;

Madera líquida para un cambio de materia prima

gránulos de tecnaro en ilsfeld-SWR

17 de Marzo, 2020

La madera líquida, o bioplásticos fabricados con recursos renovables, presentan fórmulas hechas con azúcar, almidón, cera natural, aceite orgánico y extractos de la madera como la celulosa y la lignina. Al mismo tiempo que crece la preocupación por los recursos fósiles y su sustitución por los renovables, estos biopolímeros reciben premios internacionales y son reconocidos mundialmente por su alta calidad.

Los pioneros Helmut Nägele y Jügen Pfitzer, forman parte como directores gerentes de la compañía de biopolímeros Tecnaro GmbH. Esta empresa de Itsfeld –una ciudad del distrito de Heilbronn en Alemania- ha seguido con determinación su idea de utilizar recursos renovables para la fabricación de sus bioplásticos, llamados madera líquida (ARBOFORM®, ARBOBLEND® and ARBOFILL®), contando con todas las propiedades del plástico.

Actualmente, en el 20 aniversario de la fundación de la compañía, dicen orgullosamente: “Hemos tenido éxito”. Por todo el mundo, sus fórmulas están en objetos cotidianos como prendas de vestir, automóviles, fachadas y artesanía, y también son utilizadas para el comercio y necesidades industriales. Por ejemplo, las fórmulas Tecnaro se usan para perchas Benetton o para urnas del cementerio forestal de Friedwald.

Nägele, Pfitzer y su equipo realizaron investigaciones y desarrollos, transfiriendo sus ideas a la práctica, seleccionando y descartando los cambios y comenzando de nuevo, hasta mejorar las fórmulas para un rango de aplicación amplio. Estas están hechas de azúcar, almidón, cera natural, aceite orgánico y extractos de la madera como la celulosa y la lignina.

Según Helmut Nägele, más del 70% de todos los plásticos convencionales pueden ser remplazados técnicamente por materiales de Tecnaro. Sus fórmulas se utilizan en el Audi R8, en punzones y engrapadoras de Novus, en zapatos y lentes de sol de GUCCI y en los cepillos de dientes BIOBRUSH.

Productos fabricados con la fórmula ARBOFILL® / Tecnaro

Varios clientes de Tecnaro que utilizan los bioplásticos para desarrollar sus productos, han sido galardonados con importantes premios de diseño, tecnología verde e innovación. Por ejemplo, “Mockmill” de Wolfgang Mock GmbH se presenta como el primer electrodoméstico de cocina que usa un revestimiento hecho con bioplásticos ARBOBLEND, y recibió el premio “German Innovation Award 2018”.

Con un equipo de más de 30 empleados, de los cuales varios son académicos altamente cualificados, Tecnaro ha recibido una gran cantidad de premios por sus innovaciones sustentables. Entre ellos, se encuentran el ZDF WISO German Founders Award, el Werkbund Label y el European Inventor Award.

Biopolímeros en forma de gránulos con certificación de alta calidad

Varios productos realizados con fórmulas básicas de Tecnaro como ARBOBLEND® (entre los que se encuentran vasos retornables de café, cápsulas de café y bolsas de refrigerador orgánicas) han sido validados bajo los estándares más altos para el contacto con alimentos. De hecho, la revista Öko-Test probó la caja para guardar comida Ajaa hecha con esta fórmula y le otorgó la calificación de “muy alta calidad”.

Fábrica de Tecnaro en Itsfeld, Alemania / SWR

Los biopolímeros de Tecnaro salen de la fábrica en forma de gránulos. Están fabricados con materia prima renovable y son biodegradables o resistentes por largo tiempo. Los materiales pueden ser procesados, por ejemplo, por moldeado de inyección, extrusión, calandrado, prensado, termoformado y moldeado por soplado. Los trofeos de Green Brands Germany, por ejemplo, se hacen a través del proceso de impresión 3D. Y mediante el uso de un sistema de fabricación aditiva “freeformer”, que es una tecnología de fabricación revolucionaria de ARBURG (empresa alemana de fabricación de máquinas), los engranajes planetarios funcionales que actúan de manera similar a un reloj se realizan en un solo paso de trabajo, sin mayor ensamblaje.


Escrito originalmente para PR Web
Fotografía principal cortesía de SWR

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Yakisugi: la técnica japonesa de preservación que carboniza la madera y que se populariza en occidente

  • “Apple Central World” en Bangkok se encuentra bajo un techo alero de madera

  • Andrew Waugh: “Una historia de amor con la madera”

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »