;

El segundo lugar del concurso de Ingeniería en la SDLM brinda información sobre la elasticidad y resistencia del CLT por medio de una interfaz web

ING5955_foto2_muro-de-corte-de-CLT

El estudiante de ingeniería en obras civiles, Valentino Reveco, desarrolló un software de reconocimiento que, en pocos segundos y por medio de datos simples, puede entregar las cualidades lineales y elásticas de cualquier muro de CLT.

Recuerda que fueron dos semanas donde no hizo otra que ver tutoriales en YouTube. Él sabía programar pero esto ameritaba algo más, por lo que se dedicó a ver cuánto video pudo. Dice que fueron más de cincuenta, todos de una hora, como una verdadera capacitación. De ahí en adelante terminó aplicando todo lo aprendido a la investigación de su tesis y eso hoy es una propuesta interesante para muchos ingenieros. Su proyecto es una interfaz web, en base a Excel, que demuestra el comportamiento de cualquier tipo de muro CLT.

Valentino Reveco, ingeniero en obras civiles de la Universidad de Santiago (USACH), trae a la memoria los inicios de esta apuesta digital, reconocida con el segundo lugar del último concurso de Ingeniería de Madera21 enmarcado en la Semana de la Madera.

“Modelo computacional del método simplificado para respuesta elástica de muros de corte de CLT” es un sistema que con ciertos datos puede arrojar información valiosa sobre la elasticidad y linealidad de este material conocido por los expertos como “el hormigón del futuro”. Basta con conocer el ancho, largo y alto del CLT, como también las conexiones que se usarán, para que el usuario sepa la reacción del muro ante cargas verticales y horizontales.

“Esto puede facilitar un proceso que ya es muy rápido para construir para elementos de muro y loza, además que al ser ensamblado se gastaría menos mano de obra. Mayor prefabricación vuelve todo menos lento y costoso”, dice Reveco.

“Los muros tienen ciertos comportamientos y el que más se da es el volcamiento. Hay muchos modelos que explican ese y otros movimientos como el deslizamiento, a partir de modelos simplificados y reconocibles en distinta literatura sobre el tema. Con tres modelos simplificados hice una interfaz, un programa, donde el usuario puede ingresar ciertos valores, los más simples posibles, y así interpretar cuánto gira, cuánto se mueve o qué le pasa a ese muro de CLT”, explica el ingeniero.

Software que entrega las cualidades lineales y elásticas de cualquier muro de CLT / Valentino Reveco

–¿Cómo analiza las propiedades de este material?

–Mi percepción es que el CLT es un asunto que vendrá fuerte a futuro. Existen manuales de construcción de 2013 en Estados Unidos y de otros años en Canadá. Esto también está masificado en Europa. Si lo notamos, gran parte de las potencias madereras trabajan con CLT, por lo que creo que cada vez más países se irán sumando, como un efecto dominó. De hecho, creo que esta realidad pronto ocurrirá en Chile donde, sea por publicidad o cualquier cosa, la gente quedará encantada y querrá casas, edificios y todo con CLT. Será parte de una nueva cultura para nosotros.

–¿En qué sentido?

–En contaminar lo menos posible. En generar alternativas sustentables. Un muro de hormigón puede que dure muchos años pero en algún momento será demolido y no tendrá un fin sustentable. Mientras que el CLT, haciendo lo mismo, remodelando o tirando abajo el edificio, permite aprovechar esa madera para otras alternativas de construcción. Eso simplemente cambia la mentalidad y genera una nueva cultura en estos temas.

–¿Y a qué punto llegaría ese cambio de mentalidad? ¿A querer una casa con CLT? ¿O a pronto conocer un edificio así?

–Eso en algún momento sucederá sí o sí. La gente querrá construir todo con CLT y promoverá lo prefabricado. No digo que mañana o pasado, pero llegará. En eso influirá mucho cómo se comporte la gente, porque también existen miedos.

–¿Como cuáles?

–Principalmente por la combustión y por otros elementos que muchas veces se aplican a la madera pero que no todos conocen, cosas que se podrían evitar para que la gente no desconfíe.

–¿Son prejuicios?

–Yo creo que sí. De hecho a nosotros en las clases y seminarios, antes de saber algo de madera, se nos enseñan las ventajas y desventajas. Así como ingenieros te das cuenta que, por desconocimiento o ignorancia, uno lleva muchos prejuicios incorporados ante la evidencia o el interés por la madera.

–¿Qué termina promoviendo esa situación?

–En que los profesionales cada vez se van interesando y aportando su grano de arena para el uso del CLT. Eso permitirá que próximamente existan capacitaciones para estos ámbitos y que la madera se vuelva una alternativa real para construir, a la altura del acero y del hormigón.

–Sobre todo porque hoy las mayores apuestas de CLT a nivel mundial casi siempre son de un modelo híbrido entre materiales.

–Claro. Conversando con algunos profesores que saben del tema, el máximo potencial del CLT hoy en día es desde lo híbrido. Con edificios con un núcleo de hormigón que soporta las cargas y el resto de madera.

–¿Cómo le fue desarrollando esta interfaz?

–En mi caso, como la desarrollé durante mi tesis, tenía avances todas las semanas guardados en Excel, como cualquier ingeniero, para presentarlo a mi profesor guía. En un momento me dije, sin tener idea de hacer una interfaz, que debería existir algo amigable para el ingeniero para calcular todos estos comportamientos, porque es mucha información y a veces difícil de calcular con todos los parámetros necesarios. Como te comenté, autodidactamente busqué en internet distintas alternativas. Apareció una simple, que permite utilizarla mientras utilizas la plantilla de Excel, que es la que ocupo en este minuto.

–¿Qué relación existe con respecto a las cargas, las que conozco que fueron horizontales y verticales simultáneamente?

–Lo primero es que los muros de corte, por teoría, siempre llevan cargas horizontales. Se les llama así porque se produce una falla de corte, como que se corta el muro, entonces le entran cargas horizontales debido a los movimientos sísmicos, el viento y a otros aspectos. La carga vertical, por otro lado, que es la de gravedad, también se incorpora.


Escrito por Marcelo Salazar Medina
Fotografía principal cortesía de

NOTICIAS RECIENTES

  • El proyecto Escuela de Carpinteros Tradicionales busca poner en valor el oficio y fortalecer su formación

  • La virtuosa historia de Pepa, una lámpara de madera que muele la luz

  • Expertos reafirman la importancia de construir en madera e implementar un urbanismo sustentable con biociudades

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »