;
frane zilic c byn

Frane Zilic: “Las utilidades y ventajas de la utilización de la madera en construcción”

Magíster en Construcción en Madera y director del Programa "Polo de Transformación Secundaria en Madera" de Universidad de Concepción

21 de Diciembre, 2020

El Encuentro Empresarial de Pymes Madereras, EPyMA 2020, realizado con apoyo de Corfo, puso un foco especial en el uso de la madera en construcción, congregando por primera vez a representantes regionales de la CChC. Lejos de ser un salto al pasado, este reencuentro de la construcción con la madera es una forma de subsistencia, una necesidad planteada por un contexto que nunca antes hemos enfrentado.

La industria de la construcción es un sector importante a nivel mundial, eso se refleja en su positivo impacto económico y en sus empleos, pero también en sus lamentables indicadores de sostenibilidad. Un 34% de todos los desechos del mundo provienen del sector de la construcción. El 5% de todas las emisiones de CO2 del mundo provienen del cemento y otro 3% del acero requerido para producir el hormigón. Para poner las cosas en perspectiva, la construcción es más contaminante que todos los autos, micros y buses del mundo. Necesitamos hacer cambios.

Frecuentemente hablamos de la madera analizando sus ventajas específicamente durante el proceso de construcción, pero es necesario ampliar la mirada. Por un lado, debemos considerar el impacto sistémico de un material versus otro porque no da lo mismo. Por otro lado, debemos recordar que el propósito de la construcción no es la obra, sino crear un ambiente saludable, adaptable y seguro para los habitantes. En estas dos escalas quisiera centrar el análisis en los próximos párrafos.

De los tres materiales que tenemos a disposición para estructurar una edificación, la madera es el único de origen natural. Esto significa que, para la construcción, es el único material estructural renovable, biodegradable, reciclable y que en su producción no emite CO2 sino que lo captura, siendo por lo tanto parte de la solución y no del problema. Es por esto que la Organización de las Naciones Unidas, en su informe del año 2016, apunta a la construcción en madera como una solución para frenar el cambio climático. Se reducirían las emisiones de CO2, los desechos y el impacto sobre el planeta.

A nivel social también la madera ofrece una ventaja. El hormigón y el acero son industrias altamente concentradas en una decena de empresas que importan la gran mayoría de su materia prima y productos. Siempre se habla de la concentración económica del sector forestal, pero con más de 900 aserraderos a nivel nacional, preferir madera es una manera de generar empleo y economía local. Potenciar el uso de este insumo permitiría reactivar el interés por un material sostenible que ofrece oportunidades de innovación que van mucho más allá de la construcción.

Al otro extremo del espectro encontramos el habitante y su espacio. El ser humano moderno pasa cerca del 90% de su tiempo en espacios interiores cerrados y por lo tanto la salubridad, el confort y la seguridad ya no pueden ser lujos de países desarrollados, son una necesidad para toda la sociedad. La madera nuevamente ofrece ventajas potenciales inalcanzables para otras materialidades, propiciando ambientes más calmos, con mejor confort térmico y acústico, y más salubres.

Desde un punto de vista funcional, la construcción en madera es más adaptable a los requerimientos espaciales cambiantes del núcleo familiar. Ampliar, reducir, reparar y adaptar son acciones esenciales para asegurar que el espacio construido pueda mantener su vigencia y la madera nuevamente ofrece posibilidades impensables en hormigón o acero.

Para ser efectiva, la construcción sostenible debe considerar el impacto en el medio social, ambiental y económico, a lo largo de todo el ciclo de vida de la edificación, desde la materia prima hasta el reciclaje. No puede faltar ningún aspecto, sino es solo una ilusión. De los tres materiales que tenemos para estructurar una edificación, la madera es la única que tiene la posibilidad de cumplir con todos los criterios y así poder seguir construyendo sin reventar el planeta, nuestra especie o nuestra sociedad.

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • La segunda edición del Catálogo de la Industria Forestal Maderera expone 82 empresas chilenas del sector

  • Mobiliario para niños: nuevas formas orgánicas de diseñar muebles enfocados en el desarrollo de los más pequeños

  • Atelier Ari construye una atalaya invertida en Francia utilizando un trampolín y un espejo

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »