;

13 de Julio, 2017

Tronconoble: el proyecto intercultural que busca elevar el estándar de la mueblería tradicional chilena

Una alternativa que busca ofrecer muebles de diseño en madera y de alta calidad a precios más accesibles es lo que propone Andrés Gutiérrez a través su empresa ubicada en Villarrica y en donde además transfiere conocimientos a la obra de mano local.

Diseño contemporáneo, maderas nobles y calidad alemana. Con estos tres conceptos el arquitecto Andrés Gutiérrez define Tronconoble, un emprendimiento que, desde Villarrica, desarrolla desde hace tres años una amplia variedad de muebles a partir de maderas que actualmente compra a productores locales.

Junto con fomentar la descentralización de la industria al emplazar su fábrica en la Región de La Araucanía, Gutiérrez también promueve un intercambio cultural a partir de un sistema similar a un “Work and Travel”, según él mismo explica, con jóvenes mueblistas provenientes de Suiza, Alemania y Austria.

Y es que Gutiérrez ya conocía las técnicas y la manera en que estos países abordan la mueblería. Había trabajado en Alemania en el taller de un conocido y también realizó un postgrado en madera en Suiza, país donde además dirigió proyectos de muebles para tiendas comerciales de toda Europa. Pero quería construir algo propio y Chile fue el destino para desarrollar su proyecto personal.

Se propuso, además, un objetivo adicional: desarrollar y mejorar la mano de obra local. “Yo estoy apostando con este proyecto a decir que podemos estar en Villarrica y podemos hacer un producto de mejor calidad de lo que tal vez alguien puede hacer en Santiago”, afirma el arquitecto de la Universidad de Chile.

Reportaje-Tronconoble-2

Técnicas europeas al servicio de la carpintería local

Anualmente Gutiérrez coordina la venida de maestros mueblistas por un período de al menos un año que quieran entregar instrucción a los trabajadores chilenos, profesionalizando el oficio de mueblista. “Es una especie de escuela dentro de nuestro taller. Nosotros estamos invirtiendo y esperando que la gente que capacitemos, además, se quede”, agrega.

Así, dos jóvenes entre 22 y 30 llegan como jefes de taller al gran galpón que se ubica en las afueras de Villarrica y durante un año deben dirigir a un equipo de cuatro personas, enseñándoles sobre el uso de maquinarias, técnicas de trabajo y gestión económica de una empresa de este tipo.

Para Gutiérrez este tipo de intercambio cultural es fundamental a la hora de desarrollar productos de alta calidad que puedan competir de mejor manera con empresas del rubro. Esto, porque además sostiene que en Chile oficios como el de mueblista generalmente responden a un desarrollo más bien autodidacta y carente de una formación más profesional.

Reportaje-Tronconoble-3

Calidad y diseño a precios más accesibles

El desarrollo de la mano de obra local que está logrando con su programa de formación le está permitiendo ser una alternativa original y económicamente más accesible para cumplir su objetivo de fabricar muebles con “calidad alemana”, y destacar por sobre el sinnúmero de productos que se ofrecen en el mercado, que si bien tienen altos estándares de calidad y diseño, cuentan con precios muy elevados.

Así, Tronconoble desarrolla muebles para la casa como comedores, mesas y sillas; pero también cocinas, baños o incluso escaleras. Todos con maderas nobles de avellano, aromo australiano, castaño, ciprés, coigüe, laurel, mañío, lingue, raulí, roble, entre otros.

Reportaje-Tronconoble-4

NOTICIAS RECIENTES

  • Lanzan el concurso de arquitectura Yakisugi para estudiantes y profesionales

  • Strong by Form propone tecnología digital y la propia inteligencia de los árboles para un mundo más sustentable

  • Noruega construirá el puente con madera estructural más largo del mundo

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »