;

Xavier Marcet: “La ecología será la nueva economía”

Xavier Marcet (1)

El español, presidente de Lead to Change y del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña, regresa como expositor a la Semana de la Madera 2020 y reflexiona acerca de las oportunidades que dejará la pandemia para crear más conciencia medioambiental. Un hombre que trabaja para crear soluciones y que tiene claro su principal norte: mejorar el planeta.

Su currículum ya sorprende. Consultor en estrategia, innovación y emprendimiento corporativo formado en cursos de postgrado y educación continua en las escuelas de negocios UC Berkeley, IESE y ESADE y una licenciatura anterior en Historia por la UAB. Profesor de la Universitat Pompeu Fabra (Barcelona School of Management), autor de libros como “Cosas que aprendemos después” (2010), “Innovación Pública” (2013) y “Esquivar la mediocridad” (2018), colaborador habitual del periódico catalán La Vanguardia y presidente del Patronato de la Escuela de Negocios (EUNCET). Sin embargo, lo primordial, más allá de sus logros y reconocimientos, es que Xavier Marcet trabaja ayudando a empresas, universidades y administraciones a adaptarse a los nuevos retos y desafíos, detectando las ventajas y metodologías para alcanzar el éxito y aportarles valor.

Xavier Marcet participará como expositor en la Semana de la Madera 2020 / M21

Justamente, en el marco de la Semana de la Madera 2020, Marcet participará como expositor mediante su charla titulada “La ecología urbana como oportunidad”. Con el coronavirus como actor principal en el contexto político, sanitario y empresarial a nivel mundial, nos cuenta su visión acerca del futuro que se viene en Chile y el mundo y, también, resalta la importancia de los recursos naturales para mejorar la economía y, a la postre, la Tierra entera.

Siendo, entre otras cosas, consultor en estrategia, innovación y emprendimiento corporativo, fundador de Lead to Change y presidente del Instituto de Arquitectura de Cataluña, ¿cuál cree usted que sería el factor común para alcanzar el equilibrio y éxito en todos estos frentes, a priori, tan distintos?

─Creo que el intento de crear un futuro de una cierta consistencia para las personas, para las organizaciones, para el planeta. Es un propósito subyacente que adopta formas diversas, pero que nos permite continuar aprendiendo constantemente.

Este año estará presente en la Semana de la Madera realizando la charla “La ecología urbana como oportunidad”. ¿Cree que la ciudad occidental ha puesto valor en el cuidado del medio ambiente o falta mucho por recorrer todavía?

─Las ciudades han sido depredadoras del medio y necesitamos ciudades que aporten al medio. Esto supone cambiar la forma de concebir nuestro urbanismo, de transformar la forma cómo construimos, de modificar nuestra movilidad y nuestras formas de trabajo. Y este repensar de las ciudades conlleva grandes oportunidades económicas. De aquí que creemos que la ecología será la nueva economía (si queremos salvar el planeta, claro, y algunos deberían recordar que fuera de este planeta no hay economía).

Las construcciones en madera son más sostenibles / M21

¿Qué estrategias ve usted en el uso de la madera que llamen a la innovación y que puedan ser un aporte no solamente en Chile sino también en el resto del mundo? 

─Sin movernos del mundo de las ciudades creo que hay enormes oportunidades. Por ejemplo, sustituir el asfalto por materiales que tengan todas sus funcionalidades pero que sean completamente reintegrables a la naturaleza. Creo que la construcción en madera en un contexto de formas de construir con cero emisiones va a ser una tremenda oportunidad. Pero hay otros, por ejemplo, el reemplazo de las fibras sintéticas por fibras naturales basadas en celulosa para vestir con igual o mayor calidad y toda la prestancia que queramos.

Arquitectónicamente hablando, ¿cómo ve a Chile en comparación con otros países en el uso de la madera a la hora de construir, innovar y proponer nuevos proyectos?

─Chile es un país forestal. A pesar de ello, la madera, sin ser ajena a la construcción actual, tiene muchísimo recorrido. Chile en general necesita sofisticar su oferta económica. Creo que la construcción en madera va a ser una oportunidad más de crear una economía de mayor valor.

La pandemia actual ha dado un valor diferente a la vida al aire libre y a la valoración de nuestra naturaleza y recursos naturales. ¿Cree usted que será un cambio duradero una vez que todo pase o es una oportunidad para reforzar y crear una conciencia real a largo plazo?

─Me gustaría pensar que sí, pero tengo dudas. Las inercias de las que venimos son muy potentes y este virus que ha matado tanta gente y nos ha destrozado la economía, pasará. Y entonces veremos lo que hemos sido capaces de aprender y de desaprender al respecto. No hay que olvidar que COVID-19 es una crisis coyuntural, pero que la gran crisis estructural es el cambio climático, el cual puede ser una gran amenaza si no reaccionamos, pero también una gran oportunidad para la humanidad.

Woven City de Toyota / BIG

Para usted, ¿cuál sería la combinación perfecta para lograr una estrategia a nivel medioambiental que sea atractiva e innovadora para la industria, los gobiernos y la economía de los países? 

─La que salve el planeta. El resto no nos sirve y parece que no queremos verlo. Esto ya no es la bandera de cuatro grupos exaltados con el medio ambiente; esto es la base de todas las agendas consistentes del mundo. Y lo bueno es que debemos reaccionar sustituyendo algunos pilares básicos y esta transformación no solamente destruye valor, sino que crea un valor nuevo y sustentable de grandes dimensiones. El único Green Deal serio es el que salve al planeta.

A través de Lead to Change, usted tiene acceso a empresas de muchas partes del mundo, incluyendo nuestro país. Si Chile fuera una gran empresa, ¿cuáles serían sus consejos estratégicos para lograr una sociedad más justa, consciente, responsable y exitosa?

─Normalmente cuando vengo a Chile aprendo, intento crear soluciones y oportunidades con mis clientes, pero sobre todo aprendo mucho. No soy nadie para emitir un juicio sobre Chile. Es un país en transformación y esto es delicado. Lo más difícil en la vida de las personas, de las empresas y de los países son las transiciones y Chile vive una bien compleja. En general, aquellos países que resuelven unos consensos básicos que les permiten continuar creciendo, equilibrarse socialmente con mayor equidad y mantener gobernanzas consistentes, son los que avanzan. Chile ha avanzado mucho en las últimas décadas, ha sido un ejemplo. El desafío es seguir siéndolo con una sociedad más cohesionada y con una economía de mayor aportación de valor, imprescindible para crear una arquitectura social más acompasada. La gran fuente de crecimiento de Chile es reducir las bolsas de pobreza, no al revés.

¿Qué es lo que más disfruta a la hora de realizar su trabajo? 

─Veo a muchas empresas, conozco a gente admirable, gente consistente a quienes el éxito no vuelve unos arrogantes insoportables ni unos mediocres. Toparme con esta gente, aprender de ellos, escribir a la lumbre de su inspiración para mí es un privilegio. He aprendido mucho de mis clientes y he hecho lo que he podido para aportarles valor.


Escrito por Felipe De la Cerda E.
Fotografía principal cortesía de Blog.euncet.es

NOTICIAS RECIENTES

  • Desarrollan paneles industrializados para el primer condominio construido íntegramente en madera en Concepción

  • DJA presenta un pabellón triangular de mimbre con estructura de madera en Francia

  • Marcela A. Vidal Vega: “La madera, alternativa real como material sustentable en la construcción verde”

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »