El innovador proyecto PymeLAB potencia la construcción en madera

pyme

10 de Junio, 2019

A comienzos del 2019 se presentó oficialmente el proyecto PymeLab Madera de la Universidad del Bío-Bío, una plataforma de apoyo y colaboración para empresas regionales del rubro de la madera que fomenta el crecimiento de la industria a través de la innovación, el prototipado y la experimentación. Proyecto que ya realizó su primer taller en el que pudieron detectar los problemas y oportunidades para la construcción en madera en mediana altura.

El proyecto PymeLab Madera de la Universidad del Bío-Bío nace para atender un problema que afecta actualmente al normal desarrollo competitivo de la pequeña y mediana industria maderera regional: su baja tasa de innovación tecnológica, un problema que les impide crecer y progresar.

El bajo nivel de asociación y colaboración entre pymes, la falta de espacios para prototipar, la baja vinculación de la pyme con centros de investigación y universidades, el bajo nivel de preparación de la pequeña empresa para innovar o la falta de recursos económicos, entre otras causas, influyen directamente, según el director del proyecto, Víctor Rosales, en el bajo crecimiento y progreso de la pequeña y mediana empresa.

Este diagnóstico lo comparte el grupo que impulsó esta iniciativa, formado por empresas del sector además de investigadores dependientes de la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad del Bío-Bío, quienes en su momento decidieron postular asociadamente una línea de proyecto que se hiciera cargo en parte de ese problema. Fue así como en el Concurso PymeLAB de Innova Chile – CORFO, el proyecto “PymeLab Madera: Plataforma de innovación, prototipado y experimentación para Pymes del negocio de la construcción en madera” fue finalmente adjudicado con el plazo de ejecución 2019-2020.

En el proyecto participan empresas denominadas “asociadas” como CMPC Maderas, Simpson Strong Tie Chile, y empresas conocidas como “beneficiarias”. Dentro de este grupo está Premad, Forestal Tricahue, JMS Ingenieros, Constructora IMB, Aserradero Alto Horizonte, Cortelima y Promaest. En este último se pueden integrar otras empresas que estén interesadas en aprender, aportar conocimientos, experiencias y trabajar asociadamente y en acuerdo a los lineamientos de ingreso que han definido los socios fundadores.

Red colaborativa

“El proyecto se inscribe dentro de nuestra función institucional de vinculación direccional con el medio, esto es actividades a las cuales nos obligamos para apoyar al desarrollo del país, pero también para retroalimentar nuestro quehacer en docencia, investigación y transferencia tecnológica”, agrega Víctor Rosales.

El proyecto es parte integrante además de otras dos grandes iniciativas: el proyecto Macro Facultad de Ingeniería 2030 – CORFO y el Proyecto Centro Interdisciplinario para la Productividad y Construcción Sustentable (CIPYCS), con los cuales se articula para sumar capacidades y cumplir todos sus objetivos.

El proyecto propone aumentar la tasa de innovación de la pyme maderera regional mediante la creación de una red de apoyo y colaboración entre empresas regionales. Lo denominaron “PymeLab Madera”.

Esta red se utilizará como medio para articular flujos de información, el aprendizaje y la colaboración con énfasis estratégicos en la vinculación coordinada con otras iniciativas y redes relevantes del ecosistema de innovación tales como CIPYCS y Chile Timber Council, entre otras.

La interacción con mejores prácticas y tendencias internacionales por la innovación y de las metodologías de trabajo cooperativo, el aprendizaje en técnicas de diseño y formulación de proyectos de innovación, es un modo de poder transformar las necesidades de las empresas en ideas, y éstas en proyectos postulables. Entre estos objetivos que tiene PymeLab Madera, también se encuentran el uso de laboratorios de innovación, cooperación y prototipado para experimentación, validación, escalamiento y comercialización de los proyectos ideados.

Aprender construyendo

El proyecto contempla además, como medio de enseñanza, el aprendizaje de la construcción de una obra icónica de construcción experimental en CLT de cinco pisos, utilizada para aprender haciendo y para innovar.

Adremás, PymeLab utiliza técnicas y conceptos de aprendizaje basados en problemas. El problema que se les plantea a las empresas es el de construir colaborativamente el edificio, para lo cual se establece previamente qué técnicas, conocimientos y medios demanda esa obra. Luego, deben definir lo que necesita el grupo de empresas para materializarlas y, a partir de lo anterior, se diseña, implementa y desarrolla todo un programa de formación, entrenamiento y de búsqueda de recursos.

“El desafío es que a mediados del próximo año la torre esté construida y el grupo de empresas esté debidamente capacitadas para replicar obras de ese tipo”, señala Rosales.

Se deberá entregar soporte a diversos emprendimientos experimentales, ya sean propios de la universidad o en conjunto con las empresas. Por ejemplo, evaluar el desempeño estructural de la madera contralaminada y las conexiones estandarizadas, proponer complejos de pieles con diversos desempeños higrotérmicos y la protección pasiva del fuego. Temas que han sido mostrados en las últimas ferias que motivan la construcción con madera en Chile.

Laboratorio vivo de PymeLab

La Universidad del Bío-Bío se caracteriza por tener una infraestructura que permite prototipar a baja escala: materiales, elementos, partes y piezas. El apoyo de la instalación del Laboratorio PEP[Lab] de CIPYCS permitirá entregar un servicio necesario a los desarrollos y a la industria,  debido a que se pueden realizar pruebas a escala reducida, pilotos para el desarrollo de nuevos elementos, productos y soluciones constructivas en madera, materiales híbridos, elementos reciclados y conglomerados.

“Lo que el Laboratorio vivo de PymeLab logra es coordinar a los actores, de acuerdo a sus capacidades actuales para poder prototipar una solución constructiva experimental de cinco pisos, fabricada en madera Contralaminada (CLT) de Pino radiata, con el apoyo de las empresas participantes y de los laboratorios actuales que posee la Universidad del Bío-Bío para tales fines”, añade el director del proyecto.

El objetivo del Laboratorio Vivo es, según sus diseñadores, ser una instancia de trabajo colaborativo donde se aprenda a construir en mediana altura con CLT y se demuestren las capacidades actuales que poseen las empresas beneficiarias del proyecto. Como también proponer y ejecutar en forma conjunta iniciativas relevantes para el crecimiento de las pymes del negocio de construcción con madera.

La red PymeLab pretende consolidarse generando una serie de acciones que, de forma coordinada con otras iniciativas, permita que la madera sea reconocida como un material de construcción de calidad y confiable, generando oportunidades de emprendimiento y nuevos negocios de oferta exportable.

El futuro de este ambicioso proyecto “tiene que ver con su consolidación como una red PymeLab con actores activos abordando los desafíos, las dinámicas de innovación, los problemas y las oportunidades, de acuerdo a los planes estratégicos que se están desarrollando para el conjunto de beneficiarios que lo conforman”, finaliza Victor Rosales.


Escrito por Paloma Ávila
Fotografías cortesía de Universidad del Bío-Bío

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »