¿Qué tipo de madera sirve para qué cosa?

¿Estás pensando en construir un mueble, revestir el interior de construcción o cambiar el piso de una casa? Aquí presentamos los tipos de madera que podrás utilizar de manera óptima de acuerdo a sus propiedades y beneficios.

De forma general es posible clasificar las maderas en dos grandes grupos: las blandas y las duras.

Maderas blandas

Son aquellas que provienen de árboles de corto crecimiento, lo que las hace ser más ligeras y además tener precios más bajos. Además, trabajar con ellas es más sencillo. Algunas de ellas son:

Pino: cuenta con una textura uniforme, su costo es más bajo en comparación a otras maderas y trabajar con él es bastante sencillo. Por esa razón, es una de las maderas más utilizadas en la carpintería, en la construcción de paneles, muebles y molduras.

Cedro: es una madera duradera, ligera y bastante resistente a la putrefacción, hongos e insectos. Esto sumado a su característico color rojizo la hacen un perfecto material para la construcción de casas, tejas y cubiertas, junto con el revestimiento de muebles.

Abeto: es una madera ligera similar al pino. Cuenta con gran elasticidad, propiedad que la hace fácil de trabajar y así darle variados usos, por ejemplo, en la carpintería, en la fabricación de instrumentos musicales o en envases y embalajes. Por ser mucho más resistente que otras maderas, también sirve para revestir paredes y techos en el interior de las construcciones.

Dato-util-tipos-de-madera-2

Maderas Duras

A diferencia de las anteriores, éstas vienen de árboles de crecimiento lento y normalmente son más resistentes, pero su costo es un poco más elevado. Además, presentan más irregularidades que las maderas blandas y por esa razón es un poco más complicado trabajar con ellas. Sin embargo, es posible darles forma fácilmente con las máquinas adecuadas. Algunas de ellas son:

Caoba: su característico color rojizo y su alta resistencia la convierten en un material óptimo para la construcción de muebles más elaborados, revestimientos y chapas. Al tener alta densidad y durabilidad se recomienda su uso en zonas con alta humedad.

Roble: tiene grandes cualidades de flexión y durabilidad. Por esa razón con ella es posible construir pisos, muebles y revestimientos interiores.

Nogal: es una de las maderas más duras y junto con su característico color café oscuro y una mediana densidad lo hacen perfecto para muebles, gabinetes, puertas, adornos y elementos torneados.

Olivo: es una madera gruesa y compacta que además cuenta con bastante resistencia y con vetas irregulares, que la hacen estéticamente atractiva para trabajos artísticos y decorativos.

Cerezo: es una madera delicada pero buenas propiedades de flexión, que resiste bastante bien a la descomposición. Originalmente es de color café medio rosado y luego con el tiempo se va oscureciendo. Se utiliza en fabricación de muebles, sillas y revestimientos por su gran aporte decorativo.

Olmo: su resistencia a la putrefacción hace de esta madera un material óptimo para la construcción de muebles y enchapados, pero además para la fabricación de barcos, grabados y esculturas.


Imagen: Plataformaarquitectura.cl

NOTICIAS RECIENTES

  • Senador Girardi participó en la Semana de la Madera 2021 con un especial llamado a incorporar el material en la construcción nacional

  • Investigación utiliza propiedades porosas de la madera para brindar más fortaleza y liviandad al acero

  • El público de la Semana de la Madera escogió sus proyectos favoritos de los concursos por medio de votación online

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »