;

Youbi, el taller japonés que sorprende con su nueva mueblería desde Honshu

Noticia Repub 1 youb_024

30 de Enero, 2019

La nueva sede general de Youbi está formada por más de 5.500 vigas de cedro sólido. Su estructura de rejillas crea una amplitud en sus espacios, muy necesaria para dar vida a esta fábrica.

Todo partió con un gran schock. En medio de la noche, una llamada telefónica apareció avisándole que la fábrica de muebles en la que estaba trabajando durante seis años, se encontraba en llamas y con un daño y con pérdidas irreparables. Un llamado así, probablemente, dejaría a la mayoría de las personas en extendido estado de tristeza. Pero no a Masayuki Oshima, el carismático presidente de Youbi, un pequeño productor japonés de muebles de ciprés hinoki, en el pintoresco pueblo de Nishiawakura, Okayama.

Después de que se apagaron las últimas brasas y se inspeccionó el edificio carbonizado en busca de algo que se pudiera rescatar (muy poco), Oshima decidió convertir el desastre en una oportunidad.

Le dijo a su personal que esta era su chance de construir un lugar mejor para que Youbi explorara el uso del hinoki en los muebles, y que crear así un espacio de trabajo abierto y divertido para todos. Eso fue en enero de 2016.

Para 2018, ya se podía observar una nueva y llamativa fábrica, convertida en un verdadero regalo estético para todo el pueblo. Llegar a eso, sin embargo, tomó un poco de esfuerzo. “Llevamos a cabo un taller interno en junio de 2016, donde todos contribuyeron con ideas para nuestro nuevo hogar”, explica Naoko, la esposa de Oshima, durante un almuerzo en la cantina totalmente acristalada que domina los exuberantes arrozales que rodean la nueva sede de Youbi. El personal se turna para preparar las comidas y todo se siente mucho más cercano a almorzar en la casa de un amigo que a comer en una fabrica de muebles.

La sala de exposición, con un par de taburetes “hotaru” y una selección de sillas, está hecha de ciprés hinoki. En la pared posterior, hay una serie de coloridos cojines de taburete, todos hechos con tradicionales banderas de pesca japonesas.

“Uno de los miembros del personal tuvo la idea de tener un comedor en el centro de nuestra nueva fábrica”, continúa Naoko, “y esta sala, de hecho, está casi completamente en el centro de nuestro terreno”. Su esposo, más tarde, cuenta que desde que comenzaron a preparar y comer su almuerzo diario juntos, la comunicación y la calidad de vida en la fábrica ha aumentado considerablemente.

Antes de fundar Youbi, Masayuki Oshima estaba aprendiendo a construir muebles en Gifu, una de las regiones productoras de muebles más activas de Japón. Escuchó sobre el ambicioso Plan Forestal de los Cien Años de la aldea de Nishiawakura, ideada para rejuvenecer la industria maderera local y asegurar así un ambiente sostenible lleno de árboles.

“Vine en una breve visita y de inmediato me enamoré del lugar y del proyecto”, explica. Al día siguiente, entregó su renuncia y decidió moverse unos 300 kilómetros al oeste en Nishiawakura.

El pueblo ha atraído a una gran variedad de empresas en los últimos diez años. Además de Youbi, hay un par de otros pequeños productores de madera, como Morinogakko, que fabrica pisos de hinoki y otros productos domésticos. Un antiguo edificio escolar ahora se ha convertido en una cafetería, panadería y cervecería, y el espacio se ha transformado en un centro social.

En este pueblo, alrededor del 95 por ciento del municipio está cubierto por bosques. De ese segmento, más del 80 por ciento corresponde a ciprés hinoki japonés o cedro sugi. El hinoki se ha utilizado tradicionalmente para la construcción de casas y templos, así como de bañeras japonesas. En años anteriores, no mucha gente ha experimentado con el uso de hinoki para muebles, ya que se creía que era demasiado ligero y demasiado suave.

Oshima, sin embargo, rápidamente decidió hacer muebles usando solo hinoki y optó por este material específocamente debido a esas razones.

La silla Windsor de Youbi, por ejemplo, puede levantarse fácilmente con una mano a pesar de su robusta construcción. A partir de la flexibilidad del material, Youbi es capaz de doblar la madera en formas que serían más difíciles con otras fuentes de madera. “También es importante para nosotros que estar apoyando a la industria maderera local”, dice Oshima.

Cuando se vio obligado a reconstruir la fábrica después del incendio, era natural considerar el usde esa madera local para la mayor parte de la construcción de su nueva sede. Un amigo le mostró a Oshima una forma de utilizar vigas de cedro lisas, aplicándolas en estructura de rejilla que permitiera crear una amplitud de luz y espacios dentro de la fábrica.

Oshima se convenció rápidamente de que este método sería una declaración sorprendente para la compañía.

El trabajo de obra comenzó en junio de 2017 y, debido a que los fondos eran limitados, Oshima invitó a amigos a venir y ayudar con la construcción. “Se corrió la voz rápidamente, e incluso aparecieron personas que solo habían oído hablar de un proyecto divertido aquí en Nishiawakura, pero por lo demás no tenían idea de lo que era el proyecto ni de quiénes éramos”, se ríe Oshima.

En total, más de 400 voluntarios ayudaron, antes de que la fábrica reabriera durante 2018. Los visitantes son bienvenidos, y, si algún curioso llega alrededor del mediodía, puede tener la suerte de ser invitado al almuerzo del personal.


Publicado originalmente por Jens H. Jensen, para la plataforma Wallpaper.
Fotografías por Daici Ano.

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Yakisugi: la técnica japonesa de preservación que carboniza la madera y que se populariza en occidente

  • “Apple Central World” en Bangkok se encuentra bajo un techo alero de madera

  • Andrew Waugh: “Una historia de amor con la madera”

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »