de hongos

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »