;

Casa Bosque

Empresa / oficina: Triangular

Arquitecto a cargo: Tomás Swett Amenábar y Gabriel Díaz Riadi

Ingeniero Estructural: José Manuel Morales

Cliente: San Manuel S.A / Fulvio Cartoni y Paula Araya

Ubicación: Cunco, Lago Colico

Superficie construida: 220 m2

Año de construcción: 

Sitio web: https://www.triangular.cl/proyectos/casa-bosque

Fotógrafo: Nicolás Sanchez

 

Esta casa se emplaza entre medio de un Bosque de Hualles y Ulmos con el Lago Colico de fondo. Buscando una intervención mínima del entorno, la obra se “posa” sobre un basamento, dejando traspasar la flora silvestre a través de ella. El proyecto parte de un rectángulo orientado al Nor Oriente, que se quiebra y separa para dar paso a los Hualles existentes. Como resultado, se proponen dos barras enfrentadas al único “claro del Bosque” que servirá tanto de jardín como de fuente de radiación dada la inclinación solar del sur de Chile.

La distribución obedece a dos conceptos. Primero, “vacaciones familiares” en el sentido de la necesidad de espacios de encuentro familiar amplios y simultáneamente, lugares de tranquilidad y lectura con total independencia entre ellos (separados por patios interiores). Segundo, “adaptabilidad de uso” dada la fluctuación de usuarios y requerimientos térmicos durante el año. Así, se definen cuatro áreas: Familiar, Padres, Hijos, e Invitados. Todas ellas fueron distribuidas en dos volúmenes que se conectan entre sí a través de puentes interiores vidriados que traspasan el bosque (grieta central). La ubicación de cada área obedece a las vistas del lugar y a sus requerimientos de ganancias solares de acuerdo a sus horarios de usos (dormitorios con sol de la mañana y zonas públicas con sol durante el día).

Como imagen de proyecto, se trabajó con la idea de “un tronco quemado” en donde la corteza (revestimiento metálico) protege su interior (madera acetilada en todas las fachadas intermedias y pino en muros interiores).

Su construcción propone dos basamentos “quebrados” de hormigón que absorben la pendiente del terreno, permiten el paso del bosque y aíslan completamente los radieres de la humedad del suelo. Sobre estos, se disponen una serie de paneles y marcos prefabricados en madera, que configuran la estructura y geometría de la casa. Esta prefabricación permitió disminuir el tiempo de obra gruesa y diseñar una series de marcos irregulares cada 120 cm que producen distintos techos.  Entre estas cubiertas, se producen ventanas superiores que permiten ver el follaje de los árboles desde el interior y el ingreso de la luz natural a todos los recintos de la casa.

Vota!

Arquitectura / Diseño / Innovación / Ingeniería / Obras de arquitectura / Wood Startup Challenge / Fotografías en Madera

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »