;

16 de Noviembre, 2017

Oficina de arquitectos crea ingeniosa máquina para secar la madera nativa

Fue bautizada como HoSoMa, un horno solar multizonal que los llevó al primer lugar en el concurso Planes de Negocios con Solar Chilean Wood.

La Casa El Maqui y la Casa Chamisero son dos de las obras que este año participaron en la Semana de la Madera para convertirse en los favoritos del público. Y son dos obras que destacan por el uso de la madera nativa en sus aplicaciones y la poética convivencia entre la arquitectura y el entorno.

Ambas son de la oficina GITC Arquitectos, que nació hace 10 años enfocada en el revestimiento en madera por su resultado inmediato, pero que ahora apuesta por impulsar la generación de una red sustentable de producción de bosque nativo.

En esa red el primer eslabón es la normativa del uso de bosque nativo para evitar cortes indiscriminados. Luego, tecnología económica y certificada. También está el fomento de un “engranaje” con pequeños productores madereros, el cual parte en el bosque nativo, sigue con la tala responsable, transporte, secado de la madera y su procesamiento.

Reportaje-Hosoma-3

En este ámbito, mejorar los procesos de secado y pre-sacado fue uno de sus principales desafíos. Asistieron a cursos, se especializaron, hasta que finalmente dieron con su gran invento: HoSoMa.

Se trata de un horno solar multizonal autónomo para el secado de maderas nativas chilenas, iniciativa que en 2009 los llevó al primer lugar en el concurso Planes de Negocios con Solar Chilean Wood.

HoSoMa fue el punto de partida ecosustentable con el secado limpio y en base a energía solar (que puede ser suplida por energía eólica o hidráulica), con una producción de humedad homogénea, estandarización a un nivel masivo y con el beneficio repartido a una red de microproductores.

Rodrigo Belmar ─fundador de GITC junto con Felipe Vera─ detalla que se trata de una herramienta que puede aportar a la industria de la construcción y tener también alcance en la generación de leña. “Mirar estos procesos de presecado es el cómo tratar bien la extracción de leña. Bien presecada puede mejorar las condiciones del aire”, señala Belmar.

Reportaje-Hosoma-1

“Es una propuesta global que hacemos como GITC. Queremos 0% de emisión y tiene que ver con nuestra mirada de la eficiencia energética y amistad con el medio ambiente”, agrega Vera. Se trata de mezclar el mínimo de recursos y tener el máximo impacto comercial, pero mínimo impacto ambiental.

Según Vera, es una oportunidad para entregar una madera premium y diferenciarse totalmente del mercado. “En Chile todavía se trabaja bastante con madera verde. No se sabe procesar la madera para llegar a un producto de primera categoría”, asegura.

Obra_CasaElMaqui15

El transporte es la siguiente etapa, el que también impulsan a que funcione con energía limpia, con trenes solares, paneles fotovoltáicos o micro turbinas. “En el proceso completo de un producto puedes tener 0% emisión de huella de carbono y eso como producto completo. Significa identificar a los microproductores en el bosque. En la tala ver quién es la gente y coordinar. En el secado quizá a cada uno de estos les entregas un micro horno o los juntas todos, o uno por región en una planta gigante con financiamiento Corfo”, detalla Vera al hablar de planificación, una que debe contar también con la voluntad de los privados.

El secado es fundamental a la hora de hablar de este proceso y de material resistente. Por eso otra, de las empresas que busca el ideal en esta etapa es Ignisterra, que somete toda la madera aserrada de Lenga a un secado artificial en cámara que dura entre 11 a 30 días, dependiendo del espesor de la madera.

79_Los-Maquis-23

Las condiciones de temperatura y humedad ambiente al interior de la cámara varían durante el proceso hasta alcanzar una humedad en la madera de 8-10%.

“La energía eléctrica que utilizan los ventiladores se obtiene de una planta de cogeneración de energía eléctrica y térmica, a partir de una turbina alimentada por la generación de vapor en una caldera que utiliza biomasa proveniente del aserradero que manejamos en Tierra del Fuego. La energía térmica es el vapor de baja presión que sale de la turbina”, indica el gerente general de Ignisterra, Rodolfo Tirado.

Desde la empresa señalan que, gracias al manejo forestal aplicado en los bosques, tienen un impacto menor que el de cualquier otro cultivo en el ecosistema. Según explica Tirado, “es similar al proceso natural de regeneración de los bosques de Lenga, dejando que los árboles se reproduzcan en forma natural a través de las semillas que caen y germinan en la tierra”.

Obra_CasaChamisero-9

Gracias a estos procesos se asegura que todos los productos provengan de bosques manejados en forma responsable, lo que desde el año 2009 es validado por Forest Stewardship Council (FSC®), norma que exige el cumplimiento de una serie de requerimientos laborales, sociales y ambientales.

Ignisterra fue la primera empresa forestal chilena dedicada al bosque nativo en certificarse FSC® y promueve el uso de la madera en su totalidad, sin descartar piezas que contengan nudos, grietas y otras características que normalmente se desechan. Esto, debido a que “un aprovechamiento eficiente de la madera y de todas las partes del árbol ayuda a que este recurso renovable cumpla su ciclo de vida en forma integral”, concluye Tirado.

NOTICIAS RECIENTES

  • Estudio propone mejoras a la seguridad contra incendios en estructuras de madera

  • CH-Bioforce revoluciona la producción de materiales biológicos

  • De estudiante a profesor: el paso del chileno Gerardo Armanet por el Wood Program de Finlandia

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »