La reconstrucción del cuartel de bomberos de Santa Olga contará con madera laminada para resistir al fuego y a los sismos

FOTO PORTADA (1)

20 de Junio, 2019

En junio de 2018 comenzó la reconstrucción del nuevo recinto del cuartel de la Quinta Compañía de Bomberos de la localidad de Santa Olga, en Constitución, Región del Maule, que quedó destruido tras los incendios del verano de 2017.

El cuartel de la 5° Compañía del Cuerpo de Bomberos de Constitución, ubicado en la localidad de Santa Olga, quedó destruido por el incendio que sucedió en el año 2017 y que afectó a esta comuna y a la Región del Maule en general. Tras la pena, tanto de sus habitantes como del propio municipio y de voluntarios bomberos, el día martes 29 de mayo de 2018 fue un día esperanzador: se entregó oficialmente el terreno para el nuevo cuartel.

El 12 de junio se desarrolló la ceremonia de colocación de la primera piedra, por ende, el inicio de la obra. El acto contó con la presencia de integrantes del Directorio General y el presidente nacional de Bomberos de Chile, además de un profundo simbolismo: en el sitio se enterró una cápsula que contenía insignias de la Compañía, un diario del día, monedas y el acta que se firmó para dar el paso a esta edificación.

Jaime Gatica Martínez es el arquitecto que diseñó el nuevo plantel. Por su vasta trayectoria, tiene experiencia en construcciones de madera (como la escuela Cantino en La Araucanía). Es voluntario de la 3° Compañía del Cuerpo de Bomberos de Temuco y bombero honorario de la 1° Compañía del Cuerpo de Bomberos de Lautaro. Como muchos de los voluntarios que tienen profesiones, Gatica aporta a esta labor también desde su disciplina. Por eso, el Departamento de Infraestructura de la Junta Nacional de Bomberos le planteó la posibilidad de trabajar en este proyecto. “No dudé en ponerme en servicio y colaborar en el proceso de reconstrucción. Llegar a ese lugar y ver tanta devastación era algo conmovedor. Tengo esa imagen de un poblado completamente calcinado, y ahora verlo cada vez más reconstruido, es algo que impresiona”, dice.

Gatica afirma que si bien el cuartel fue completamente arrasado por el incendio, este de todos modos se encontraba en una situación “bastante precaria y provisoria”, por lo que era necesario construir “una edificación con el estándar adecuado para poder cumplir con las labores”.

Madera laminada: resistente al fuego y a los sismos

La gran mayoría de las infraestructuras de los cuarteles de Bomberos de Chile se construye en estructuras metálicas, hormigón armado y/o albañilería. El nuevo cuartel para Santa Olga es el primer proyecto que se desarrolla casi en su totalidad en madera laminada, el cual es acompañado por dos muros de hormigón armado.

Esta madera laminada fue provista por Arauco Chile, y mecanizada por la empresa Timber de construcción e ingeniería, bajo las especificaciones de la NCh2165 (norma chilena sobre estructuras en madera).

El nuevo recinto consiste en una edificación de 300 mt2 en dos niveles que contempla dos oficinas, salón de honor, sala de máquinas para dos carros y un vehículo menor, bodega, sala de reuniones, cocina y lavandería. En el segundo piso hay una sala de estar y dormitorios de guardia nocturna para hombres y mujeres.

La elección de este material se basa en que la madera laminada es de alta calidad y tiene resistencia al fuego, garantiza una estructura antisísmica y se alinea con conceptos de sustentabilidad, pensando en que la materia prima utilizada viene de bosques renovables de la misma zona donde se emplazara la obra.

La propuesta de Gatica se basó en generar el diseño, un prototipo que pudiese ser ejecutado en el menor tiempo posible sin perder la calidad constructiva de lo solicitado. Para eso, se asociaron con la empresa Timber, quienes tienen alta experiencia en este tipo de estructuras.

Utilizó el software Cadwork, que permite diseñar en 3D (tres dimensiones) y prefabricar digitalmente las estructuras. “Este sistema de prefabricación robotizada nos permitió una coordinación previa a la ejecución y futura puesta en obra. Pudimos analizar con anterioridad las interferencias y precisar el montaje de cada parte”, explica Gatica.

Una vez diseñado cada componente del proyecto (tabiquerías, vigas laminadas, herrajes y medios de unión) el proyecto pasa a la etapa de fabricación con una máquina CNC o robot de prefabricación, que corta cada parte del proyecto con alta precisión y facilita a los trabajadores de la obra que solo se encarguen del montaje en terreno.

Gatica valora este tipo de maquinarias, sobre todo cuando se trata de emergencias y reconstrucción: “Es importante que exista tecnología que nos pueda ayudar a arquitectos y constructores en temas de catástrofes. Se pueden levantar viviendas de emergencia mucho más rápido. Por lo vivido en Santa Olga, resulta de vital importancia disponer de infraestructuras para el funcionamiento de una ciudad”.

Fabián Carrillo, constructor residente de la obra, ha presenciado desde el inicio los avances de la obra. Al igual que Gatica, destaca la rapidez en el montaje que permite el uso de madera laminada. También ha visto la emoción y expectativas que tienen vecinos como los mismos voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Constitución. “Los más contentos con su nueva casa son precisamente los voluntarios de Santa Olga. Para los bomberos el cuartel es la extensión de su casa, su segundo hogar. El lugar donde comparten sus sueños, sus proyectos, donde se generan grandes lazos de amistades y camaradería”, concluye.


Escrito por Diego Zúñiga

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Emprendimiento, innovación y colaboración destacarán en la Plaza Central de ExpoCorma

  • Destacado estudio español construye una estación de metro con madera maciza en Nápoles

  • Petro Lahtinen: “De lo que más podemos beneficiarnos es usar la madera sustentable en cualquier producto requerido por la humanidad, y que eso sea beneficioso para el planeta”

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »