Docenas de módulos entrelazados de madera componen pabellón de destacado diseñador estadounidense

120200804-DSC_7418-Edit_LOW_RES-1200x801

12 de Noviembre, 2021

Aaron Schiller, de “Schiller Projects”, comenta el proceso realizado en Londres pero que él dirigió desde New York por medio de un smartphone, dictando las instrucciones para esta obra compuesta por láminas y módulos de madera entrelazada.

Una mañana de julio de 2020, el diseñador arquitectónico Aaron Schiller estaba en sus oficinas de Nueva York, dirigiendo la instalación de un proyecto en Londres. “Fue mi primera instalación de FaceTime”, dijo, haciendo una mueca ante la mención de la aplicación para iPhone. “Fue en la mitad de la pandemia, pero realmente me gustaría evitar algo así en el futuro”.

No tuvo que preocuparse por mucho tiempo. Todo el proceso, mediante el cual una grúa levantó la curiosidad prefabricada de Schiller desde una calle residencial y la subió a una casa adosada de tres pisos, colocándola suavemente en una terraza en la azotea, se completó en 20 minutos. El tiempo suficiente para que se reunieran varios espectadores, donde Schiller podía verlos en las esquinas de la pantalla de su teléfono. “Escuché a un tipo gritar la palabra ‘piña’ y otro gritar, ‘Erizo’”, recuerda Schiller. Los epítetos espontáneos, evidencia de lo que él llama “una tradición inglesa de poner apodos a los edificios”, eran juegos bondadosos con la concha bulbosa y puntiaguda de la estructura.

La curvatura de cada pieza hace eco del contorno en forma de pétalo / French+Tye

Este caparazón, en realidad un dosel esférico poroso, comprende docenas de módulos entrelazados hechos de láminas de madera estándar. Las finas carillas se laminaron con epoxy para mayor resistencia, antes de fresarlas en formas individuales e idénticas pero con cortes únicos, llamados “muescas”. La curvatura de cada pieza hace eco del contorno en forma de pétalo del dosel mayor en sí, reforzando “la lógica autoportante de la estructura que hace posible que el pabellón se pueda replicar fácilmente a diferentes escalas”, dijo Schiller.

Schiller Projects comenzó mapeando los módulos a una esfera teniendo en cuenta la altura de la cabeza de los usuarios. El equipo envió su modelo 3D al fabricante con sede en Londres, Weber Industries, que lo presentó a la escala de su fresadora CNC. A continuación, los “pétalos” laminados con muescas se prensaron con vapor sobre un molde curvo. Luego, los fabricantes unieron los pétalos en filas meridionales, donde sujetadores de acero aportan un refuerzo adicional en caso de levantamiento. Una vez ensamblada, la cuasi cúpula, acompañada de segmentos modulares de una jardinera y un banco curvilíneo también diseñado por Schiller Projects, fue transportada a la casa y colocada con grúa en su lugar.

El proceso de montaje tomó 20 minutos / French+Tye

La madera, debido a su peso ligero, se prestó bien tanto en lo breve como en la instalación, pero también porque emanaba una calidez que era particularmente acogedora en una ciudad de intensas lluvias. El dosel, que gracias a su forma repele fácilmente la lluvia, se posa sobre el banco en algunos puntos. Las luces altas incrustadas en el banco proyectan un juego de sombras cambiante que corresponde a un “jardín de escape en el denso Londres”, dijo Schiller.

El equipo modeló la obra desde un modelo 3D / Schiller Projects

Si bien rechaza algunas de las etiquetas que el proyecto ha inspirado (“No somos una oficina de diseño paramétrico”, dijo), Schiller ha llegado a aceptar otras. (“Nunca me senté realmente y le di un nombre. Pero ‘erizo’ es bastante bueno, ¿no crees?”). 


Escrito originalmente por The Architect’s Newspaper
Fotografía principal cortesía French+Tye

 

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Softwares y plataformas de diseño y construcción emergen como nuevas formas de trabajar la madera

  • Reconocida firma sueca completa el primer edificio de oficinas de madera de Gotemburgo

  • Ema Dunner: Exploraciones sobre modelos formales y productivos en madera

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »