;

19 de Abril, 2018

Las bondades de la madera para mejorar las áreas de juego de los más pequeños

LugarComún incorporó este material después de realizar un trabajo para 140 jardines infantiles distribuidos en todo Chile. Ahora investigan el material para sacar partido a sus propiedades.

Los juegos infantiles están lejos de ser solo un espacio para la diversión de los niños. Se trata de un producto elaborado para dar un impulso al desarrollo motriz e intelectual de los menores, un espacio que debe ser seguro para ellos y amigable con el medio ambiente. Por eso en LugarComún pensaron en la madera, un material que ayuda a entender el vínculo que existe entre la naturaleza y los objetos de uso diario.

En LugarComún empezaron a trabajar con madera el año 2016, cuando Fundación Integra les planteó el desafío de hacer 140 módulos de juego para 140 jardines infantiles de todo Chile, desde Alto Hospicio hasta Futaleufú. Con ese proyecto conocieron las características del material, el mismo con el que ahora desarrollan distintas iniciativas y un proyecto para Junji, una versión superior de los primeros modelos y la experiencia que se plasma en las estructuras montadas en 60 jardines infantiles.

Foto_Reportaje_Juergos-de-madera-2

A la hora de hablar de juegos de madera es difícil no relacionar el recuerdo a enormes estructuras de rollizo pintadas de color verde, muchas veces resbalosas después de una lluvia. En medio de eso los juegos de acero o pvc llegaron a plazas y parques, estructuras fáciles de moldear pero también para mantener el calor en el verano y el frío del invierno.

Con ese paso de materiales también trabajó LugarComún. La empresa fue formada por Rodrigo Hevia en 2007, quien comenzó fabricando juegos infantiles con acero para plazas y parques. Desde 2014 se asoció con el ingeniero francés Emmanuel Bandres y juntos elaboraron juegos más sofisticados, incorporaron materiales como el aluminio, el plástico en paneles de HDPE importados y cuerdas especiales con alma de acero galvanizado. Un año más tarde llegaron a la madera para hacer juegos enfocados en niños más pequeños, una línea nueva destinada a los jardines infantiles.

Foto_Reportaje_Juergos-de-madera-3

Y es que la decisión de quedarse con esta alternativa fue impulsada por la experiencia. “La madera tiene un contenido visual de cierta naturalidad o calidez, una cercanía interesante como producto. Nosotros la trabajamos combinada con otros materiales, entonces en términos de diseño nos parece atractivo por la fusión de lo natural de la madera y las terminaciones de plástico o de acero pintado, ahí se logra un equilibrio entretenido de colores y formas”, señala Hevia.

Para la empresa ha sido un tiempo de formación el descubrir el ciclo de la madera, desde el manejo del bosque hasta la mantención. “Ahí nos damos cuenta que estamos como en la punta del iceberg del proceso productivo, porque hay maderas que tienen distinta resistencia, distinto resultado frente a la exposición climática y también distintas expresiones”, explica el gerente general comercial.

Con una cobertura nacional, sucursal en Uruguay y representación en Colombia, Perú y Brasil, han fabricado e instalado más de 1500 juegos y equipamientos. La empresa cuenta con certificación por la norma chilena y desde 2015 iniciaron un proceso de certificación TÜV de varios productos del catálogo bajo la norma europea. Además, para alcanzar el estándar, trabajan con madera impregnada con cobre micronizado, material no tóxico ideal para los proyectos vinculados a la manipulación por parte de los niños.

Foto_Reportaje_Juergos-de-madera-5

Pino oregón, americano e insigne es la materia prima utilizada según la pieza que compone cada juego. Luego de la impregnación recibe un tratamiento superficial de terminación y es el que le da el color y la textura. Pero buscan nuevos desafíos y por eso desarrollan pruebas con madera laminada, aunque por ahora solo cuentan con prototipos.

Este año piensan definir las  líneas para juegos con nuevos modelos propuestos por el equipo de diseñadores de LugarComún, el que se preocupa de revisar los puntos estructurales como la resistencia, la ergonomía según el usuario, la interacción de los niños con las distintas piezas, su seguridad y la inocuidad.

“Somos cuidadosos, por ejemplo el impregnado micrionizado es limpio, no tiene ni plomo ni arsénico, los componentes metálicos que usamos en el juego los pintamos con pinturas sin plomo, finalmente la estructura está basada en lo que exige la norma”, detalla el representante de la empresa.

Foto_Reportaje_Juergos-de-madera-6

Por estos días elaboran el catálogo 2019, además se encuentran en la etapa final de certificación para la línea completa de los juegos modulares, proceso con el que esperan dejar un precedente ya que se trata de un tipo de juego que no se fabrica en Chile, ya que en gran parte del mercado nacional se mantiene la fabricación de los juegos con rollizo.

Para Hevia, los avances de LugarComún han sido el resultado del trabajo en equipo y las ganas de innovar en material y diseño: “Lo que estamos haciendo es ir al otro extremo, es técnicamente superior, entonces poder tener esta línea terminada, certificada, con todo lo que significa, con la planimetría, con todo el trabajo de diseño resuelto, es una gran meta a la que queremos llegar”.

 

NOTICIAS RECIENTES

  • Chilenos participan en una investigación a nivel mundial sobre los beneficios medioambientales de la madera en la construcción

  • LABVA es reconocido internacionalmente por el desarrollo y la divulgación de biomateriales

  • Dongyeop Han reinterpreta el diseño tradicional “Soban” en una serie de muebles en zigzag

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »