Pabellón en madera es instalado en la costa de Brasil

_PORTADA pavilhao-folhas-sagradas-atelier-daniel-florez_6

6 de Diciembre, 2022

Para “Folhas Sagradas”, una zona de descanso diseñada por el estudio Atelier Daniel Florez, se utilizó glulam y bambú para generar una relación armoniosa con el paisaje marino de Tibau do Sul, en el norte de Brasil.

Frente a las aguas abiertas del Océano Atlántico, “Folhas Sagradas” es la última incorporación al Hotel Kilombo Villas, en Tibau do Sul (Brasil). El Atelier Daniel Florez fue invitado a completar el nuevo pabellón de la playa, como un grupo de tres pérgolas gigantes en forma de hoja hechas de glulam y bambú. 

Debajo de las estructuras curvas, las hamacas se mecen suavemente con el viento y los muebles en tonos tierra se encuentran esparcidos por el suelo arenoso, manteniendo el diseño general sutil y en un diálogo suave con la naturaleza.

“El pabellón está diseñado para ser desmontable, transportable y reciclable”, dicen sus autores / Maíra Acayaba

Contrarrestando el fuerte sol tropical y el calor diurno, las pérgolas brindan mucho espacio sombreado y ventilado, al proyectar la sombra de una hoja que se mueve y desaparece con los movimientos de las nubes, el viento y el sol. Mientras tanto, un sistema de refrigeración hecho con tuberías circula, a través de las vigas, evaporando agua aromática hacia el mega paraguas para refrescar la temperatura y regar las numerosas plantas salpicadas por todo el pabellón.

En amable diálogo con el paisaje del mar

La relación armonizadora con el paisaje marino brasileño continúa por la noche, cuando una cálida luz artificial se filtra a través de las copas, convirtiendo cada pérgola en una hoja resplandeciente y visible desde las terrazas cercanas. ​Las lámparas, diseñadas con Office Natalia Priwin, con sede en Nueva York, incorporan partes recicladas de bambú y cilindros de cobre que cuelgan de las vigas; cada uno expresa el paso del tiempo con su oxidación verdosa provocada por los vientos salados.

Las columnas de madera construyen una entrada clásica frente al mar / M.A.

“La percepción de las hojas sagradas flotantes, así como sus sombras proyectadas, nos recuerdan poéticamente nuestro compromiso con la vida y con la preservación de otras especies que habitan nuestro planeta, convirtiendo la estancia turística en el Hotel en una experiencia educativa”, describe el estudio.

Reciclable, transportable. Madera totalmente natural más bambú

En cuanto a la estructura, las columnas de madera en el perímetro construyen una entrada clásica frente al mar, cada una tallada en forma antropomórfica en 2,3 metros de altura. Animando estos pilares está la doble curvatura del mega paraguas que proyecta una sombra diferente en cada columna.

Debajo de las estructuras curvas, las hamacas se mecen suavemente con el viento / M.A.

Para garantizar un impacto de carbono casi nulo, Atelier Daniel Florez utilizó glulam de árboles de rápido crecimiento de áreas de reforestación, bambú, piedra natural y un piso drenante de arena blanca que devuelve el agua a los acuíferos. 

“El pabellón está diseñado para ser desmontable, transportable y reciclable, comprometiéndose así con los principios de la economía circular”, concluye la firma.


Escrito originalmente por Designboom
Fotografía principal cortesía Maíra Acayaba

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • El arquitecto contemporáneo Kengo Kuma, propuso la madera como “mediadora” entre el medio natural y el hombre

  • Casa modular de madera que logra adaptarse al entorno obtuvo el premio “World Hotel Building of the year 2022”

  • Cabañas del campamento Lakota en California evocan formas arquetípicas con sus estructuras de madera en forma de A

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »