;

9 de Enero, 2017

Las iniciativas clave para impulsar la construcción en madera en Chile

Disminuir las brechas normativas, generar un manual de control de calidad de obra y exigir que la madera sea rotulada, son algunos de los proyectos que integran la agenda del Ministerio de Vivienda y Urbanismo para incentivar el uso de la madera en la construcción.

Hace algunos años el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) realizó un diagnóstico sobre el estado de la construcción en madera en Chile. A partir de él se detectaron tres áreas con gran potencial de mejoramiento; según explican desde la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional (Ditec) de dicho ministerio.

El diagnóstico mostró que, junto con el desafío de robustecer la normativa para incentivar la construcción en madera, también existía la oportunidad de fortalecer los conocimientos de los profesionales del área en temas seguridad, durabilidad y una adecuada ejecución de las edificaciones para mejorar la calidad de las viviendas que se construyen con madera.

Un diagnóstico realizado por el Centro UC de Innovación en Madera (CIM UC-Corma) en 2014 llegó a conclusiones similares y el análisis del Programa Estratégico de la Madera de Corfo (PEM) también iba en la misma línea. Debido a lo anterior, en la actualidad estas instituciones están trabajando coordinadamente.

Jocelyn Figueroa, jefa de la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional del Minvu, señala que una de las medidas que han definido para fortalecer las competencias de profesionales y técnicos de los Serviu, Minvu y DOM, fue generar un convenio de colaboración con el Instituto Forestal (Infor), que considera el desarrollo de estudios y capacitación, principalmente enfocado a robustecer la fiscalización para que las construcciones en madera cumplan el estándar normativo.

Entre las iniciativas más relevantes que el Minvu está impulsando en el ámbito de la construcción en madera ─en la mayoría de las cuales Madera21 participa activamente─, destacan las relacionadas con el desarrollo normativo. Para el fortalecimiento de la norma sísmica y estructural, por ejemplo, trabajan con el CIM y la Universidad del Bío-Bío en base al sistema constructivo Marco Plataforma, y paralelamente, lo están haciendo con la Universidad de Santiago de Chile con el sistema constructivo Cross Laminated Timber (CLT).

Noticia-Inauguracion-Chañaral_1

Por otra parte, con el Idiem, el Minvu está abordando una futura norma de cálculo de resistencia al fuego que posibilite conocer las diferentes estructuras sin tener, necesariamente, que ensayarlas. A esto se sumará un nuevo estudio de diseño prescriptivo con la Universidad de Concepción, el cual, si bien en primera instancia se ceñirá a la norma actual, posteriormente se calibrará con la actualización de la normativa de diseño en la que trabaja el CIM y la Universidad del Bío-Bío.

En paralelo se están realizando ensayos para incorporar soluciones constructivas en los Listados Oficiales del Minvu (térmico, acústico y de fuego), además de impulsar el exitoso proyecto Barrios Ecosustentables, cuyo prototipo fue recientemente inaugurado en Chañaral.

Otra iniciativa destacada es el Manual de Control de Calidad de Obra, que se está elaborando a través del convenio del Minvu y el Instituto de la Construcción (IC), el cual incluyó a la madera dentro de las materialidades más usadas, junto con el hormigón armado y la albañilería.

El documento está dirigido a empresas constructoras y/o mandantes, y contempla recomendaciones para la edificación pública y privada, considerando la vivienda social. Además, propone condiciones de cumplimiento y acciones de mejora que, desde sus distintos ámbitos, deben efectuar los actores que intervienen en la construcción con el objetivo de asegurar la calidad de las obras y fortalecer el cumplimiento normativo. Se espera contar con este manual a fines de 2017.

Rotulado para la madera

Asimismo, en conjunto con el Ministerio de Economía, el Minvu impulsa la implementación de un rotulado para la madera, cuyo resultado será un Decreto Supremo que contendrá un estándar de normativa técnica de uso nacional.

La jefa de la Ditec explica que el rotulado de la madera busca transparentar la calidad del producto y fortalecer la trazabilidad de la información para los usuarios finales, de manera que ellos puedan discriminar entre productos aparentemente iguales, pero que en calidad son muy diferentes. Adicional a ello, le asignará responsabilidad respecto de la información que entregan a los productores, importadores y vendedores. Cabe señalar, no obstante, que esta normativa no exigirá nada distinto de lo que actualmente la madera debe cumplir para ser usada en la construcción.

Esta iniciativa implica un gran salto para la industria, y una enorme posibilidad de mejora para los aserraderos, quienes tendrán que sumarse al desafío de darle valor agregado a sus productos, ya que el avance de todas las líneas de acción que el Minvu está impulsando implica abordar la edificación en madera con conceptos de sustentabilidad, innovación y productividad.

“Si pensamos avanzar en edificación de media altura con la madera que tenemos en Chile, ésta tiene que pasar por una serie de procesos: debe estar clasificada estructuralmente, impregnada, cumplir con las escuadrías especificadas y con la humedad necesaria para edificación”, explica Jocelyn Figueroa. Y agrega: “No sólo queremos abordar la construcción sino también la industrialización, y para esta última tiene que existir un producto con el estándar adecuado”.

Noticia-Inauguracion-Chañaral_2

El proyecto de rotulado de la madera fue sometido a consulta pública en junio de 2016 y ahora el Minvu está finalizando el proceso de revisión de las observaciones, aunque cuenta con plazo hasta mediados de 2017 para realizar los ajustes necesarios.

La jefa de la Ditec destaca que para garantizar el éxito de estas iniciativas y potenciar el uso adecuado de la madera en la construcción en Chile, “ha sido indispensable contar con el esfuerzo conjunto y coordinado de distintos actores a través de una cooperación público-privada, en la que han participado Corfo, Conaf, Infor, Idiem, CIM UC, Universidad del Bío-Bío, Universidad de Concepción, Universidad San Sebastián, Universidad de Santiago, Corma y Pymemad”.

“Se requiere de una visión estratégica ─añade Figueroa─ y de medidas alineadas con el quehacer del sector privado, de los grandes y pequeños productores, de las entidades gremiales, del mundo académico y de profesionales del área, para lograr avanzar sostenidamente en superar las brechas, romper prejuicios, e incorporar tecnología y especialización, para garantizar, tanto el cumplimiento de las metas país, como los impactos positivos en la calidad de vida de las familias respecto del estándar y durabilidad de las construcciones en madera”.

Al respecto, Francisco Lozano, presidente de Madera21, comenta: “Para nosotros es una excelente noticia conocer la agenda del Minvu para mejorar los estándares de construcción, tanto en capital humano como en información de los productos. Sobre todo porque desde Madera21 teníamos un diagnostico similar, y a través de nuestros distintos ejes estratégicos, estábamos ya abordando la mayoría de ellos”.

Por esta razón, Madera21 propuso al Minvu apoyar esta agenda activamente, trabajando de manera coordinada con las distintas instituciones especializadas en madera, construcción y productividad que existen en Chile. “Este alineamiento de capacidades resulta en el fortalecimiento de proyectos que pueden ser de alto impacto en la construcción en madera en Chile, como lo fue por ejemplo el proyecto de Ecobarrios de Chañaral”, concluye Lozano.

NOTICIAS RECIENTES

  • Desarrollan paneles industrializados para el primer condominio construido íntegramente en madera en Concepción

  • DJA presenta un pabellón triangular de mimbre con estructura de madera en Francia

  • Marcela A. Vidal Vega: “La madera, alternativa real como material sustentable en la construcción verde”

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »