HomeObras / Proyectos de Arquitectura del Concurso Semana de la Madera 2019

 

Teatro Kuyulkura

Código de registro: ARQ715, ARQ715
Universidad y sede: Universidad de Concepción, Concepción., Universidad de Concepción, Concepción.
Equipo: Isaac Soto, Gabriel Zúñiga, Isaac Soto, Gabriel Zúñiga
Profesores guí­a: Frane Zilic, Carmen Vigueras, Frane Zilic, Carmen Vigueras
Video (Si aplica):

 El proyecto cumple por objetivo concretizar la relación urbano-natural, que existió en un punto del desarrollo de Villarrica con su lago homónimo y que actualmente se encuentra en una etapa transitoria para establecerse en el sistema urbano. Esta idea se desarrolla en base al análisis de situaciones y actos percibidos dentro de los sistemas de la ciudad, ya que en éste se arroja información tangible de los esfuerzos privados y públicos por realizar una conexión entre el cuerpo de agua y su borde, mediante el trabajo del borde lacustre, en donde hoy existe una costanera que permite el habitar público. Además, el emplazamiento fue seleccionado por la gran trayectoria teatral que se encuentra en Villarrica, en donde se han llevado acabo eventos y congregaciones públicas y privadas entorno al teatro (no como recinto, si no como el elemento no tangible que une a la comunidad). La ciudad posee una historia de teatralidad de mas de 10 años, en donde es posible palpar este elemento cultural, que hasta hoy no posee un recinto acorde a los requerimientos espaciales, funcionales y técnicos que le permitirían realizar actos y obras al nivel que se merece la ciudad. El proyecto por sus características de emplazamiento, logra proyectarse desde el sistema urbano y traspasar el trabajo de borde habitable para implantarse por sobre el agua, logrando la relación urbano-natural. Al proporcionar un espacio público coherente con las actividades que presenta un borde teatral (exposiciones al aire libre, espacios de conexión y contemplación al entorno natural, actividades de ocio, nodo de encuentro y esparcimiento) se concretiza la relación del usuario con el proyecto. Formalmente el recinto se apropia de elementos arraigados culturalmente para potenciar, precisamente, el arraigo con la comunidad, esto se propone al conceptualizar una roca carbonizada, proveniente del Volcán Villarrica (en sus muros exteriores se proyectan elementos en madera de roble carbonizado para asemejar este concepto). En su espacialidad, el proyecto se apropia aún mas de esta condición rocosa al proyectar espacios amplios bajo la lógica de quiebres interiores. De esta manera se presentan dos espacios jerárquicos, el primero es el foyer, espacio en donde una triple altura crea el primer grado de acercamiento desde el entorno natural hacia un interior controlado, y el segundo espacio es la caja escénica, en donde los elementos rocosos se apropian de los configurantes espaciales, que al poseer tonos opacos y secos logran jerarquizar el escenario en contraste con el trabajo lumínico presente. Funcionalmente se presenta un núcleo de servicios que separa y controla, desde tras bambalinas, ambos espacios. Posee conexión exterior con la caja escénica para facilitar el acceso a escenografía y circulaciones verticales que llevan a oficinas, salas de ensayo, una cafetería y a una terraza que desdibuja el límite interior y exterior del recinto. En síntesis, es carbón de roca o Kuyulkura (en mapudungún) habitable, creado para llevar al usuario a una experiencia cultural distinta, al alejarse de la ciudad para inmiscuirse en un entorno natural, público y teatral al mismo tiempo., El proyecto cumple por objetivo concretizar la relación urbano-natural, que existió en un punto del desarrollo de Villarrica con su lago homónimo y que actualmente se encuentra en una etapa transitoria para establecerse en el sistema urbano. Esta idea se desarrolla en base al análisis de situaciones y actos percibidos dentro de los sistemas de la ciudad, ya que en éste se arroja información tangible de los esfuerzos privados y públicos por realizar una conexión entre el cuerpo de agua y su borde, mediante el trabajo del borde lacustre, en donde hoy existe una costanera que permite el habitar público. Además, el emplazamiento fue seleccionado por la gran trayectoria teatral que se encuentra en Villarrica, en donde se han llevado acabo eventos y congregaciones públicas y privadas entorno al teatro (no como recinto, si no como el elemento no tangible que une a la comunidad). La ciudad posee una historia de teatralidad de mas de 10 años, en donde es posible palpar este elemento cultural, que hasta hoy no posee un recinto acorde a los requerimientos espaciales, funcionales y técnicos que le permitirían realizar actos y obras al nivel que se merece la ciudad. El proyecto por sus características de emplazamiento, logra proyectarse desde el sistema urbano y traspasar el trabajo de borde habitable para implantarse por sobre el agua, logrando la relación urbano-natural. Al proporcionar un espacio público coherente con las actividades que presenta un borde teatral (exposiciones al aire libre, espacios de conexión y contemplación al entorno natural, actividades de ocio, nodo de encuentro y esparcimiento) se concretiza la relación del usuario con el proyecto. Formalmente el recinto se apropia de elementos arraigados culturalmente para potenciar, precisamente, el arraigo con la comunidad, esto se propone al conceptualizar una roca carbonizada, proveniente del Volcán Villarrica (en sus muros exteriores se proyectan elementos en madera de roble carbonizado para asemejar este concepto). En su espacialidad, el proyecto se apropia aún mas de esta condición rocosa al proyectar espacios amplios bajo la lógica de quiebres interiores. De esta manera se presentan dos espacios jerárquicos, el primero es el foyer, espacio en donde una triple altura crea el primer grado de acercamiento desde el entorno natural hacia un interior controlado, y el segundo espacio es la caja escénica, en donde los elementos rocosos se apropian de los configurantes espaciales, que al poseer tonos opacos y secos logran jerarquizar el escenario en contraste con el trabajo lumínico presente. Funcionalmente se presenta un núcleo de servicios que separa y controla, desde tras bambalinas, ambos espacios. Posee conexión exterior con la caja escénica para facilitar el acceso a escenografía y circulaciones verticales que llevan a oficinas, salas de ensayo, una cafetería y a una terraza que desdibuja el límite interior y exterior del recinto. En síntesis, es carbón de roca o Kuyulkura (en mapudungún) habitable, creado para llevar al usuario a una experiencia cultural distinta, al alejarse de la ciudad para inmiscuirse en un entorno natural, público y teatral al mismo tiempo. 

GALERÍA DEL PROYECTO

DOCUMENTOS ADJUNTOS

1) Memoria del proyecto: Memoria pdf
2) Presentación: ARQ 715
3) Lámina 1 del proyecto: L1 memoria
4) Lámina 2 del proyecto: L2 planimetr
5) Lámina 3 del proyecto: L3 Detalles

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »