;

18 de Febrero, 2019

Carpintero del Desierto: “Quiero que mi canal de Youtube se transforme en un referente en el mundo de la carpintería”

Tiene más de 171 mil suscriptores y sus videos reciben en promedio un millón de visitas al mes. Lo que comenzó como un hobbie por la madera, ahora es un canal de Youtube en donde no sólo muestra sus creaciones, sino que también marcas lo auspician e invitan a usar sus herramientas, mientras que sus seguidores le piden tutoriales.

Alejandro Morales Corvalán, 37 años, es ingeniero civil industrial. Desde muy chico ha estado ligado al mundo de la construcción por la profesión de su papá por lo que la madera, las herramientas y los planos no le son ajenos.

Su primer acercamiento a la carpintería fue hace seis años cuando su hijo celebraba su primer año de vida. Quiso regalarle un caballito balancín de madera. El gusto fue creciendo, se convirtió en un hobbie, y así montó un taller en su casa y se fue perfeccionando más. “Ahora con el canal de Youtube le dedico mucho más tiempo”, comenta.

Dice que hace de todo. Sus tutoriales van desde transformación de muebles de interior, construcción de invernaderos, juguetes, artículos decorativos, entre otros. Siempre manteniendo la propuesta autoral: “No soy una mueblería, no replico el mismo trabajo siempre”. Además, gracias a sus conocimientos en ingeniería, algunos de sus videos incluyen planos 3D.

No tiene estudios o certificaciones en carpintería, pero ha hecho cursos, participado en ferias y exposiciones. Tampoco ha ganado ningún premio. “Soy un autodidacta”, enfatiza.

Vive en una parcela en Calama, en un sitio espacioso. Su taller está en el patio de su casa. No sigue un horario rígido, habitualmente toma desayuno con su familia, juega con su hijo. “Trato de que no se convierta en una rutina que me ahogue”.

Se declara un hombre creyente, cristiano. “Cuando estoy trabajando escucho música cristiana porque me conecta con mi lado espiritual. Mi taller es un lugar súper agradable para mí. Me conecto con Dios, conmigo mismo. Es un lugar que me inspira”.

Sus ayudantes o cualquier persona que ingrese al taller, deben ser de su plena confianza. Nunca ha tenido accidentes graves, solo pequeñas heridas. Por eso, posee una regla inquebrantable: no usar guantes ni mangas largas, porque si se atasca con una herramienta le puede arrancar el brazo. Tampoco forzar alguna máquina a realizar algún corte u otro procedimiento sobre la madera. “La clave de todo es trabajar muy concentrado, saber dónde hacer el corte”, explica.

El evangelio de la carpintería

Es miembro de la Iglesia Evangélica y pastor de los presos en la cárcel de prisión preventiva de Calama. Cuando se han hecho ampliaciones o remodelaciones, Alejandro ha estado a cargo y ha trabajado con algunos reos. De hecho, construyó junto a ellos una capilla ecuménica.

“Me gustaría dedicarme a la iglesia y la carpintería. Quiero dejar un poco de lado mi trabajo como ingeniero”, comenta.

En diciembre de 2016 comenzó con su canal de Youtube “Carpintero del Desierto”, con el fin de masificar estos conocimientos. Hoy es el medio más grande de Chile sobre este tema y el 3° de Latinoamérica, con un promedio mensual de 1 millón de visitas y 171 mil suscriptores.

“No me considero un experto, sino que un apasionado por lo que hago”. El propósito inicial fue mostrar sus primeros trabajos, más que explicar cómo hacer carpintería. Pero a medida que el canal fue creciendo, tanto en el contenido que se subía semanalmente como en los nuevos suscriptores que iban llegando, Alejandro comenzó a responder dudas y sugerencias de sus seguidores. “El contenido del canal lo fue modelando la misma audiencia”, concluye.

No solo las visualizaciones e interacciones aumentaron, también empezaron a llegar auspiciadores y la posibilidad de que pudiese pedirle herramientas a aquellas marcas, probarlas y publicitarlas en su canal.

Además de un paso a paso sobre cómo construir un mueble, qué madera y herramientas usar, Alejandro intenta transmitir otros mensajes. Como la importancia de que la gente tenga un hobbie, ser autodidacta y que el hacer algo con las propias manos es un importante gesto de cariño hacia los seres queridos.

“La gente tiene una necesidad de plasmar sus ideas a través de sus manos. Muchos de mis seguidores no trabajan en ambientes de construcción, sino que en oficinas. Necesitan realizar algo recreativo. A veces me comparten lo que hacen y si bien no son obras de arte, tiene el valor de que fue hecho con sus propias manos”.

Un nicho que va en alza

Por el feedback que recibe de sus seguidores, el Carpintero del Desierto ve que hay un despertar hacia la madera. Un público cada vez más masivo que prefiere lo hecho a mano, cansado de los muebles producidos en masa. “Quieren algo más auténtico, que quebrante las reglas del diseño”, señala. Además, percibe que esa audiencia está más interesada: “Me preguntan qué herramienta es mejor, qué madera usar, etc”. Las marcas con las que trabaja también lo han corroborado: las ventas han aumentado mucho más.

Desde los 13 años, Alejandro ha estado ligado a la construcción, y puede mirar en perspectiva cómo se ha desarrollado la tecnología y la exportación en torno a la carpintería.

“Pese al potencial, Chile está recién empezando. Siguen habiendo técnicas que se desconocen. En exportación nos falta, en cómo nos estamos abriendo al mercado extranjero. Hay capacidad para generar madera debido a las condiciones climáticas y geográficas, pero falta el valor agregado. Y para eso necesitamos más artistas y mueblistas que se dediquen a esto”.

También ve la versatilidad de la madera como una oportunidad. “Se pueden construir estructuras muy fuertes, o utilizar para fines decorativos. Es buen aislante, en lo acústico y térmico. Con la madera no se desperdicia casi nada, se puede ocupar al 100%. Hasta al aserrín se le puede dar un uso”, agrega.

Alejandro sigue muy entusiasmado en seguir con su canal de Youtube y potenciarlo cada vez más. Siempre ha tenido en claro que los maestros antiguos eran un poco recelosos en compartir su conocimiento. Por eso él quiero esparcir lo que sabe, decirle a cualquier persona que puede hacerlo.

“Mi intención es llegar a toda esa gente que se está atreviendo con la madera. Quiero que el canal tenga un espectro amplio de contenido. Que le sirva a alguien que nunca en su vida ha hecho un mueble, pero que le sirva al mueblista que ya vive de eso, pero que no conoce una técnica o cierta tecnología”.

Ahora tiene un proyecto en Concepción, donde construirá un domo, y pretende seguir potenciando proyectos exteriores. Y a sus diseños también le quiere dar una vuelta, generar algo más innovador y personalizado.

Haga lo que haga, el Carpintero del Desierto tiene una misión clara: “Quiero que  mi canal de Youtube se transforme en un referente en el mundo de la carpintería”.

NOTICIAS RECIENTES

  • Agencia española de la industria forestal promueve el uso de envases y embalajes de madera

  • Artistas en madera: cuatro ejemplos de la maestría en el tallado

  • MVRDV propone una oficina en madera para una empresa petrolera con el objetivo de mantener una “dedicación al diseño sostenible”

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »