Intervención artística que utiliza madera de pino quiere generar conciencia sobre la fragilidad de los ecosistemas naturales en el mundo

_PORTADA 1 escultura Equilibrio en Gayi

24 de Mayo, 2022

Con el objetivo de sorprender al espectador y contribuir a la toma de conciencia medioambiental, dos artistas visuales chilenas fusionan lo aéreo y lo terrestre, uniendo, a su vez, el arte y la ecología. Titulado “Circular, efectos sinérgicos”, el uso de esta materialidad rescata su concepto sustentable y circular, realzando la importancia de una comunidad de vida en toda la naturaleza.

Mucho se habla del planeta. De sus riesgos en medio de la crisis del calentamiento global, de cómo podemos cuidarlo entre todos y de lo vital que es que, cada uno de nosotros, asuma un rol activo y responsable para su resguardo. Sin embargo, pareciera que el ritmo frenético del mundo —ligado al trabajo, a los compromisos y otros quehaceres que desvían nuestra atención— adormeciera todas estas buenas intenciones, dejándole ese deber “a los demás” que sí tienen el tiempo y la voluntad.

Justamente, para despertar conciencias y reflexiones, las artistas visuales Soledad Omeñaca y Valentina Garretón se encuentran preparando la intervención plástica “Circular, efectos sinérgicos”. Una muestra que utiliza madera y que se presentará durante todo el mes de septiembre en el Centro Cultural Las Condes, para abordar la fragilidad del equilibrio de los ecosistemas, destacando su importancia para que tanto animales, plantas, aves y todos los seres pertenecientes a la naturaleza, logren una comunidad simbiótica. En este caso, refiriendo a lo aéreo y lo terrestre.

Las artistas ocuparon más de 300 unidades de tablones de pino laminado / Soledad Omeñaca

Según Soledad Omeñaca, licenciada en Artes con mención en Escultura de la Universidad de Chile e investigadora de múltiples materialidades para la creación de sus obras, lo referente a lo aéreo estará saturado por más de 450 unidades de pájaros en cerámica. Una labor a cargo de Garretón, mientras que lo terrestre contará con un nutrido campo de madera, el cual se conseguirá a través de más de 300 unidades de tablones de pino laminado en 4 mm, doblados y levemente pigmentados.

“Ambas partimos de un sustento teórico que para nosotras es muy vital, que es unir arte y ecología. Sentimos que, de algún modo, es una  puerta más que se abre para evidenciar y aportar  humildemente en lo que respecta a la toma de conciencia de que nuestro planeta necesita cambios ya”, señala Omeñaca. 

A su vez, respecto al hecho de trabajar materialidades diferentes una de otra, la artista destaca que “ambas nos complementamos muy bien porque Valentina trabaja la cerámica y yo la madera; ambos materiales conversan entre sí y son sustentables. Características que para nosotras eran muy importantes”. 

Ventajas de la utilización de la madera en el proyecto y metodología

El material, por sus características renovables, se ajusta al concepto “circular” que trabajan las autoras  / S. O.

De la madera se pueden destacar muchísimos atributos, pero, sin duda, uno de los más reconocidos es su carácter ecléctico. Como ejemplo, es cosa de mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de que esta materia prima puede otorgarle calidad y belleza a una infinidad de creaciones, desde construcciones habitacionales de gran magnitud, hasta figuras pequeñas y delicadas. En otras palabras, es un elemento que no tiene límites, siendo la imaginación su gran aliado para lograr resultados impensados.

En el caso de esta intervención, Omeñaca destaca que, dentro de sus muchas experimentaciones con materiales, hace ya algunos años que aborda la madera como materia prima para sus esculturas. Dentro de sus razones, se encuentra el ajuste a lo que se quiere expresar, su nobleza y “su buen vivir y buen morir, integrándose a la tierra”. De hecho, su concepto “circular”, componente fundamental de su cualidad sustentable, provoca en la artista la satisfacción de sentir “que estoy formando una obra que no contamina”, gracias al material.

Adentrándonos en la metodología de trabajo para conseguir el mencionado campo que representa lo terrestre, Omeñaca explica que la madera de pino se corta hasta dejarla muy delgada, lo cual posteriormente conlleva a humedecer y doblar estos materiales con matrices y prensas. Tras esta etapa, se lijan, se tiñen –“en general con tintes naturales”, asegura-, se pegan y luego se sellan. Todo, con la ventaja que entrega la flexibilidad del material, cuya manipulación permite lograr una mayor prolijidad para “sorprender al espectador para que se introduzca en este frágil equilibrio”, afirma la artista.

Trilogía de instalaciones y toma real de conciencia

“Circular, efectos sinérgicos”, se presentará durante septiembre en el Centro Cultural Las Condes / S.O.

Teniendo como eje central la sustentabilidad, “Circular, efectos sinérgicos” forma parte de una serie de tres instalaciones en gran formato. La inauguración fue a fines de 2021 con “Equilibrio en Gayi”, primera parte de la trilogía que fue presentada en la sala del Parque de las Esculturas en Providencia, donde el tema central fue la crítica situación de la merluza chilena. 

Al respecto, según menciona Soledad Omeñaca, estos trabajos han demostrado que se necesita una mayor creación de conciencia en torno al cuidado del planeta, ya que, si bien puede existir mucha disposición a contribuir, la desinformación reinante juega mucho en contra. “Lo confirmamos con la muestra anterior: en general muy poca gente sabía que nuestra pescada estaba en peligro de extinción”, dice como ejemplo. 

Ante lo anterior, y justamente para que exista un mejor acceso a los datos vitales de la intervención, es que en la sala que albergará esta muestra se podrá encontrar información detallada sobre los tipos de ecosistemas y su situación actual, bajo el aporte de World Wildlife Fund (WWF) y la Corporación Cultural de Las Condes. Razón valiosa y que les da garantías para indicar, con convencimiento, que el trabajo sí será un aporte en lo que concierne a la toma real de conciencia medioambiental.

“Si bien cada una tiene una línea propia e independiente de trabajar y posicionarse en el arte, sentimos que, en conjunto, para nosotras, es un nuevo canal creativo y que aún tenemos mucho todavía por crear”, cierra Omeñaca.


Escrito por Felipe De la Cerda E.
Fotografía principal cortesía de Soledad Omeñaca

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Auditoría internacional localiza más de 80 edificaciones de altura realizadas con madera en el mundo

  • Colección de accesorios para el hogar es realizada con acabados de roble y nogal americano

  • Investigación sobre modificación térmica de madera nativa espera potenciar una especie más homogénea, estable y resistente al ataque de hongos

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »