22 de Noviembre, 2017

Plástico y madera se combinan en la nueva silla sustentable de IKEA

Lo que originalmente pretendía ser una idea para desarrollar palets ecológicos, terminó convirtiéndose en nuevo mobiliario que solo se compone de cuatro piezas y no necesita tornillos.

Odger es el nombre de la silla que recientemente fue desarrollada para IKEA, por el estudio sueco Form Us With Love, gracias a la combinación de virutas de madera y plástico reciclado.

El trabajo de tres años de investigación para saber cómo crear una silla a un precio asequible construida con un material compuesto, dio como resultado este mobiliario que utiliza una mezcla de 70% de polipropileno y 30% de astillas, ambos provenientes del reciclaje.

“Hace unos años, IKEA quería trabajar con la logística de una manera más sostenible y establecer una línea de producción para palets con plástico de madera”, explica Åsa Hedeberg, desarrolladora de productos de la multinacional sueca, quien además agrega: “La elección del material resultó ser menos exitosa para los palets, pero se convirtió en el punto de partida para la silla Odger. Un error se convirtió en algo muy bueno”.

Reportaje_Ikea_2

El estudio Form Us With Love, con sede en Estocolmo, creó Odger para la colección PS 2017 de IKEA, que se presentó por primera vez en junio de 2016. Actualmente la silla está disponible en tiendas de todo el mundo, en azul, blanco y café y cuenta con un respaldo y asiento curvos, los que se apoyan en una base con cuatro patas.

Una de las novedades es que solo se forma a partir del ensamblaje de cuatro piezas, por lo que no se necesitan tornillos. Así, para unir el asiento con la parte inferior solo es necesario usar dos piezas que se encajan. Al girarlas hacen clic y permiten mantener todo ensamblado.

“Cuando abres la caja de la silla Odger, solo hay cuatro piezas en ella: el asiento de la silla, el marco y las dos manijas”, señala Hedeberg y explica: “Hay un manual de cómo hacerlo, pero la forma de armar la silla es tan intuitiva que realmente no la necesita”.

El estudio Form Us With Love consideraba la sostenibilidad como una de las cinco cualidades que la silla debería tener, junto con la simplicidad, la comodidad, la asequibilidad y la belleza. Como resultado, trabajaron con IKEA para producir cientos de prototipos antes de finalizar el diseño.

“El brief para la silla estaba muy concentrado en la madera de plástico reciclada y sus propiedades, pero la economía del transporte, tener que abordar la separación y el ensamblaje de la carcasa y las patas, se convirtió en una salida igualmente importante para nosotros”, señala John Löfgren, director creativo de Form Us With Love.

“Sabíamos que esta silla iba a ser utilizada por diferentes personas en todo el mundo, por lo que queríamos que Odger te sostenga, seas quien seas, durante largos períodos de tiempo, lo que para nosotros significaba crear cientos de prototipos, probando los milímetros de cada curva”, afirman desde Form Us With Love.

Este estudio de diseño ya había trabajado con IKEA en la silla Janinge, de plástico moldeado, antes de desarrollar una cocina que combina botellas de plástico y madera industrial reciclados. Así, Odger se constituye como una evolución de los objetivos de ambos proyectos.

“No se puede simplemente trabajar con la forma de manera aislada, se necesita usar la forma para crear un producto completo. Creo que esto es lo que Odger me ha enseñado”, concluye Åsa Hedeberg.


Publicado originalmente por Amy Frearson para el medio Dezeen.com

NOTICIAS RECIENTES

  • Seminarios y exposiciones sobre iniciativas sustentables en madera se desarrollarán en la Semana de la Madera 2021

  • Marcelo Soto: “La Industria de la construcción en madera hacia la Industria 4.0”

  • Proyecto finalista en premios de sostenibilidad propone taza de madera para reconocida cadena de comida rápida

OBRAS

Ver más sobre: 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »