1 de Enero, 2018

Bicicletas de madera: la vuelta al origen de este popular medio de transporte

La draisiana fue la primera bicicleta de la historia y se utilizó madera para crearla. Hoy diversos fabricantes en el mundo han retrocedido en el tiempo y, usando este mismo material, están creando novedosos modelos.

La bicicleta fue inventada en 1817, no tenía cadena y la impulsaba el mismo ciclista, moviendo sus pies por el suelo caminando o corriendo. Incluso, a veces era posible encontrar alguna que tuviera un marco hecho de madera

Con paso del tiempo, ya en 2007, una gran cantidad de fabricantes de bicicletas está haciendo retroceder el reloj, considerando que muchos están usando la madera como material de elaboración. Así destaca el fresno, roble y nogal.

Este tipo de bicicletas están siendo creadas justamente por el amor al oficio y al diseño, el deseo de usar materiales naturales y la pasión por el ciclismo. De esta forma, han atraído a una cada vez más creciente base de entusiastas clientes, dispuestos a pagar altos precios por ellas.

Amor por el oficio

“A la gente le gusta tener algo único, algo diferente”, dice Chris Connor, fundador de Connor Wood Bicycles y agrega: “también aprecian la artesanía. No hay muchas cosas hechas a mano actualmente”.

Connor Wood Bicycles nació en 2012, después de que el estadounidense de 48 años decidiera combinar su pasión por la madera y ciclismo. Todas sus bicicletas tienen marcos de madera; las otras partes, como los engranajes y las ruedas, están hechas de acero, carbono o caucho. Sus precios van desde los $2.145.000 a los $6.743.000 de pesos.

Reportaje-bicicleta-de-madera-3

Las ventas han ido aumentando gradualmente, pero no ha sido fácil, dice Connor, y eso se debe a la percepción, entre algunos ciclistas, de que las bicicletas de madera pueden romperse o ser inseguras.

Ante eso, este fabricante explica que la madera es muy resistente. De hecho se utiliza para fabricar mangos de herramientas, esquís, barcos e incluso aviones ligeros. También absorbe bien las vibraciones, haciendo que el ciclismo en caminos con piedras sea más suave, menos cansador y más silencioso.

“Y, por supuesto, estas bicicletas se ven geniales”, afirma Connor, quien hace sus ,marcos de “fuerte pero flexible” ceniza blanca o “ojo dulce” de nogal negro.

Un libro recientemente publicado llamado “La bicicleta de madera: la vuelta al mundo” cuenta con 111 empresas que fabrican bicicletas de madera o bambú. Solo uno, Splinterbike en Reino Unido, vende modelos 100% de madera, con engranajes de madera, cadenas y ruedas.

Sin embargo, la mayoría limita el uso de la madera al marco y a veces a partes como el manubrio y las horquillas. Otros elementos están hechos de materiales más típicos, como el aluminio.

Un árbol por una bicicleta

Reportaje-bicicleta-de-madera-4

Es el diseño único de las bicicletas de madera, y su artesanía hecha a medida, lo que refuerza su atractivo, dice Gregor Cuzak, un esloveno que cofundó Woodster Bikes después de conocer a Iztok Mohoric, quien había diseñado una bicicleta con un marco de este material.

“Al principio no me interesaba, pero después de verlo y dar un paseo, de inmediato me convencí”, comenta Cuzak y recuerda: “La gente me miraba como si estuviera conduciendo un auto deportivo salvaje”.

Al igual que otras empresas en el mercado, Woodster se dirige a clientes que tienen la posibilidad y la disposición a pagar un precio más alto. Sus marcos de bicicleta están hechos de madera de haya y roble de pantano, y los precios van desde $1.800.000 hasta $12.580.000 pesos.

Además, cada cliente recibe un libro con una historia sobre cómo se fabricó su bicicleta. “Incluso plantamos un nuevo árbol en el mismo lugar donde cortamos uno para su bicicleta”, explica Cuzak.

Un sistema compartido de bicicletas de madera

Reportaje-bicicleta-de-madera-2

Piet Brandjes, de 63 años, cofundador de la firma holandesa Bough Bikes, también está de acuerdo en que las bicicletas de madera atraen la atención. Por esa razón, empresas de los Países Bajos como Novotel y Rabobank han comprado Bough Bikes para que las usen sus huéspedes y empleados.

Estas bicicletas también se utilizan en un sistema compartido en el parque empresarial del aeropuerto de Schiphol, en Amsterdam, para que los trabajadores puedan darles una vuelta.

Brandjes dice que todos sus modelos tienen marcos de roble francés, manubrios y horquillas delanteras. Sin embargo, los clientes no necesitan preocuparse de que se mojen bajo la lluvia.

“Las bicicletas en el esquema compartido han estado funcionando durante tres años y todavía se ven bien. Mientras la madera húmeda se seque nuevamente, está bien. Solo necesitas pulirla una vez por temporada”, explica Brandjes.

Chris Connor además afirma que al usar las maderas correctas y las técnicas de construcción, sus bicicletas son perfectamente duraderas. “Una madera fuerte y vetada, laminada en tiras con las direcciones invertidas del grano, unidas con adhesivos aeroespaciales es increíblemente resistente”, dice.

“Agregue capas intercaladas de fibra de carbono y Kevlar, como en mis bicicletas, y la resistencia supera con creces los requisitos para hacer un marco de rendimiento razonablemente ligero”, señala.

En cuanto a cómo funcionan, Piet Brandjes dice que todas sus bicicletas han sido probadas por TUV Rheinland, una reconocida organización alemana que certifica los productos. Sin embargo, otras cosas pueden obstaculizar a estas empresas en el mercado.

Bicicletas de madera: algunos obstáculos

Reportaje-bicicleta-de-madera-1

 

Por un lado, estas bicicletas tienden a ser más pesadas que muchas de carretera. Los diferentes modelos de las tres compañías mencionadas pesan entre 9.9kg y 25kg. “No se puede hacer que sean tan livianas como las bicicletas de carbono, pero no creo que una libra o dos más o menos importen”, asegura Connor.

Otro problema es que las bicicletas de madera tienden a costar mucho, lo que puede estar impidiendo mayores volúmenes de ventas.

De hecho, la firma estadounidense Renovo, cuyas bicicletas comienzan en casi 2 millones y medio de pesos, es probablemente el primer productor de bicicletas de madera en todo el mundo. Sin embargo, dijo a la BBC que solo había vendido 1.000 modelos desde su fundación en 2007.

“Si alguien logra crear una bicicleta de madera por menos de 1.000 euros ($740.000 pesos), las ventas podrían subir”, dice Cuzak quien solo ha vendido 10 bicicletas desde que comenzó en 2015, lo que significa que él y su socio todavía tienen que trabajar en la compañía en su tiempo libre.

Connor dirige su negocio a tiempo completo y ha vendido alrededor de 65 piezas hasta la fecha. Y Bough Bikes ha cambiado alrededor de 600 bicicletas desde su fundación en 2012.

Resumiendo lo que muchos en la industria de la bicicleta de madera creen, dice Cuzak, es que “esto no es un negocio regular, sino un negocio lento”. Sin embargo, agrega: “hemos plantado la semilla y ahora estamos esperando que el árbol crezca. Creo que lo hará, posiblemente”.


Texto publicado originalmente por Thessa Lageman para BBC.com

NOTICIAS RECIENTES

  • Protector de suelo elaborado con madera de pallets y tintes vegetales fue el ganador del Concurso de Innovación y Start-Ups en la Semana de la Madera 2021

  • Ganadores de los Wood Design Awards 2020 distinguen por su aplicación y creatividad de la madera

  • Se completa la primera estructura de madera maciza de varios pisos de San Francisco, en Estados Unidos

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »